Glosario / Conceptos

¿Que es un Santuario?

0

“EL SANTUARIO”
Memoria, presencia y profecía del Dios vivo

PONTIFICIO CONSEJO PARA LA PASTORAL DE LOS EMIGRANTES E ITINERANTES

Introducción
1. Sentido y finalidad del documento
«Todos los cristianos están invitados a tomar parte en esta gran peregrinación que Cristo, la Iglesia y la humanidad han recorrido y deben seguir recorriendo en la historia. El santuario hacia el cual se dirigen debe convertirse en “la tienda del encuentro”, como la Biblia denomina el tabernáculo de la alianza» (1). Estas palabras relacionan directamente la reflexión sobre la peregrinación (2) con la que se realiza sobre el santuario, que es normalmente la meta visible del itinerario de los peregrinos: «Con el nombre de santuario se designa una iglesia u otro lugar sagrado al que, por un motivo peculiar de piedad, acuden en peregrinación numerosos fieles, con la aprobación del Ordinario del lugar» (3). En el santuario, el encuentro con el Dios vivo se propone a través de la experiencia vivificante del Misterio proclamado, celebrado y vivido: «En los santuarios se debe proporcionar abundantemente a los fieles los medios de salvación, predicando con diligencia la palabra de Dios y fomentando con esmero la vida litúrgica principalmente mediante la celebración de la Eucaristía y de la penitencia, y practicando también otras formas aprobadas de piedad popular» (4). Así, «los santuarios son como hitos que orientan el caminar de los hijos de Dios sobre la tierra» (5), promoviendo la experiencia de convocación, encuentro y construcción de la comunidad eclesial.

Estas características valen especialmente para los santuarios surgidos en Tierra Santa en los lugares santificados por la presencia del Verbo Encarnado y pueden reconocerse, en particular, en aquellos consagrados por el martirio de los Apóstoles y de cuantos testimoniaron la fe con su sangre. Además, toda la historia de la Iglesia peregrinante se puede ver reflejada en numerosos santuarios, «antenas permanentes de la Buena Nueva» (6), vinculados a acontecimientos decisivos de la evangelización o de la vida de fe de pueblos y comunidades. Cada santuario puede considerarse portador de un mensaje preciso, puesto que en él se vuelve a presentar, en el momento presente, el acontecimiento originario del pasado que sigue hablando al corazón de los peregrinos. En particular, los santuarios marianos ofrecen una auténtica escuela de fe con el ejemplo y la intercesión maternal de María. Testigos de la múltiple riqueza de la acción salvífica de Dios, los santuarios son también en la actualidad un don inestimable de gracia a su Iglesia.

Por ello, reflexionar sobre la naturaleza y la función del santuario puede contribuir de manera eficaz a acoger y vivir el gran don de reconciliación y de vida nueva que la Iglesia ofrece continuamente a todos los discípulos del Redentor y, a través de ellos, a la familia humana. De aquí se deduce el sentido y la finalidad del presente documento, que quisiera hacerse eco de la vida espiritual que brota en los santuarios, del compromiso pastoral de quienes en ellos desempeñan su ministerio y de la irradiación que ellos tienen en las Iglesias locales.

La reflexión que sigue es sólo una modesta ayuda para apreciar cada vez más el servicio que los santuarios prestan a la vida de la Iglesia.

I – El Santuario, memoria del origen


4. Memoria de la obra de Dios
El santuario es ante todo lugar de la memoria de la acción poderosa de Dios en la historia, que ha dado origen al pueblo de la alianza y a la fe de cada uno de los creyentes.

mas informacion completa

http://www.corazones.org/doc/santuario.htm

¿Que es una Catedral?

1

Catedral de Siena (Italia)

Catedral
Etim.: Latín: cathedra, silla, trono; griego: Kathedra.

La iglesia cede oficial del obispo, donde está permanentemente su trono episcopal. Es, por lo tanto, la iglesia madre de una diócesis. La catedral se consagra cuando se erige como tal. La fecha de consagración y de su fiesta titular deben observarse en ella litúrgicamente.

Una catedral es un templo cristiano, donde tiene sede o cátedra el obispo, siendo así la iglesia principal de cada diócesis o Iglesia Particular. La sede o cátedra episcopal es el lugar desde donde cada obispo preside y guía a su grey, enseñando, desde el servicio a la comunidad, la vida de fe y la doctrina de la Iglesia.

Etimología

El vocablo catedral deriva del griego καθέδρα (cathedra) que se traduce como asiento y se refiere a la presencia de la silla o trono del obispo o arzobispo, es decir, la cátedra.

Por tanto, pese a usarse como sustantivo, la palabra catedral era adjetivo en la expresión iglesia catedral, del Latín ecclesia cathedralis. La cátedra, simboliza la importancia de esa iglesia dentro de la diócesis.

Tamaño

Las catedrales son de gran tamaño, cuentan con grandes agujas y vitrales, típicos de las catedrales góticas (conjunto de vidrios de colores que hacen que la luz que entra sea de colores) aunque la catedral es una de las mayores iglesias de la diócesis o arquidiócesis, especialmente en el Medievo y el Renacimiento, no es norma a seguir (mucho menos en la época actual, donde prima la funcionalidad sobre la grandeza); una iglesia catedral puede ser modesta en cuanto a tamaño se refiere.
Origen

Las catedrales surgieron como una nueva construcción, o como evolución de una primigenia iglesia monacal elevada al estatus de catedral. Las actividades misioneras, el poder eclesiástico y las cuestiones demográficas son las que han ido determinando qué iglesias merecían y merecen el calificativo de catedral.
Usos

En un principio, en el interior de las catedrales se impartían cátedras a todo tipo de estudiantes pero especialmente a seminaristas, concernientes en Teología, Gramática y Latín. Poco a poco las actividades de la catedral se fueron extendiendo para realizar en ellas las prácticas del culto.
Nombres

Uno de los primeros usos del término ecclesia cathedralis aparece en las actas del Concilio de Tarragona en 516. Otro nombre para una catedral es ecclesia mater, que hace hincapié en la función de madre que dicha iglesia tiene respecto a las demás de la diócesis. Por ser la más importante, también se la conocía como ‘ecclesia major.

Como casa principal de Dios se le llama Domus Dei en Latín. Las palabras domus (casa) y dominus (señor) comparten un mismo origen. De esta raíz latina derivan los términos alemán —Dom— e italiano —Duomo—. En español a veces se llama la seo (la sede), quizás debido a alguna influencia del idioma catalán.

En Estrasburgo (en la región francesa de Alsacia), y otros muchos sitios de Alemania, y varios de Inglaterra, la catedral se conoce como Münster (alemán) o Minster (inglés), del Latín monasterium, porque fueron usadas por clérigos para vivir en comunidad.

Otros tipos de grandes templos cristianos en Europa Occidental son las Abadías y las Concatedrales. Se denomina concatedral al edificio religioso con rango de catedral que comparte la sede episcopal con otro templo catedralicio. Ejemplos de concatedrales son las de Santa María en Cáceres, o las del mismo nombre en Guadalajara, Logroño, Castellón y la de San Pedro en Soria, todas ellas en España.

El termino pro-catedral es usado cuando una iglesia parroquial es temporalmente elevada al rango de catedral de una diócesis mientras se define o se construye la definitiva.

¿Qué es una Catedral?

Entre los templos de la Diócesis , el lugar más importante corresponde a la Iglesia Catedral , que es signo de unidad de la Iglesia particular, lugar donde acontece el momento más alto de la vida de la diócesis y se cumple también el acto más excelso y sagrado del munus santificando del Obispo, que implica juntamente, como la misma liturgia que él preside, la santificación de las personas y el culto y la gloria de Dios. La catedral es también signo del magisterio y de la potestad del Pastor de la Diócesis , como signo de unidad de los creyentes en aquella fe, que el Obispo anuncia como pastor de la grey. El Obispo ha de proveer para que las celebraciones litúrgicas de la Catedral se desarrollen con el decoro, el respeto de las rúbricas y el fervor comunitario que son apropiados a aquella que es madre de las iglesias de la Diócesis. Por tanto, la Iglesia Catedral se ha considerado con razón el centro de la vida litúrgica de la Diócesis.

¿Que es una Basilica?

0

BASILICA
Etim: real, Stoa basilike, or basileios.

Originalmente con el nombre de basílica se conocía a ciertos majestuosos edificios paganos convertidos en Iglesias. El ancho de estas basílicas nunca es mayor que la mitad de su largo. Su nave principal está separada de los pasillos laterales por hileras de columnas.

Basilica, en el sentido eclesiástico, es un título asignado por costumbre inmemorial o por concesión Papal, a ciertas iglesias de gran importancia. Hay basílicas mayores o patriarcales y basílicas menores.

Las basílicas mayores están todas en Roma. Tienen un altar mayor para el uso exclusivo del Papa (y de otros en casos especiales con su permiso), tienen una “Puerta Santa” la cual se pasa para ganar las indulgencias durante los años jubilares. Junto a estas basílicas estaban las residencias de varios patriarcas.

También se considera basílica mayor a San Lorenzo extramuros y la La Iglesia de San Francisco en Asís, pues tiene altar Papal y trono.

Basílicas Menores
Muchas Iglesias por todo el mundo han sido designadas por el Papa como basílicas menores. Entre ellas: Loreto y Padua en Italia; Lourdes en Francia; Inmaculada Concepción en Washington, USA; Inmaculada Concepción, El Viejo en Nicaragua…. En Roma hay once basílicas menores, entre ellas la Basílica de la Santa Cruz.

+Basilicas

El vocablo basílica proviene de un término latino que a su vez deriva del griego βασιλική (fonéticamente, basiliké) que significa regia o real (fem.), y viene a ser una abreviatura de la expresión completa βασιλική οικία (basiliké oikía) que quiere decir «casa real».

Una basílica es, pues, un magnífico edificio público, que en Grecia y en Roma solía destinarse a tribunal, y que en las ciudades romanas ocupaba un lugar preferencial.

Más adelante, los cristianos aprovecharon la forma basilical y, en muchos casos, los propios edificios romanos, para utilizarlos como templo, y en este sentido se utiliza hoy la denominación, tanto desde el punto de vista arquitectónico, como cultural y/o religioso.

Con independencia de su trazado arquitectónico, una iglesia puede titularse «Basílica» por prerrogativa del Romano Pontífice. Así, en sentido litúrgico, son basílicas todas aquellas iglesias que, por su importancia, por sus circunstancias históricas, o por aspectos de cierto relieve ya sea cultural, histórico o religioso, son declaradas como tales.

Para que un templo pueda alcanzar el título basilical, debe reunir tres requisitos:

1. debe ser un templo de regio esplendor, levantado con un perfil destacado.
2. dicho templo debe ser foco espiritual de una comunidad que es santuario para la multitud de devotos que acuden a él.
3.que dicho templo, bajo sus bóvedas, posea un tesoro espiritual y sagrado, dando culto ininterrumpido al Señor, a la Virgen y al Santo venerado en él.

Se distinguen las basílicas mayores y las basílicas menores.

* Basílicas mayores, caracterizadas porque en su altar («altar papal») sólo puede oficiar el Papa. Sólo hay cuatro, todas en Roma.
*Basílicas menores, las demás. En 2006 había oficialmente 1.506 basílicas en todo el mundo.

Las mayores son:

*Basílica de San Juan de Letrán, es la catedral del Papa como obispo de Roma.
*Basílica de Santa María la Mayor fue asignada antiguamente al Patriarca de Antioquía
*Basílica de San Pedro del Vaticano es usada por el Papa como cabeza de la Iglesia Católica.
*Basílica de San Pablo Extramuros, asignada al Patriarca de Alejandría.

Estas cuatro basílicas mayores, donde en su altar mayor sólo puede celebrar el Romano Pontífice, eran denominadas en conjunto basílicas patriarcales.

Desde que el Papa Benedicto XVI decidió renunciar en 2006, por motivos históricos y ecuménicos, al titulo de “patriarca de Occidente”,  las hasta ahora basílicas “patriarcales” de Roma pasaron a denominarse “papales”.

“Las cuatro basílicas habían sido entregadas en el pasado por los Papas como base en Roma para los patriarcas orientales católicos, no como título oficial”.

“Por tanto, el Papa decidió que a partir de ahora las cuatro basílicas mayores se llamen basílicas papales”.

Para las Basílicas Menores rige, desde el 6 de junio de 1968, nueva legislación (AAS 60, 536-539). Se requiere que el templo sea amplio y artístico; que esté consagrado y descuelle histórica y religiosamente entre los de la propia Diócesis; que tenga culto digno y solemne, con participación activa del pueblo y Schola Cantorum, y número suficiente de sacerdotes para la frecuente predicación y ministerios sacramentales; que se promueva en la Basílica la instrucción religiosa mediante conferencias e iniciativas similares; que se distinga por el estudio y divulgación de los documentos del magisterio del Sumo Pontífice, en cuya fachada deben colocarse sus insignias. En la misma Basílica han de celebrarse con singular solemnidad: la fiesta de la Cátedra de San Pedro (22 de febrero), la de los Santos Apóstoles Pedro y Pablo (29 de junio) y el aniversario de la elección del Papa. Además, según la oportunidad, sobre todo en los días festivos, debe celebrarse una Misa en lengua latina, ora rezada, ora cantada, ejecutando con peculiar cuidado las melodías gregorianas o la polifonía sagrada.

Distintivos de una Basilica

Cuando el Papa eleva a una iglesia a la condición de Basílica Menor, le otorga el derecho a lucir en el altar mayor dos signos de la dignidad papal y la unión con la Santa Sede: el canópeo y el tintinábulo.

fuente

http://www.corazones.org

http://www.basilicasanantonio.com.ar/nuestra%20parroquia/basilica.htm

Go to Top