Estilo Neogotico

Ver todas las Catedrales de Arquitectura Neogótica, Catedrales del Mundo, Imagenes de las Catedrales de Arquitectura Neogótica, Fotografias de Catedrales de Arquitectura Neogótica, Arquitectura Neogótica, Historia de las Catedrales de Arquitectura Neogótica.

Catedral de Manizales (Colombia)

1

Comienzo de la construcción     1928
Consagración o conclusión     1939
Estilos predominantes     Neogótico

La Catedral Basílica Metropolitana Nuestra Señora del Rosario de Manizales es un templo católico, emplazado frente a la Plaza de Bolívar, en la ciudad de Manizales, Colombia. Tiene 113 metros de altura desde la base del templo sobre la carrera 22, este dato se obtiene tras la última medición que se le hace en junio de 2008 donde se incluyen la nueva cruz colocada en 1987 y el pararayos logrando ser la tercera catedral más alta de América, siendo superada por la Catedral de Maringá, en Brasil y por la Basílica del Voto Nacional en Quito, Ecuador, la Catedral de Manizales es seguida en el cuarto lugar por la Catedral de La Plata en Argentina con 112 metros.

El diseño arquitectónico correspondió al arquitecto jefe de los monumentos históricos de París el francés Julien Polty y los responsables de la construcción fueron la firma italiana Papio Bonarda & Co, formada por Pio Angelo Papio y Jean Carlo Bonarda, tiene un área de 2.300 metros cuadrados y capacidad para 5.000 personas. Es la única en su género en América por su construcción en y hormigón armado, lo que le ha permitido soportar tres fuertes sismos, en 1962, 1979 y 1999.

Historia
Templos anteriores

El doce de Octubre de 1849, fue creado el Municipio de Manizales y en este mismo año fue construida la primera capilla en el centro del municipio (el lugar que hoy ocupa la Catedral actualmente), esta capilla medía 8 metros de largo por cuatro metros de frente en madera y paja, se demuele en 1854.

En 1857 se comienza a construir el primer templo parroquial en madera, tapia y calicanto técnica utilizada en toda Antioquia en esas épocas, existió hasta 1886 año en el que tuvo que ser demolido. Tenía 15 metros de ancho y 64 de largo.

El 26 de agosto de 1888 empezó la construcción del segundo templo parroquial encargado al arquitecto bogotano Mariano Sanz de Santa María, se termina de construir en 1897 y se convertiría en la primera catedral en 1900, cuando el Papa León XIII creó la Diócesis de Manizales, e inaugurada en marzo de 1901.

Esta Catedral fue destruida durante incendio del 20 de marzo de 1926. Actualmente se conserva una replica de esta catedral en el barrio Chipre de Manizales.

Actual catedral

Construcción

En 1927 se abrió una convocatoria local para elaborar los planos que no dio un resultado satisfactorio. Por este motivo se acudió al extranjero donde se contacto al arquitecto Julien Polty. Los planos llegaron a Manizales a fines de este año y se comenzó la construcción el 5 de febrero de 1928.

La primera piedra fue colocada por Monseñor Tiberio de Jesús Salazar, en ese entonces obispo de Manizales.

Su construcción fue detenida a finales de la década de los 20′ y comienzos de la década de los 30′ por la crisis mundial que se vivía en ese momento. Los trabajos se reanudaron el 7 de febrero de 1935 y se terminó la parte sustancial pero sin torres, en noviembre de 1936. En 1938 la Catedral resistió un sismo en la etapa de construcción que dejó varios daños menores en la estructura del templo. La obra fue terminada por completo en el año 1939.

La catedral está construida en hormigón armado, se trata de una obra pionera en el empleo de este método, pues en la época en que se llevó a cabo su construcción este sistema tan solo llevaba veinte años de conocido.

La Catedral ha resisitido tres grandes sismos, en 1962 (donde colapsò una de las torres que luego fue reconstruida en 1988), 1979 y 1999.

Proclamación como basílica

El 23 de diciembre de 1951, el Papa Pío XII otorga el título de Basílica, mediante un documento leído frente a las instituciones gubernamentales, cívicas y educativas de la ciudad.
Proclamación como Monumento Nacional

La Catedral fue declarada como Monumento Nacional en 1984, en el gobierno del presidente Belisario Betancur.

Características y estilo

La Catedral fue construida en hormigón armado, con un área de 2.300 metros cuadrados y una capacidad para 5.000 feligreses. Posee una torre central de 113 metros de altura donde se encuentra el corredor Polaco y cuatro torres laterales de 62 metros de altura cada una, denominadas como: la de San Pablo, Santa Inés, San Marcos y la de San Francisco, éstas se conservaron hasta 1962, cuando un sismo que azotó la ciudad derribó la torre de San Francisco, permaneciendo en esas condiciones 26 años, hasta su reconstrucción. En la actualidad las imágenes que coronan las torres laterales son San Juan Bautista, San Juan María Vianey, San Pedro Claver y Santa Rosa de Lima. puertas principales de la Catedral son de bronce diseñadas por Leopoldo del Río, donde están plasmados los hechos históricos más importantes de la ciudad: su fundación, su primera iglesia y los terremotos e incendios que afectaron la ciudad hasta 1926.

El templo tiene planta en cruz griega, tres naves, presbiterio con el baldaquino decorados para el altar mayor y coro para los canónigos.

La mayoría de elementos de esta catedral son parte de la arquitectura gótica, aunque tiene algunos detalles Bizantinos y Romanos.

Arcos

La catedral posee arcos en semícirculo o bóveda son propios del estilo romano. Estos mismos arcos cuando se cruzan (como sucede en este caso), son propios del arte bizantino.

También posee arcos apuntados, en forma de ojiva y las líneas que buscan la elevación del templo ofreciendo espacio para los vitrales, corresponden al arte gótico.

El baldaquino de la Catedral.

Baldaquino

Para darle realce al altar, se realizó este baldaquino, de 14 metros de altura, dorado que tiene en su columna 64 imágenes de santos, las cuales representan la corte celestial y la comunión de los santos.

Los santos que se representan, están situados alrededor de las cuatro columnas, fueron tallados en madera, cada uno adoptando diferentes posiciones mostrando el recibimiento de los difuntos al cielo. Todos fueron tallados por aparte

El baldaquino fue diseñado en Nueva York, por la firma Rambusch, trabajado en Italia, por la casa Stuflessu de Ortisei, provincia de Bolzano.

Está construido en con armadura de hierro, forrado en madera. Fue armado por Hernando Carvajal y revestido de color dorado (el revestimiento se hizo en laminilla de oro) por Manuel Vargas.

Fue transladado el 24 de octubre de 1990, junto con el altar, 12 metros hacia adelante, del sitio original, hasta el lugar que ocupan actualmente.

Rosetón

El Rosetón está encima de la puerta principal evoca a la Virgen del Rosario. Mide más de de 9 metros de diámetro.

Fue realizado por Mario de Ayala en Cali.

Vitrales de Abraham y Melquisedec.

Vitrales

Uno de los elementos decorátivos de la Catedral son sus inmensos vitrales, que constituyen una superficie de alrededor de 1000m2 entre todos, en los cuales hay obras de artistas franceses, italianos y colombianos.

Los vitrales de mayor relevancia en la catedral son los siguientes:

* Vitral de la Última Cena: Representa la cena que tuvo Jesús y los doce discípulos.
* Vitrales de Abraham y Melquisedec: Representa a Abraham en el momento de sacrificar a su hijo Isaac; también aparece Melquisedec que ofece vino y pan.
* Vitral del rico Epulon y del pobre Lázaro: Representa el pasaje bíblico del Evangelio de San Lucas.
* Vitral de las vírgenes necias y prudentes: Representa la Parábola de las Diez Vírgenes del Evangelio de Mateo.

Fuera de estos existen otros 25 vitrales que relatan distintos pasajes de la Biblia y algunos con imágenes de distintos santos.

Corredor Polaco

El corredor polaco, es como su nombre lo dice un corredor ubicado en la parte superior de la torre central. Está ubicado a 102m de altura, lo que ofrece una vista panoramica de toda la ciudad. Fue abierto al público a mediados de 1959 pero fue cerrado en 1977 por falta de medidas de seguridad y por el mal estado de sus escaleras hechas de madera, que eran de un tamaño aproximadamente de 30 centímetros de altura y 40 centímetros de ancho, que reducían su tamaño a medida que se ascendía. Fue reabierto al público en 2008, después de una remodelación total de sus medidas de seguridad construyendo e iluminando nuevas escaleras; con un costo cercano a los 100,000 dólares.

Bibliografía

* JARAMILLO RIVERA Juan Pablo “Catedral de Manizales setenta años simbolizando una ciudad”,Departamento de Antropología y Sociología Universidad de Caldas
* *NARANJO, Bernardo. La Catedral Basílica de Manizales, Fe y Arte. Editorial Santa Ana, Chinchiná, Caldas. 1998

Galeria de Imagenes de la Catedral de Manizales en Colombia


Catedral de San Isidro (Argentina)

0

Estilo arquitectónico     Neogótico

La Catedral de San Isidro se encuentra ubicada en la Avenida del Libertador al 16.200, frente a la Plaza Mitre, conocida popularmente como “Plaza de San Isidro” en el Partido de San Isidro, en la Provincia de Buenos Aires, Argentina.

Historia

Fue inaugurada el 14 de junio de 1898. Sus arquitectos fueron Dunant y Paquin.

La Catedral de San Isidro está ubicada en el mismo sitio que ocupaba la capilla fundada por el capitán Domingo de Acassuso en 1706.

Arquitectura

La Catedral de San Isidro es un templo religioso de estilo neogótico.

Su torre principal mide 68 m. de alto. Su base es una cruz latina de tres naves con un ábside circular. Las columnas son cilíndricas y las paredes de piedra y ladrillo tienen aberturas con vitraux confeccionados en Francia y rosetones góticos.

Hace pocos años comenzó un plan de restauración integral con el fin de devolverle el esplendor perdido.

Fiesta de San Isidro

La fiesta de San Isidro Labrador se celebra el 15 de mayo.
Feria de Artesanos

Frente a la catedral se encuentra la Plaza Mitre y dentro de esta la Feria artesanal de San Isidro que desde 1971 funciona en dicha plaza. En estos más de 100 puestos pueden verse productos de cuero, cerámica, madera, tela, metal, entre otros materiales.

La “Feria Artesanal de San Isidro” es la más antigua de la Provincia de Buenos Aires.

Estación San Isidro

A unos 200 metros de la catedral, pasada la Plaza Mitre, se encuentra la Estación San Isidro R, perteneciente a la línea del Tren de la Costa, en ella se encuentra un centro comercial, salas de cine, restaurantes y paseos temáticos.

mas informacion

http://www.diocesis-san-isidro.org

Galeria de Imagenes de la Catedral de San Isidrio en Argentina


Catedral de La Plata (Argentina)

1
Construcción     1884-1999
Estilo arquitectónico     Neogótico

La Catedral Metropolitana de La Plata “Inmaculada Concepción” es el principal templo católico de la ciudad de La Plata, capital de la Provincia de Buenos Aires en la República Argentina, y uno de los más grandes de Latinoamérica. Se encuentra ubicada entre las calles 14 y 15, y entre las avenidas 51 y 53, frente a la plaza Moreno. Es considerada una de las diez iglesias catedrales más importantes del mundo.

Fue proyectada por el Departamento de Ingenieros de la provincia de Buenos Aires, al mando del ingeniero Pedro Benoit, correspondiendo los dibujos al arquitecto Ernesto Meyer. Para su construcción fueron inspiración las catedrales de Amiens (Francia) y la de Colonia (Alemania). Presenta un estilo neogótico. La piedra fundacional fue colocada en 1884, situándose el acta de fundación en una urna de cristal junto con monedas de plata y bronce, tarjetas y una medalla con la imagen del papa León XIII; la misma se halla en una caja de mármol negro en la cual se inscribió ANNO DOMINI 1884.

El 22 de diciembre de 1902 fue inaugurada la Parroquia Nuestra Señora de los Dolores, en el cincuentenario de la ciudad comenzando a funcionar la Catedral como templo mayor el 19 de noviembre de 1932, fecha considerada como inaugural. Abiertas al culto la Parroquia Nuestra Señora de los Dolores (en la planta baja, con entrada por calle 53 e/ 14 y 15) y la Iglesia de la “Cátedra” bajo el patrocinio de la “Inmaculada Concepción” en la parte superior del edificio.

Detalle. Lateral sudeste de la Catedral de La Plata vista desde la Torre de Jesús a 42 m de altura.

Tareas de restauración y terminación

A fines de la década de 1930, las obras de construcción de la catedral se interrumpieron por muchos años. De acuerdo con algunos estudios, los cimientos originales eran insuficientes para completar las torres y revestir la catedral de piedra, tal como estaba planeado en el diseño original. Pero a mediados de la década de 1990, tras sesenta años de haber interrumpido las tareas, la Unidad Ejecutora de las Obras de la Catedral anunció que el edificio sería restaurado y completado. La obra de restauración y terminación de la catedral incluyó las siguientes tareas:

* Reforzar los cimientos.

* Detener el deterioro de los ladrillos y las juntas.

* Completar las dos torres laterales, seis torretas, 200 pináculos, y 800 agujas y detener su derrumbe parcial.

* Instalar un carillón de 25 campanas.

* Sustituir la cruz de hierro del cuerpo principal.

La tarea se realizó utilizando técnicas muy modernas. Por ejemplo, el refuerzo de los cimientos se realizó mediante un sistema de micropilotaje de hormigón que se inyectó a través de pequeñas perforaciones.

Se decidió no revestir el templo de piedra, sino dejarlo con ladrillo a la vista. Este arreglo le da a la catedral un carácter muy singular y diferente a otras catedrales neogóticas, y evoca el estilo gótico báltico, a veces llamado gótico de ladrillos.

Las obras principales, incluyendo dos gigantescas torres de 112 m de altura, concluyeron a fines de 1999, pero habrá tareas menores que quedarán pendientes por muchos años.

Descripción

Es notable la belleza de su piso pulido a espejo, realizado en piedra granítica procedente de Olavarría (rosado), Calamuchita (negro) y San Luis (gris). Los 7000 m2 de techo estuvieron a cargo de Luis Tiberti. Posee 89 ventanales, de los cuales 37 son vitrales, (de origen francés y alemán) y representan al Antiguo y al Nuevo Testamento. Los confesionarios son cuatro, realizados en roble de Eslovenia por José Shenke. Cuenta con innumerables tallas de madera, realizadas por el escultor tirolés Leo Moroder. Se destaca el coro de canónigos realizado por el escultor tirolés Leo Mahlknecht en colaboración con sus hermanos Vigilio y Augusto, para Mahlknecht Hnos., Arte Cristiano. En la cripta, se encuentra el sepulcro de Dardo Rocha, y de su esposa Paula Arana.

A finales de 1994 fue considerada una de las diez iglesias catedrales más importantes del mundo. Su nombre fue inscripto en la Basílica de San Pedro, en el Vaticano.

La catedral de La Plata con sus torres de 112 m de altura se ubica en segundo lugar, la Basílica del Voto Nacional de Quito con sus dos torres frontales de 115 m de altura es la catedral más alta de América. Le sigue la Basílica de Nuestra Señora de Luján y la Catedral de Manizales, ambas con 106 m de altura, el Santuario Guadalupano, en Zamora Michoacán, México, con 105 m de altura y la Catedral de San Patricio (St. Patrick´s Cathedral) en Nueva York, con 100 m de altura.

mas informacion
http://www.catedraldelaplata.com/

Galeria de Imagenes de la Catedral del la Plata

Catedral de Bariloche (Argentina)

0
Estilo arquitectónico     neogótico, medieval

La Catedral de San Carlos de Bariloche, “Nuestra Señora del Nahuel Huapi”, es el principal templo católico de la ciudad de San Carlos de Bariloche, en Argentina. Se encuentra en la intersección de las calles Almirante O’Connor y Beschtedt, rodeada por dos plazas con hermosos jardines, y corresponde a la Diósesis de Bariloche, sufragánea de la Arquidiócesis de Bahía Blanca.

Para la construcción de la Catedral de Bariloche, el arquitecto Alejandro Bustillo ofreció su proyecto gratuitamente. Su sentimiento se orientó en un estilo neogótico con reminiscencias francesas. Un proyecto que incluía, buscado o no, algo de las herméticas ciencias medievales.

El edificio tiene forma de cruz latina. Su cabecera está orientada exactamente al Este, de modo que el sol ilumina desde el comienzo del día. Así también se logra esfumar las diversas variaciones de la luz, al pasar por los vitrales. Vista desde el exterior, se generan planos de luz y sombra acentuando sus rasgos arquitectónicos ya mencionados.

El material usado para su edificación fue la “piedra blanca”. Es curioso notar, expresado por algunos feligreses, como el efecto que genera este mineral, puede transportarnos a un mundo interior de sensible austeridad. Impresión vinculada acaso con la grutas de los primeros cristianos, que encontraban en estos medios de construcción (piedra) los medios para edificar.

En el caso del techo, son de color negro y culminan en un campanario de 69 metros en forma de aguja.

Historia
El reconocido historiador, Ricardo Vallmitjana nos cuenta en su libro “La Catedral de Bariloche” sobre el señor don Giovanni Battista Andreoli, sencillo obrero que talló la figura de la Virgen María. Utilizó la misma piedra blanca del resto del edificio, extraída de la cantera del Cerro Carbón, para lograr una bellísima imagen, que se encuentra en el exterior sobre el gran portal de la Catedral. Fue denominada por el propio autor de la obra, “La Madonna”. E insistió en mantener en el anonimato su nombre aduciendo que: “son cosas entre Dios y yo”.

Vitrales de la Catedral de Bariloche

Alejandro Bustillo formaba parte de un equipo de urbanistas, coordinados por presidente de Parques Nacionales, el Dr. Exequiel Bustillo (hermano de Alejandro Bustillo). Este grupo, entre quienes se encontraban además Ernesto Estrada y Miguel Ángel Cesari, fue el propulsor de obras tales como el Centro Cívico, el Hotel Llao- Llao, entre otros.

Dado que las características del proyecto, por su envergadura, hablaba de algo importante y difícil de solventar por la comunidad de fieles, desde lo económico, la nación ofreció el dinero para su concreción.

En 1942 se regularizó el dominio del terreno donde emplazarla y dos años más tarde se concluyó con la estructura de hormigón realizada por la Compañía General de Construcciones con la conducción del Ingeniero Pedro Faukland, actuando como capataz don Esteban Capitanich. Fue cuando comienzan su labor los picapedreros.

Luego se nombró capataz del equipo a don José Lukman, esloveno de nacimiento, picapedrero por herencia, recibido en su juventud tras cuatro años de escuela tallando en las cavas romanas de Aurisinia. Estuvo a cargo de un grupo de alrededor de 20 personas, donde sólo 6 conocían el oficio completamente, el resto eran aprendices. Él fue quien diseñó y labró las molduras que le dan elegancia al conjunto, y quien a golpes de maza dio forma a la mayoría de los arcos y a la piedra de encaje.

Exequiel Bustillo promocionó una Comisión de Damas, que, presidida por la señora Isabel Nevares de Ortiz Basualdo – hermana del obispo Jaime de Nevares- logró reunir por donaciones el dinero suficiente para encargar los vitrales. La confección del los vitrales fue hecha por un francés llamado Enrique A. Thomas, en Buenos Aires..

Para determinar qué imágenes corresponderían al templo el Dr. Exequiel Bustillo se comunicó con monseñor Essandi sugiriendo tibiamente sobre la posibilidad de que estas imágenes tuviesen vinculaciones regionales, participación que el sacerdote aceptó con entusiasmo. Y así surgió del taller de Enrique Thomas una preciosa imagen de Nuestra Señora del Nahuel Huapi – patrona del templo- e imágenes vernáculas. El 4 de junio de 2004 llega desde Achao, isla de chiloé, Chile, una replica de una imagen perdida y que acompaño al primer asentamiento jesuita a orillas del Nahuel Huapi. Dicha replica fue realizada por el escultor chilote Milton Muñoz en un bloque de milenario alerce.

Hoy dicha imagen se situa en el altar mayor de la catedral y es la actual Imagen patrona de la ciudad. En los vitrales están representados, además, los aborígenes, el padre jesuita Nicolás Mascardi, fray Francisco Menéndez, el mismísimo general Julio Argentino Roca, Ceferino Namuncurá, el padre Milanesio – el primer cura del pueblo de Bariloche – y hasta los creadores del templo: los arquitectos Alejandro Bustillo representado como San Rafael – y Miguel Angel Césari, como San Miguel Arcángel.

Los vitrales fueron colocados en 1947, quedando la obra conluída por fuera, con el interior aún en bruto y piso de cemento alisado. Aún así los vecinos, entre ellos Luis Fernández y Pablo Depellegrin, proveyeron algunos bancos. En el campanario, sin campanas, se instaló un carrillón con amplificadores, que por largos años, acompañó con su excelente sonido de campanas al pueblo de Bariloche.
Via Crucis

Son catorce piezas de arte religioso contemporáneo, con motivos que nacen con los albores del cristianismo.

Las piezas, con formas ojivales (góticas), fueron moldeadas en arcilla y luego cocidas en horno cerámico.

El autor del Vía Crucis es Alejandro Santana, arquitecto de Bariloche.

Virgen de las Nieves

En la nave izquierda se encuentra Nuestra Señora de las Nieves, fiel representante y protectora de las familias y los montañistas.

Mas Infomacion

http://www.bariloche.com.ar/notas-de-la-semana/la-catedral.html

Galeria de Imagenes de la Catedral de San Carlos de Bariloche


Concatedral de Castellon (España)

0

Construcción     1940-1999
Estilo arquitectónico     Gótico, Neogótico

La Concatedral de Santa María, también llamada iglesia de Santa María la Mayor en Castellón de la Plana (España) es un templo de estilo gótico con posteriores intervenciones historicistas y en estilo neogótico. Esta situada en la Plaza Mayor, junto al Ayuntamiento y la torre campanario independiente conocida como El Fadrí.

Se inicia la construcción del templo a finales del siglo XIII. Destruido por un incendio, se reanudan las obras a mediados del siglo XIV, siendo ampliadas a principios del siglo XV por el maestro de obras Miguel García de Segorbe, y siendo consagrado el templo en 1549.

La planta era de una sola nave dividida en cinco tramos, ábside pentagonal con dos capillas laterales y una central para el coro, así como capillas entre los contrafuertes, cubriéndose con bóvedas de crucería sobre los tramos y con bóveda estrellada sobre el ábside.

El templo contaba con tres portadas: dos laterales, situadas en el tercer tramo de la nave, y otra en la fachada principal, siendo estas junto con algunas claves, los únicos elementos conservados en su reconstrucción.

En 1662, con trazas de Juan Ibañez, se construye la capilla de la Comunión de planta de cruz griega y cubierta con cúpula en el centro y bóvedas de medio cañón en brazos, la cual abría en el tramo de los pies del lado de la Epístola.

Tras la demolición, sufrida en 1936 se inicia la reconstrucción a partir de un proyecto de Vicente Traver Tomás basado en las trazas del templo desaparecido. El proyecto empezó a realizarse, por Vicente Traver, en 1939, tres años después de que el Ayuntamiento, en plena guerra civil tomase la decisión de derrocar la antigua iglesia arciprestal y que se ejecutara la orden

Altar Mayor

El templo actual que ocupa una manzana completa tiene planta de cruz latina con tres naves y un ábside pentagonal. La nave central se remarca con pilares octogonales, de los que arrancan los arcos fajones. Las naves se cubren con bóveda de crucería, siendo la de la cabecera de media estrella y el crucero, con cimborrio, cubre también con bóveda estrellada.

Galeria de Imagenes de la Catedral de Santa María (Castellón)


Catedral de Cuenca (España)

0
Construcción     1196-1257
Estilo arquitectónico     Gótico, barroco, neogótico

La catedral de Santa María y San Julián de Cuenca es el templo principal de la ciudad y la sede diocesiana de la diócesis de Cuenca, en la archidiócesis de Toledo.

El 21 de septiembre de 1177, Alfonso VIII de Castilla conquista la ciudad de Cuenca y se constituye como sede episcopal en el año 1183.
El Rey don Alfonso, fizo y ordenó que la mezquita que los moros avían, mandó a los obispos que la consagraran… e puso por la suya mano de la Virgen María que a par de si traíba, e pasó e trasladó los obispados de Valeria y Arcas e puso la silla en la su ciudad de Cuenca

La esposa de Alfonso VIII, Leonor de Inglaterra o Plantagenet, hija del Rey Enrique II Plantagenet de Inglaterra y de Leonor de Aquitania, Duquesa de Aquitania. Hermana de Ricardo Corazón de León. Por su dote fue Condesa de Gascuña, viene acompañada por caballeros normandos que serán los que ejercerán su influencia sobre la fábrica de la catedral. En esta época, el estilo constructivo era el románico, pero la influencia normanda de la corte del rey Alfonso VIII inspiró la construcción de esta catedral, siendo la primera catedral gótica de Castilla, junto con la de Ávila. De estilo gótico anglo-normando, las obras se iniciaron en el año 1196 y se concluyó en el año 1257. Sin embargo, como la mayoría de los edificios religiosos, ha sufrido transformaciones a lo largo de los siglos: en el siglo XV se reconstruyó la cabecera, el exterior de la catedral se renovó casi por completo en el siglo XVI, en el siglo XVII se construyó la capilla del Sagrario y se reformaron la fachada y las torres, en un estilo barroco. En el siglo XVIII se construyó el nuevo altar mayor y ya a principios del siglo XX a causa de un derrumbe producido en 1902, se reconstruyó la fachada siguiendo el estilo original.
Características

Lo más destacado del edificio es que pertenece a un planteamiento muy inicial de la arquitectura gótica, estrechamente relacionado con el arte anglonormando y franconormando del siglo XII francés, como las catedrales de Sasson, Laon y París.

Inicialmente, se comenzó una cabecera más bien románica, con cinco ábsides escalonados, transepto y tres naves en el cuerpo principal. Las obras se desarrollaron en el siglo XIII en el que se construyó el triforio, con ventanales moldurados y decorados con estatuas de ángeles y un óculo superior. Las bóvedas son de crucería sexpartita.

En el siglo XV se reconstruyó la cabecera para abrir una doble girola de bellísima factura. En cuanto al interior hay que señalar que en el siglo XVIII el cabildo de la Catedral reclamó los servicios del arquitecto Ventura Rodríguez para levantar un Transparente (ventana de cristales que ilumina y adorna el fondo de un altar) que rivalizara con el levantado por Narciso Tomé en la Catedral de Toledo. Rodríguez lo situó en un ambulatorio gótico, de forma que resplandeciera gracias a la iluminación posterior e indirecta, por cuyo medio se consiguen unos espectaculares efectos.

En el siglo XVIII se construyó el nuevo altar mayor y ya a principios del siglo XX, debido al derrumbe de la torre del Giraldo, de la fachada y de parte de la crucería, siguiendo referencias antiguas, se reconstruyó la fachada, obra neogótica de Vicente Lampérez, inspirándose en la fachada de la catedral de Reims . Sin embargo, debido a las oposiciones de varios arquitectos respecto a los peligros de introducir elementos extraños a los originales, estas obras no llegaron a terminarse puesto que tras las dos primeras alzadas quedaron suspendidas sin que se terminaran las torres laterales. No obstante, permanecen los planes de concluir la Catedral una vez se llegue a un criterio arquitectónico integral.

La última intervención hasta el momento consistió en colocar vitrales abstractos según diseños del pintor Fernando Zóbel.

Galeria de Imagenes de la Catedral de Santa Maria y San Julian de Cuenca


Catedral de San Cristobal de La Laguna (España)

0
Construcción     1904-1915
Estilo arquitectónico     Neoclásico, neogótico, renacimiento

La Santa Iglesia Catedral de San Cristóbal de La Laguna,también denominada Catedral de Nuestra Señora de Los Remedios, en la ciudad de San Cristóbal de La Laguna en la isla de Tenerife (Canarias, España), es una catedral neogótica en su cuerpo principal, y neoclásica en la fachada, sede de la Diócesis de Tenerife, dependiente de la archidiócesis de Sevilla. En la catedral está la sede de la parroquia de Nuestra Señora de los Remedios, advocación mariana a la cual está consagrada la catedral. En este templo reposan los restos de Alonso Fernández de Lugo, conquistador de la isla y fundador de la ciudad, apodado “El Adelantado”.

La catedral se encuentra en el casco histórico de la ciudad de La Laguna, declarado Patrimonio de la Humanidad en 1999, por la Unesco.

Historia

En 1511 se levanta, en el actual emplazamiento (Plaza de Fray Albino), una ermita, que se sustituirá en 1515 por una construcción mayor, dedicada a la Virgen de los Remedios, de estilo mudéjar, cuya torre es erigida en 1618. El templo se convierte en Catedral en 1819, cuando se establece en La Laguna la nueva diócesis. La fachada, neoclásica, data de 1825 y la estructura actual se construye entre 1904 y 1916 y es de estilo neogótico.

En su interior destaca el púlpito de mármol italiano de Carrara y también parte del conjunto del Retablo de Mazuelos. Sobresalen además obras de gran valor de Cristóbal Hernández de Quintana, Luján Pérez y Fernando Estévez. La catedral, construida con una estructura de hormigón, fue uno de los primeros edificios en España en que se utilizó este material que actualmente se usa extensivamente en todo tipo de edificios. Sin embargo, al ser pionera en este campo, la tecnología no estaba demasiado desarrollada, por lo que tiene numerosos defectos que han llevado a que se hayan tenido que acometer cuantiosas obras de reparación y mejora.
Virgen de Candelaria y Cristo de La Laguna

La Virgen de Candelaria (Patrona de Canarias), ha visitado la catedral en numerosas ocaciones.

La imagen del Santísimo Cristo de La Laguna se traslada cada año hasta esta catedral, donde permanece unos días con motivo de sus fiestas de septiembre.

En 1997 esta catedral acogió la imagen de la Virgen de Candelaria (Patrona de Canarias) con motivo de su visita a esta ciudad, donde permaneció con la imagen del Cristo de La Laguna.

En la época en la que fue construida y consagrada como catedral, la capitalidad de la isla estaba en la ciudad de La Laguna, al igual que la sede diocesana que aún permanece en esta ciudad.
Retablo de la Virgen de los Remedios

El elemento más destacado del interior de la catedral, es el retablo o altar de Nuestra Señora la Virgen de los Remedios, Patrona de la ciudad de La Laguna y advocación mariana a la cuál está consagrada la catedral. La imagen viste ricos mantos y se encuentra en un trono de baldaquino de plata, con el sol de ráfagas y la media luna a sus pies. La Virgen lleva en sus manos al niño Jesús. Le acompañan otros dos santos: San Fernando Rey y Santa Isabel de Portugal. Este copatronazgo tiene un doble significado: de una parte, la vinculación del territorio a la Archidiócesis de Sevilla, al configurarse como obispado dependiente de la misma, y de otro se relaciona con los reyes que aprobaron la creación de la diócesis: Fernando VII, a través de su Real Auxiliatoria de 1819, y su esposa, la reina doña Isabel de Braganza.
Otros retablos y vidrieras
San Cristóbal de La Laguna en 1880, la catedral al fondo

El copatronazgo de San Juan Bautista ofrece la otra variante para la elección de protectores, en la etapa posterior a la conquista. En 1582, como consecuencia de una epidemia de peste bubónica que asoló la ciudad, el Cabildo civil lo eligió como patrono y abogado de la peste, pero su conmemoración cayó pronto en el olvido. Cuatro ventanales siguientes, de trazado bastante más simple, son bíforas, semejantes a las otras dos que abrían el espacio del crucero. El inmediato al ventanal dedicado a la Virgen está cubierto con San Joaquín y Santa Ana, lógicamente unidos a los ciclos marianos. De hecho, se encontraban presentes en la primitiva fábrica, en torno a 1590, acompañando a la Virgen en la capilla de Ntra. Sra. de la Luz.

Figura del mismo modo unida al ciclo mariano es San José. En el segundo rompimiento de este ventanal aparecería San Antonio de Padua, incluido en este lugar por haberse puesto la obra de la nueva catedral bajo su protección. Girando ahora al lado de San Cristóbal, se presentarían a San Pedro y San Pablo y, a continuación, San Plácido y San Roque, copatronos menores de la ciudad. Curiosamente San Roque, abogado de los apestados, no tiene en exclusiva, la intercesión de esta enfermedad en La Laguna. En dicho centro se reconoce como patrón del gremio de mamposteros, de modo que en los libros de la ermita se inscriben los alarifes de la ciudad. El antiguo templo de los Remedios conservó hasta su demolición un altar en el trascoro dedicado a San Roque donde dos beneficiados celebraban su fiesta. Como consecuencia, será elegido como abogado en la erección de la catedral neogótica.

El copatronazgo de San Plácido debe relacionarse más bien con el azar. en 1607 la isla se verá invadida y esquilmada por una plaga de langosta africana. En una última ventana dejó constancia de los personajes que tuvieron contactos directos con Canarias, a través de Pedro de San José Betancur, fundador de la orden Bethlemita que, por lo demás, nunca pudo afincarse en Canarias, y originario del pueblo tinerfeño de Vilaflor, y el padre Claret. En cuanto a la representación iconográfica, la mayoría de las imágenes se representa con sus atributos convencionales. Así, las rosas de Santa Isabel, el hábito del peregrino de Santiago el Mayor, el perro y la escudilla para San Roque, Santa Ana enseñando a leer a su hija y su esposo con el hábito de rabino y cayado, San Antonio con el niño en los brazos, la barca para San Pedro, etc. También se encuentra un icono de la Virgen de Guadalupe (Patrona de México).

En el interior de la catedral también se encuentra la imagen del Santísimo Cristo de Los Remedios (imagen “gemela” del Cristo de La Laguna). También se encuentra en el tesoro de la catedral la Virgen de Trapani que algunos historiadores apuntan a que se trata de la representación más antigua de la Virgen del Pilar en el Archipiélago Canario.

mas informacion

http://www.obispadodetenerife.es

Galeria de Imagenes de la Catedral de San Cristobal de La Laguna en España


Catedral del Buen Pastor de San Sebastian (España)

0

Construcción     1889-1897
Estilo arquitectónico     Neogótico

La Catedral del Buen Pastor de San Sebastián (Guipúzcoa, País Vasco, España) es la sede de la Diócesis de San Sebastián, perteneciente a la Archidiócesis de Pamplona. El edificio religioso más notorio de la capital guipuzcoana, dotado de una acusada verticalidad, y el más grande de Guipúzcoa, su construcción tuvo lugar en los últimos años del siglo XIX en un estilo historicista neogótico. Desde 1953 ostenta el rango de catedral.

Ubicada en el Ensanche de Amara, es obra del arquitecto donostiarra Manuel de Echave. La iglesia abarca una superficie de 1.915 metros cuadrados y fue inaugurada en 1.897.

En 1887 el Ayuntamiento cedió una parcela -todavía marismeña- con destino a la construcción de una iglesia que diera servicio al nuevo Ensanche de San Sebastián. En 1888 se puso en ejecución el proyecto ganador del concurso convocado al efecto, obra del arquitecto Manuel Echave, a quien se le adjudicó también la dirección de la obra.

Tiene rango de catedral desde 1.953. Posee planta rectangular y simétrica, de cruz latina y con tres naves, transepto y presbiterio. Está construida con sillería de piedra arenisca procedente de las canteras del monte Igueldo y dotada de abundantes elementos decorativos tales como vidrieras (obra de Juan Bautista Lázaro), gárgolas, pináculos, etc.

Historia

En 1881, mediante Real Orden, se adoptó para San Sebastián una nueva división parroquial que incluía la creación de una parroquia, reclamada desde hacía años por los habitantes de la zona, en la parte meridional de la ciudad, lo que luego se llamaría el Ensanche de Amara. En agosto de 1887 el Ayuntamiento cedió un terreno entre el río Urumea y la Playa de la Concha, ocupado por arenales y marismas, para la construcción del templo. Hasta que éste estuvo terminado, las necesidades espirituales de la feligresía local fueron satisfechas por una parroquia provisional, consagrada al Sagrado Corazón de Jesús; inaugurado en marzo de 1888, este templo rudimentario estaba hecho de madera y se situaba entre las calles de Loyola y el Príncipe.

La reina regente, María Cristina de Austria, y su hijo, el rey Alfonso XIII, inauguraron el templo en 1897

En diciembre de 1887 una junta constructora presidida por el arcipreste D. Martín Lorenzo de Urizar Zalduegui-Ariño definió las bases del concurso de proyectos y prefijó un presupuesto de 750.000 pesetas, así como la capacidad del templo y su estilo arquitectónico, que debía ser ojival. Los proyectos presentados fueron cuatro, siendo elegido el trazado por el arquitecto donostiarra Manuel Echave, a quien le fue encomendada la dirección de las obras. La nueva iglesia tomaría la advocación del Buen Pastor.

A la colocación de la primera piedra se invitó a la familia real española, que se encontraba veraneando en la ciudad. Los actos tuvieron lugar el 29 de septiembre de 1888. La reina regente, María Cristina, sus hijos y el infante Antonio de Orleans y Borbón, junto con ministros y demás autoridades, asistieron a la solemne misa que el prelado diocesano D. Mariano Miguel Gómez celebró en la parroquia provisional del Sagrado Corazón. Finalizada la ceremonia, la regia comitiva se trasladó al solar destinado al nuevo templo y allí procedió a colocar la primera piedra, que cubrió una caja de plomo, en la que se encerraron los retratos del Papa y de la familia real, varias monedas de la época y ejemplares de la Gaceta de Madrid y del Boletín Eclesiástico. El acta de la ceremonia fue suscrita por el rey niño Alfonso XIII, de dos años y cuatro meses de edad, para lo que su madre le hubo de llevar la mano, siendo la primera vez en que el monarca estampara su firma en un documento oficial.

Echave pasó a ejecutar las obras teniendo como maestro de las mismas a José Vicente Mendía y, tras fallecer este, al maestro cantero Agustín de Zumalabe. Las labores de cimentación exigieron un escrupuloso drenaje del solar, hasta dar con arena consolidada. Para la arquitectura general se eligió piedra arenisca de las canteras del monte Igueldo; las bóvedas fueron confeccionadas con toba procedente de Ocio (Álava) y la pizarra de las cubiertas se trajo de Angers (Francia. Los operarios fueron todos vascos. Para la talla de piedra de los capiteles, adornos, ventanales y agujas que decoran el interior y el exterior se aceptaron los modelos presentados por el artista local Julio Gargallo.

Aspecto de la torre-aguja de la Catedral

Tras sólo nueve años de obras (incluidos los casi dos en que éstas estuvieron suspendidas por falta de recursos, además de que la torre aún no estaba rematada), la iglesia del Buen Pastor fue consagrada al culto el 30 de julio de 1897. De nuevo, asistió al magno acto la familia real, con la reina regente María Cristina, el rey Alfonso XIII y la infanta María Teresa. La misa fue oficiada por D. Ramón Fernández de Piérola, obispo de Vitoria, diócesis a la que entonces pertenecía Guipúzcoa. La torre quedó terminada en [1899]] bajo la dirección de Ramón Cortázar. Al final, la construcción del templo costó más de 1.500.000 pesetas, y eso sin incluir los altares y retablos.

De acuerdo a la bula papal Quo commodus del 2 de noviembre de 1949, en 1950 se segregaron de la Diócesis vitoriana las provincias de Vizcaya y Guipúzcoa, constituyéndose las diócesis de Bilbao y San Sebastián. El primer prelado fue el eclesiástico catalán D. Jaime Font i Andreu, nombrado para el cargo el 13 de mayo de 1950 y en funciones desde el 3 de septiembre de ese año. Surgiendo la necesidad de escoger un templo donostiarra para servir de sede de la flamante Diócesis local, el escogido fue, por su magnificencia y modernidad, el del Buen Pastor. El 30 de julio de 1953, finalmente, el templo adquirió el rango catedralicio con la consagración del nuevo altar mayor, fungiendo de párroco D. Ignacio Lasquibar Olaciregui, al que en 1954 tomó el relevo D. Román Mendiguchia.

Terminaron entonces cuatro años de reformas y modificaciones, necesarias para acondicionar el templo conforme a su nuevo uso diocesano. Así, se transformó por completo el presbiterio con la instalación de una nueva mesa y la retirada del altar mayor original, de estilo neogótico florido, tallado en madera de cedro por los talleres barceloneses de Juan Riera, que fue reemplazado por una sillería para el servicio coral y por la imagen del Buen Pastor; la Capilla de la Inmaculada fue transformada en sala capitular; y la Capilla del Cristo, en la cripta, se convirtió en la nueva sacristía parroquial, quedando la anterior sacristía para el servicio exclusivo del cabildo.

En 1972, siendo obispo D. Jacinto Argaya Goicoechea y con motivo del 75º aniversario de su inauguración, se acometió una segunda reforma del templo. Entonces, fueron retirados el púlpito neogótico, obra del artista donostiarra Nicolás Medive, que estaba adosado a uno de los pilares, y los altares dedicados a la Dolorosa, la Virgen del Rosario y la Virgen del Pilar. También, se restauraron tejados y vidrieras, se limpiaron muros y bóvedas, se sustituyó el antiguo suelo de roble americano por otro de mármol, se mejoró la iluminación interior y se instalaron nuevos bancos.

Descripción
Aspecto de la torre-aguja de la Catedral

En el proyecto de obra del arquitecto Echave, quien al parecer se inspiró en la Catedral de Colonia, constan las medidas del templo: una superficie de 1.915 metros cuadrados, una altura de las naves de 25 metros, una torre de 75 metros, una nave central de 64 metros de longitud por 36 de anchura máxima en su crucero, y un aforo de 4.000 personas.

Se trata de una iglesia con planta de cruz latina, tres naves longitudinales, nave transversal o transepto y cabecera pentagonal. Carece de girola. Los dos hastiales del transepto alojan dos grandes ventanales-rosetones que acentúan la luminosidad interior del templo. Las naves hasta el crucero, de las que es más ancha y elevada la central, se segmentan en cinco tramos cubiertos con bóvedas barlongas de crucería simple. Los dos brazos del transepto constan de dos tramos abovedados de igual manera. El crucero es el único tramo que presenta crucería compleja, al incorporar terceletes entre los nervios principales. Desde el crucero hasta la cabecera, las naves se prolongan con otros tres tramos. En este espacio posterior las naves laterales se convierten en cuatro, dos a cada lado, hasta igualar la anchura del transepto, dando como resultado sendos espacios de igual altura divididos en seis tramos y separados por cuatro pilares. La esbelta torre-campanario, situada sobre el pórtico de entrada, se inspira claramente en las agujas de la Catedral de Colonia. El conjunto de pilastas y contrafuertes rematadas en pináculos y de gabletes rematados en cogollos realzan la verticalidad de todo el edificio.
Mobiliario interior

La Capilla Mayor, desde la reforma de 1972, aparece austeramente guarnecida por una sillería coral trabajada por la casa Goicoechea y Arín, de Vitoria. Sobre ella, posada sobre una peana que cuelga del ochavo central del ábside, la talla del Buen Pastor, que estuvo en el primitivo altar mayor neogótico. Es obra del artista barcelonés [[José Llimona], autor también de la tallas de los Cuatro Evangelistas, procedentes asimismo del viejo altar y hoy colacadas en los pilares del crucero. Bajo los rosetones del transepto el proyecto inicial contemplaba sendas puertas que finalmente fueron sustituidas por dos retablos, de estilo neogótico y dorados, colocados las advocaciones del Sagrado Corazón de Jesús y la Inmaculada Concepción de María. Fueron instalados respectivamente en 1907 y 1917. Otros elementos de interés son los retablos y altares de la Sagrada Familia, la Virgen del Carmen, San Antonio y San Francisco de Asís, obras de Julio Gargallo. Este artista trabajó también en los altares de Santa Teresa y de la Virgen del Perpetuo Socorro. La talla exenta de la Virgen del Rosario presidió un altar suprimido en 1972.
Cripta

Situada bajo el presbiterio, hace funciones de sacristía parroquial desde la reforma de 1949-1953. En ella descansan los restos del primer parroco, D. Martín Lorenzo de Urizar.

Vidrieras de la cabecera
Vidrieras

Fueron proyectadas por Juan Bautista Lázaro y fabricadas por las casas Bolinaga y Cía., de León, y Pujol, de Barcelona. Las que cierran las siete ventanas dobles del ábside representan a los doce apóstoles y los Sagrados Corazones de Jesús y María. También dispone de vidrieras figurativas en el baptisterio. El resto de las vidrieras se incorporan en ventanas dobles (parte superior) y triples (parte inferior), y recorren la mayor parte de los muros laterales. Dos rosetones se abren en los testeros del transepto.

Órgano

El órgano actual, segundo de los tenidos por la Catedral, fue inaugurado en el coro alto del templo en 1954. Según datos publicados entonces, se trataba del mayor órgano de España y de uno de los mayores de Europa. Su consola principal consta de cinco teclados para manos, uno de pies y 106 registros; además, en el presbiterio se sitúa un órgano de ecos con dos teclados manuales, pedalero y 20 registros. El órgano coral alberga en su interior y exterior 9.535 tubos sonoros, el mayor de los cuales mide 10 metros. Su peso alcanza las 30 toneladas El enorme instrumento fue costado, por un precio de más de 1,5 millones de pesetas, gracias al legado del donostiarra Fermín Lasala, duque de Mandas (1832-1917). Fue construido por Organería Española, de Azpeitia, y sus ventiladores, de varios caballos de potencia, fueron adquiridos a la casa Meindinger de Basilea.

Galeria

Torre

Ábside

Cabecera

Retablo del Sagrado Corazón de Jesús

Órgano

Galeria de Imagenes de la Catedral del Buen Pastor en España


Catedral Nueva de Vitoria (España)

1

Construcción     1907-1969
Fundador     José Cadena y Eleta
Estilo arquitectónico     Neogótico

La Catedral de María Inmaculada de Vitoria (País Vasco, España) es un templo católico situado en el céntrico barrio de Lovaina de la capital alavesa. Construida en estilo neogótico en la primera mitad del siglo XX, su advocación precisa es María Inmaculada, Madre de la Iglesia, aunque popularmente es conocida como la Catedral Nueva, fórmula empleada para distinguirla de la más antigua Catedral de Santa María, un templo gótico de los siglos XIII y XIV edificado en la parte alta de la ciudad, a su vez conocido como la Catedral Vieja. El culto regular se celebra en la cripta catedralicia, bajo la girola, funcionando dicho espacio como parroquia homónima. El templo, entre los más voluminosos de España, es también la última gran catedral erigida en el país, si bien se trata de una construcción incompleta, ya que la falta de financiación dejó sin realizar una serie de elementos arquitectónicos que habrían dado lugar a una catedral de trazado muy vertical, en lugar de la horizontalidad resultante del incumplimiento del proyecto original, y con una decoración mucho más recargada. Su principal valor radica en la riqueza escultórica, en muchos casos correspondiente al estilo modernista, que ornamenta los paños de las naves y el ábside en el exterior, así como las capillas de la girola, el transcoro y la cripta en el interior.

Historia
1ª época constructiva (1907-1914)

En el solar que ocupaba antiguamente el Convento de las Brígidas, justo al lado del Parque de la Florida, y triangulando entre las calles Luiz Heinz, Cadena y Eleta y Magdalena, las obras arrancaron el 4 de agosto de 1907 sobre los planos de los arquitectos Julián de Apraiz y Javier de Luque y con el impulso del entonces obispo de Vitoria, monseñor José Cadena y Eleta, quien quería dotar a la diócesis -que entonces cubría las tres provincias vascas- de un templo-sede acorde con las necesidades eclesiásticas que la vieja Catedral gótica de Santa María, situada en el punto alto del Casco Viejo de la ciudad, estaba lejos de satisfacer por su pequeño tamaño y problemático estado de conservación.

Al acto de colocación de la primera piedra, celebrado con todo fasto, asistieron los reyes Alfonso XIII y Victoria Eugenia de Battenberg, la reina madre María Cristina, el nuncio vaticano monseñor Rinaldi, obispos de la provincia eclesiástica, y representantes de la Corte, el Gobierno y las instituciones locales.

La primera fase de las obras discurrió con gran ritmo y celeridad, tomando parte en las mismas obreros y artistas de toda España y también extranjeros. Las obras quedaron paralizadas en 1914, con la llegada del nuevo obispo Melo y Alcalde, tras haberse rebasado el presupuesto inicialmente adjudicado, que era de 5 millones de pesetas, y quedar por levantar cuatro quintas partes de la mole proyectada. En esta primera fase quedaron terminadas la cripta (inaugurada en 1911, la girola, las partes bajas de los pilares de sus cinco naves (hasta una altura de 8 metros) y gran parte de los paramentos exteriores de las fachadas, siendo los materiales de construcción y decoración la piedra natural y el mármol, extraídos en su mayoría de canteras de distintos puntos del País Vasco y Navarra.
2ª época constructiva (1946-1969)

Las popularmente llamadas “ruinas” de la Catedral se cubrieron de yedra y maleza. Las obras no se reanudaron hasta 1946, una vez acabada la Guerra Civil y obtenida nueva financiación, con el impulso del obispo Carmelo Ballester Nieto y bajo la dirección de los arquitectos Miguel de Apraiz Barreiro (hijo de Julián) y, en menor grado, Antonio Camuñas Paredes.

Maqueta del proyecto original de la Catedral.

La construcción avanzó de forma pausada, respetando el estilo inicial pero incorporando las nuevas técnicas del hormigón y la piedra artificial. En 1949 se terminaron la girola y la parte baja hasta el crucero. Hasta 1952 se construyeron la nave alta del presbiterio, la portada lateral norte y un torreón rebajado en lugar del cimborrio original. Entre 1960 y 1963 se colocaron las vidrieras realizadas en la primera época, y en la girola los relieves realizados por el artista Enrique Monjo para el trasaltar. Entre 1964 y 1969 se cubrió el resto de la Catedral sin añadir los arbotantes exteriores, innecesarios al aligerar los pesos y fortalecer la fábrica la utilización de los nuevos materiales arriba citados.

Aunque inconcluso, el templo fue consagrado el 24 de septiembre de 1969 por el cardenal legado Dell’Acqua, acompañado de varios arzobispos y obispos españoles, y en presencia del jefe del Estado, el general Franco, su esposa y el Gobierno casi al pleno.

Faltaba por construir toda la fachada principal a los pies del templo, incluido el pórtico y dos majestuosas torres gemelas chatas, al estilo de Notre-Dame de París, según un modelo simplificado que suprimía los chapiteles contemplados en el proyecto original, desaparecidos al igual que el cimborrio del crucero y una abigarrada decoración arquitectónica en vertical basada en gabletes y pináculos que habría cubierto todo el alzado, produciendo un resultado visual a caballo entre la Catedral de Burgos y la Catedral de Milán. Las torres albergarían en su interior las oficinas de la Curia, un museo, una residencia, y otras dependencias diocesanas. Aún así, el coste adicional era desmesurado. Desaprobado por la mayoría del clero y la opinión pública vitorianos, el proyecto concerniente a las torres fue cancelado y en su lugar se construyó un pórtico rematado en una gran terraza.

Esta obra quedó concluida en 1973, siendo titular de la diócesis el obispo Francisco Peralta, gracias a la confluencia de dotaciones económicas procedentes de la Diputación Foral de Álava, el Ayuntamiento de Vitoria, el Ministerio de Vivienda y numerosas donaciones privadas, la más cuantiosa de las cuales fue hecha por el mecenas local Félix Alfaro Fournier y la familia vitoriana Viguri Martinez de Ilarduya. Tres años después, las naves de la Catedral serían el marco para el funeral de los obreros muertos en los sucesos del 3 de marzo de 1976.

Descripción

El edificio, de imponentes proporciones, consta de 5 naves longitudinales, la principal y cuatro laterales, un crucero de tres naves, una girola de dos naves con siete capillas absidiales, pórtico, cripta y sacristía. Con sus 118 metros de ábside a pórtico, sus 48 metros de ancho entre los dos testeros del crucero y sus 35 metros de altura en el crucero, se trata de la segunda catedral más grande de España después de la Catedral de Sevilla. Su planta de cruz latina recuerda a la de la Catedral de Chartres y cubre una superficie de 5.750 metros cuadrados, pudiendo cobijar en su interior a 15.000 personas.

El principal interés artístico del templo descansa en su riqueza escultórica, que presenta acusadas variaciones estilísticas por las diferentes etapas constructivas. En la cripta y en los paños exteriores del ábside pueden contemplarse numerosos relieves en arquivoltas, entrepaños, frisos, capiteles historiados y motivos escultóricos que combinan la iconografía religiosa con otra de temática profana, fantástica y vegetal, sorprendiendo esta última por su imaginación y no pocas veces por su audacia satírica. Todo el conjunto rebosa simbolismo y advertencia moral. También las vidrieras responden a distintos gustos y concepciones estilísticas.

Planta de la Catedral.

Fachada príncipal y pórtico

Orientada a los arranques de las calles Becerro Bengoa y Prado, la fachada, aun desprovista de torres, presenta un alto frente, abierto en su parte inferior por el pórtico o nártex dispuesto en tres grandes arcos apuntados, de mayor tamaño el central, y en la parte superior por un gran rosetón-vidriera sobre la terraza. Mide 22 metros de altura y se apoya en ocho machones dispuestos en dos filas de a cuatro. Los vértices de las aristas está coronados por pináculos neogóticos estilizados. El remate de la nave central, coronado por una cruz, lleva una orla de arquerías ciegas en su parte superior. Sobre el crucero de la nave se eleva un corto y macizo cimborrio cuadrado.

Pórtico de la fachada principal.

Interior del pórtico.

En las portadas exteriores del pórtico se han esquematizado al máximo las arquivoltas, cinco en la principal y tres en las laterales, desapareciendo en éstas las escenas historiadas y cualquier otra decoración. La estatuaria de la fachada, dispuesta en los arranques de las arquivoltas entre peanas-basas apoyadas en pares de columnas, que sí están labradas con motivos historiados o vegetales, y doseletes, está inconclusa. Los bultos que han sido tallados y colocados en sus hornacinas hasta la fecha -único trabajo constructivo que sigue activo a día de hoy- incluyen a Padres de la Iglesia y otros santos y santas.

Otras hornacinas vacías figuran en el interior del pórtico, donde los accesos al templo reproducen el esquema de triple portada apuntada, aunque ahora bajo tres grandes tímpanos con bajorrelieves. El de la izquierda, dando paso a la nave del Evangelio, representa el Nacimiento y Adoración de los Pastores. El central, a María Inmaculada rodeada de estrellas. Y el de la derecha, dando paso a la nave de la Epístola, a Pentecostés. Los tres tímpanos fueron labrados entre 1975 y 1979 por el artista Aurelio Rivas. En la hilada interior del columnario se eleva un apostolado modelado en piedra artificial por el escultor Florentino Trapero entre 1964 y 1965, y apoyado en basas historiadas, tallas que corresponden a la primera época constructiva.
Fachada septentrional

Orientada a la calle Magdalena. En su parte central, dando acceso al brazo septentrional del crucero, se abre una portada con gran arco gótico abocinado cuyo espacio para el tímpano es ocupado por un gran rosetón. El cuerpo superior lo cubre un balcón cerrado con un gran ventanal-vidriera en lo que es el testero del crucero. A sus lados, peanas vacías de estatuaria y dos ventanales que en su día iban a cubrir vidrieras alusivas a la muerte de San José y bajo cuyos botaaguas discurren unas escocias o frisos con relieves de la primera época.

El friso de la izquierda, tallado por Francisco Nieto, Fernando Sánchez y Gaspar Casas, representa escenas de la Guerra del Rif de 1909. El de la derecha, obra de Francisco País, J. M. Aramburu y Juan Payés, contrapone la Escuela Religiosa y la Escuela Laica. Este relieve es un testimonio del conflicto educativo vivido entre Iglesia y Estado en los años (1910-1912) del Gobierno de José Canalejas, promotor de la enseñanza laica y del control de la actividad cultural de las órdenes religiosas.

Entre esta portada norte y el pórtico del pie del templo discurren cinco ventanales y otros tantos paños que se corresponden con los cinco primeros tramos de la nave lateral, hasta el crucero. Los entrepaños (lienzos ornamentales de pared bajo los ventanales) están decorados con orlas vegetales que cobijan diversa vegetación. Sobre éstos corren frisos de mármol blanco ornamentados también con especies vegetales.

Las gárgolas en lo alto de los aleros fueron labradas por Manuel y Aurelio Rivas entre 1964 y 1965; representan figuras tomadas del Libro del Apocalipsis.

Interior del pórtico.

Ábside

Paño absidial de la Capilla del Sagrado Corazón de María.

Orientado a la calle Luiz Heinz, enlaza con la fachada septentrional mediante dos paños de pared, correspondientes a los dos tramos interiores del presbiterio, en los que apenas se ha realizado el desbaste de la piedra. Todo el ábside está coronado por gabletes rematados en florones cruciformes; sus gárgolas, de temas monstruosos, son muy esquemáticas.

El cuerpo semicircular se divide en siete tramos, correspondientes a las siete capillas de la girola interior. Cada tramo consta de tres paños muy estrechos en comparación con su altura y cada paño se divide en tres partes. La parte inferior, al nivel del suelo, la conforman las arquivoltas de los ventanales ojivales de la cripta y los capiteles en los que descansan; las arquivoltas centrales están decoradas con figuras alegóricas y las laterales con temática vegetal; los capiteles presentan labra a base de plantas, animales nocturnos y criaturas fabulosas.

Visión de conjunto del ábside.

La parte intermedia consta de un entrepaño cuadrangular que en los paños centrales presenta motivos ornamentales alusivos a la advocación de la capilla y a sus patronos, con los escudos respectivos, y, coronando éste, un friso o escocia que es igualmente historiado en los paños centrales. Ambos motivos en los paños laterales, o son de temática vegetal o están, en líneas generales, menos elaborados. Por último, marcando la verticalidad de la fábrica, está la parte superior que forman los ventanales y los gabletes.

Los motivos escultóricos más llamativos de este conjunto son los de las arquivoltas de los ventanales de la cripta, donde proliferan los aspectos lúgubres de la vida terrenal y de ultratumba, mezclados con escenas profanas y seres fantásticos en actitudes violentas. En algunos casos las figuras recuerdan en su estilo los grutescos del arte Plateresco.

A continuación, se describe la ornamentación de cada tramo absidial, arrancando por la parte norte y terminando por el sur:

* Capilla del Sagrado Corazón de María

Originariamente de San José. Arquivoltas centrales: escenas del pecado de la sensualidad con demonios y parejas lujuriosas entre yedras. Arquivoltas laterales: cardinas, yedras y otros vegetales. Entrepaños: alegoría con los instrumentos de trabajo de la carpintería de San José. Friso central: escenas del trabajo de San José y de su muerte. Autores: Luis Echeverría (friso), J. M. Leánder, J. M. Fuentes y Francisco Baises.

* Capilla de Navarra

Arquivoltas centrales: la gentilidad, representada por gigantes y atlantes, en estado salvaje, y humanos afligidos por el pecado original, entre parras. Arquivoltas laterales: saúcos. Entrepaño central: escudos de Navarra y San Francisco Javier. Friso central: la obra evangelizadora de los misioneros navarros. Autores: Gaspar Casas (friso), Aniceto Arregui, Andrés Torrero, Tirso Madame y Valentín Hernández.

* Capilla de Guipúzcoa

Arquivoltas centrales: la Muerte, representada por hombres sosteniendo niños muertos, entre aves, alimañas y vegetación exuberante. Arquivoltas laterales: yedras y hojas de parra. Entrepaño central: escudos de Guipúzcoa y Loyola, ornados con anclas, cuerdas y cadenas. Friso central: San Ignacio herido en batalla y las misiones jesuitas en América del Sur. Autores: Jaime Lluch (friso), Ángel Lucarini (friso), Felipe Lobo, Gaspar Casas, Lulio Sánchez, Pedro Domínguez, Julián Asteasu, Valentín Hernáez y Enrique Bieto.

* Capilla de Nuestra Señora del Rosario

Arquivoltas centrales: Niños jugando, a medio tallar. Arquivoltas laterales: hojarasca, adormideras y amapolas. Entrepaño central: símbolos del Santo Rosario. Friso central: la aparición de la Virgen a Santo Domingo y Santa Catalina de Siena, y el triunfo de la Iglesia sobre los herejes. Autores: Luis Fernández (friso), Federico Baucells, Alfredo Quintana, Juan Casas, Luis Fernández, Pedro Domínguez y Vicente García.

Vitoria - Catedral Nueva 33.jpg Relieve de arquivolta absidial en la Capilla de Guipúzcoa Vitoria - Catedral Nueva 34.jpg Relieve de arquivolta absidial en la Capilla del Sagrado Corazón de María Relieve de arquivolta absidial en la Capilla de Álava Relieve de arquivolta absidial en la Capilla del Sagrado Corazón de Jesús
Motivos escultóricos en las arquivoltas absidiales del exterior.

* Capilla de Vizcaya

Arquivoltas centrales: la Muerte, representada por cadáveres y esqueletos. Arquivoltas laterales: girasoles, hojas de laurel y roble. Entrepaño central: faltan de labrar los escudos de Vizcaya y Begoña. Friso central: tipos populares vizcaínos, baserritarras y pescadores. Autores. Tirso Madame (friso), Antonio Márquez (friso), José Sort, Jesús Arizti, Francisco Celada, Juan Casas y Tirso Madame.

* Capilla de Álava

Arquivoltas centrales: el Infierno, representado por condenados, entre serpientes, dragones, cadenas y llamas. En los capiteles, escenas de parejas en romería (la mudanza de las cosas humanas). Arquivoltas laterales: rosas, espigas y amapolas. Entrepaño central: a medio labrar el escudo de Álava y otro espacio para escudo vacío. Friso central: escenas de la vida de San Prudencio. Autores: Alfredo Alánder (friso), Juan Pares (friso), Balbino Echoguíbel, Federico Baucells, José Pérez, Vicente García, Andrés Torrero e Isaac Díez.

* Capilla del Sagrado Corazón de Jesús

Arquivoltas centrales: el Castigo, representado por demonios alados entre escenas de condenación y tormento, y vampiros atacando a una pareja. Arquivoltas laterales: ramos de flores y cardinas. Entrepaño central: sin apenas labor escultórica. Friso central: escenas de la vida de Jesús, con Antonio de Padua. Autores: Jaime Lluch (friso), Enrique Bieto, José Bieto, Juan Casas, Juan Terrán, Alfredo Guijarro.

El ábside conecta con la fachada meridional mediante dos paños de pared, correspondientes a los dos tramos interiores del presbiterio y que como sus equivalentes en el lado norte están sin labrar. En ellos se abre la comunicación a la cripta, bajo el nivel del suelo, puerta que en origen estaba destinada al acceso al futuro y nunca construido claustro.
Fachada meridional

Orientada a la calle Monseñor Cadena y Eleta y el Parque de la Florida. Es simétrica y prácticamente idéntica a la del norte. Flanqueando la entrada, relieves de la primera época, con la Lucha y la Paz de los Monjes, representando los esfuerzos evangelizadores y civilizadores de la Iglesia, y los Artistas de la Catedral, representados en caricatura, afanados en sus trabajos. Ambos frisos fueron ejecutados por Vicente García, Ángel Lucarini, Bernabé López, Francisco Parés, Bernardo López y Agustín Llera.

Fachada meridional

Entre esta portada sur y el pórtico del pie del templo discurren cinco ventanales y otros tantos paños que se corresponden con los cinco primeros tramos de la nave lateral, hasta el crucero. Los entrepaños presentan molduras y rosetones, apoyados en figuras alegóricas o caprichos vegetales. Los frisos sobre ellos presentan temas variados vegetales y animales.

Las gárgolas de esta fachada, talladas por Aurelio y Manuel Rivas entre 1964 y 1965, hacen referencia a soldados de la Guerra Civil, pudiéndose encontrar un soldado con máscara antigás, otro de transmisiones gritando por teléfono, el miliciano artillero o un auxiliar moro con turbante y alfanje.

Naves y crucero

Bóveda del crucero.

La nave central mide 14 m. de ancho, 8 las intermedias, y las externas laterales, una mide 6,5 m. y otra 2 m. Las medidas interiores son 96 m. de ábside a puerta y 47 m. de anchura en el crucero. La nave central tiene una altura de 35 m. y las laterales 17,5 m. Las bóvedas son de crucería sencilla, sin nervio espinazo y barlongas (más anchas que largas). El tramo central del crucero, a falta de cimborrio, se cubre con una falsa bóveda circular, poco cóncava, apoyada sobre pechinas y cuya nervadura forma una estrella de ocho puntas. Todas las plementerías están enjalbegadas. En los cuatro pilares que sostienen los arcos torales que enmarcan esta bóveda hay unas hornacinas vacías ideadas para albergar imágenes de los cuatro Evangelistas.

A todo lo largo de la nave central y el crucero, entre la ventanas y los arcos formeros, discurre un hermoso triforio. Cada tramo de triforio se divide en tantos arquillos y maineles como calles y parteluces segmentan las vidrieras superiores. Las vidrieras son de vidrio blanco excepto las que ocupan los testeros de los dos extremos del crucero; éstas son, como se anticipó arriba, vidrieras con rosetón y están coloreadas al igual que las que hacen la función de tímpano de las portadas de acceso bajo ellas. Igualmente coloreada es la gran ventana-rosetón que preside la fachada principal.

Las caras interiores de las tres portadas están flanqueadas por pináculos adosados y coronadas, en bajorrelieve, por grandes escudos: el de Álava y Vitoria, sostenido por leones rampantes, en el testero norte; el del Estado Español, en el testero sur; y el papal de Pablo VI, sostenido por ángeles, en el pie de la nave central. Estos escudos pétreos fueron tallados por los hermanos Aurelio y Manuel Rivas.

Nave central y cabecera Nave central Nave central y pie Brazo meridional del crucero Brazo meridional del crucero
Aspectos de la nave central, el crucero y el transepto.
Cabecera
Presbiterio y Capilla Mayor

Se encuentran elevados metro y medio sobre el suelo de las naves y ocupan una superficie de 350 metros cuadrados. Presiden la estancia la Sede del Obispo, hecha en piedra y mármol rojo, con el escudo del obispo Peralta Ballabriga, y el Altar, también de mármol, con la inscripción tallada de San Agustín: SACERDOS ET ALTARE IPSE CHRISTUS. En torno a la cátedra episcopal, el Coro de Canónigos, de madera, del siglo XVI, con arcos conopiales y columnas jónicas, procedente del Monasterio de Santa María de Barría, cenobio de monjas cistercienses del norte de la provincia de Álava. En el presbiterio descansa también un órgano electrónico de la marca Baldwin.

Nave alta de la Capilla Mayor

La nave alta del presbiterio recibe la luz a través de 13 vidrieras figurativas, profusamente policromadas, construidas en 1954 por la casa Vidrieras de Arte de Bilbao. En ellas pueden identificarse las figuras de los Apóstoles, los Evangelistas, Padres y Doctores de la Iglesia, Adán y Eva, la Virgen María, San José, San Juan Bautista, el arcángel San Gabriel y San Prudencio, patrón de Álava. Sobre los pilares, hornacinas vacías destinadas a las imágenes de los cuatro profetas mayores y la familia de la Virgen. Las repisas, doseles y capiteles llevan vegetación y alegorías del agro alavés.

Trasaltar

Los siete paños de su paramento están ornamentados por otros tantos bajorrelieves hechos en alabastro por Enrique Monjo, colocados como se adelantó arriba entre 1960 y 1963, en la segunda época constructiva. De izquierda a derecha, vistos desde la girola, sus motivos son:
Relieve de la Puerta del Paraíso.

* Dones y Frutos del Espíritu Santo
* Predicación de Jesús
* Vida Celestial
* Puerta del Paraíso
* Vida Temporal
* La Traición
* El Castigo

Ocupando el paño central, el relieve de la Puerta del Paraíso constituye una exaltación de la Santísima Trinidad, formando un Árbol de la Vida a cuyos pies discurre la Fuente de la Vida. De la escena de majestad divida participan ángeles, arcángeles, santos, vírgenes y ancianos.
Girola

Está formada por dos naves concéntricas, cuyo arco de círculo tiene un radio de 23 metros y una superficie de 700 metros cuadrados aproximadamente. Su muro es festoneado por siete capillas, cada una de las cuales la forman tres planos, correspondientes a los tramos del ábside exterior. De norte a sur, son:

Relieve de la Puerta del Paraíso.
* Capilla del Sagrado Corazón de María
* Capilla de Navarra
* Capilla de Guipúzcoa
* Capilla de Nuestra Señora del Rosario
* Capilla de Vizcaya
* Capilla de Álava
* Capilla del Sagrado Corazón de Jesús

Cada capilla está decorada con grandes escudos tallados en piedra relacionados con las provincias o advocaciones religiosas a las que están dedicadas, y con bajorrelieves historiados. La Capilla central de Nuestra Señora del Rosario, donada en 1908 por doña Felicias Olave, presenta la decoración más rica, por la escultura y la ornamentación de los nervios de las bóvedas. En su centro se sitúa un altar de mármol proyectado por Julián de Apraiz para la capilla de las MM Reparadoras en 1923 y ejecutado por el escultor José Ríu. A su entrada se sitúa una reja, procedente de la Capilla de los Velascos en la derruida parroquia de la Asunción de Nuestra Señora de Galarreta. La forja está rematada con los blasones de los Ocáriz.

Las vidrieras de la girola, ejecutadas entre 1912 y 1914 por la casa madrileña Maumejean, forman una abigarrada corona de mártires, santos, confesores y vírgenes que brilla bajo ricos doseletes y pináculos vítreos de tonalidades doradas. Una tercera colección de vidrieras, representando figuras más estilizadas y movimientos contorsionados, filtra la luz del ábside alto.

Relieve de la Capilla absidial de Álava.

Cripta

La Cripta.

De planta semicircular, al igual que la girola bajo la que se extiende, es sin duda la parte más acabada de la catedral. Fue consagrada el 17 de septiembre de 1911. El espacio, profusamente decorado, estaba destinado a servir de sepultura de obispos y actualmente está consagrado para el oficio religioso como Parroquia de María Inmaculada.

Su acceso original es a través de la Puerta del Paraíso, en el trasaltar, la cual da paso a una amplia escalinata de descenso con pasamanos de mármol y bajo bóvedas de crucería que nacen de ménsulas con animales fantásticos. Su acceso actual es a través de una puerta que, bajo el nivel del suelo, se abre en un paño de pared recto situado entre el ábside y la portada meridional.

El espacio se divide en siete capillas, cada una de la cuales consta de dos bóvedas ricamente ornamentadas con claves con figuras alegóricas. El altar de la cripta está presidido por el Cristo de la Buena Muerte, talla del escultor Emilio Molina y realizada en mármol de Carrara. Las vidrieras, tres por cada capilla y 21 en total, representan escenas de muerte y resurrección en un estilo realista y de colores rotundos.

Podría asegurarse que la cripta es un auténtico museo de escultura modernista; aparte de su arquitectura, el trazado de la bóvedas, claves y ventanales inferiores están inspirados en la cripta de la Sagrada Familia de Barcelona. En la estancia se disponen esculturas de bulto redondo, relieves y capiteles historiados.

Sepulcro del Obispo Fdz. de Piérola.

La más destacada de las labras exentas es el Sepulcro del Obispo Raimundo Fernández de Piérola, fallecido en 1904 y primer donante de la Catedral, que representa al prelado en bulto yacente. Se trata de un trabajo de estilo neogótico tallado en 1910 en mármol de Carrara por Francisco Ceballos Montenegro.

En el eje de la girola se encuentran cuatro grandes esculturas alegóricas de las Virtudes Cardinales, éstas realizadas en estilo modernista. La Justicia, La Prudencia y La Fortaleza son marmóreas, mientras que La Templanza está modelada en yeso. Sus autores son Juan Piqué, Manuel Lucena, Ángel Lucarini, Francisco Bares y José Ríu. Los costados que cierran el semicírculo de la girola acogen cuatro grandes tímpanos labrados en mármol con gran maestría y delicadeza. Los bajorrelieves representan el Descendimiento del Cuerpo de Cristo, La Música, Las Ofrendas y La Redención. Su modelado y tallado corresponden a los artistas Moisés Huerta, Jaime Lluch, Julio Espiago, Juan Piqué, Francisco Pares, Eusebio Molina, Luis Fernández, Fernando Santos y Gaspar Casas. En la entrada, bajo los tímpanos de Las Ofrendas y La Redención, aparecen asimismo dos esculturas representando La Justicia, y a Tobías y el Arcángel San Rafael.

Las siete capillas se encuentran dividas por seis grandes columnas de fuste múltiple cuyos capiteles, corridos a modo único relieve secuencial, narran los siguientes temas: Pecados Capitales (I), Obras de Misericordia, Escenas del Nuevo Testamento, Obras de Misericordia, Pecados Capitales (II), Temas Varios. La iconografía es asimismo muy variada e imaginativa, mezclando las escenas religiosas y las profanas (fantasías mitológicas, naturaleza, crítica social), en los capiteles adosados a las paredes de la cripta. En estos trabajos los autores destilan una ironía en la que se conjugan la crítica social con el aleccionamiento moral.

Escalera

Tobías y San Rafael

Capitel

Capitel

Vidriera

Galeria de Imagenes de la Catedral Nueva de Vitoria en España


Catedral de Albacete (España)

0

Construcción     1515-1949
Estilo arquitectónico     Renacimiento, neorrománico, neogótico

La catedral de San Juan de Albacete, en España se comenzó a construir en 1515 sobre un templo mudéjar anterior, si bien, no fue hasta 1959 cuando se concluyó con su aspecto actual, con su exterior de estilos neorrománico y neogótico.

Historia

La magnifica iglesia de San Juan fue construida en 1515 para sustituir el anterior templo mudéjar. En este periodo, Albacete pertenecía a la diócesis de Chinchilla. En el siglo XVII se desploman las anteriores bóvedas góticas, por lo que se sustituyen por las actuales barrocas. En 1936, durante la Guerra Civil Española sus campanas son fundidas, tras lo cual, en 1947 se sustituyen por las actuales, obra de los hermanos Roses. Es también durante el periodo de post-guerra, en 1949 cuando se termina la fachada principal y se crea la diócesis de Albacete, alcanzando la iglesia el rango de catedral. En 1960 se termina la fachada lateral, de estilo neorrománico.

Características

Exterior

La catedral tiene dos fachadas principales. La principal, en la cara sur, es de estilo neorrománico y de ella destaca la portada, la cual presenta tres arquivoltas de arco de medio punto sostenidas por tres columnas simples, con capiteles con motivos vegetales. La fachada derecha es neogótica y en ella se sitúa la torre del campanario, de planta cuadrada, y la portada de arco apuntado, sobre la cual se sitúa un rosetón.

Interior

La catedral está dividida en tres naves, que soportan tres bóvedas barrocas, obra de Díaz Palacios. Las tres naves se encuentran a la misma altura, pero las laterales tienen menor anchura. Se encuentran divididas por dos filas de dos columnas renacentistas con capiteles jónicos. En la nave derecha se encuentra la capilla de la Virgen de los Llanos, de la que destaca su retablo renacentista y la bóveda de crucería con linterna. De la sacristía destacan sus pinturas renacentistas en la que se representan imágenes el Nuevo Testamento. Cabe destacar que es una de las catedrales con más superficie pintada del mundo.

Mas sobre la historia

La zona estuvo habitada por los basetanos (pueblo iberico), aunque el origen de la ciudad es musulman. Fué llamada Al-Basit (la llanura), y se correspondería en sus origenes con una pequeña alqueria musulmana (siglo IX). La ciudad fué reconquistada por el infante Alfonso en el 1241, pero en el 1296, pasó a manos del rey Jaime II de Aragón. No fué villa independiente hasta el año 1375 cuando se separa de Chinchilla. En 1833 se convierte en capital de provincia, y en 1862 es declarada ciudad por la reina Isabel II.

Otras Caracteristicas

Vista general Exterior La diocesis de Albacete fué creada en 1950, por lo que su catedral, apenas tiene tradición y cosas de valor, aunque es muy querida por los albaceteños.

La catedral tiene sus origenes en la antigua iglesia gótica de San Juan Bautista. Las obras de la actual catedral se iniciarón en el 1515 (siglo XVI) en estilo renacentista y se terminarón bien avanzado el siglo XX, coincidiendo su finalización con la declaración en 1949 del rango de catedral, al ser creada la diocesis de Albacete. Entre sus arquitectos mas renombrados figuran Diego de Siloé.

Dispone de dos portadas, la principal de 1945 (siglo XX) y la lateral de 1960 (siglo XX) en estilo neorrománico.

Portada principal Su fachada principal está presidida por una torre rectangular en cuya base se situa la puerta de arco apuntado, en estilo neogótico, a la que a su vez se accede por una escalinata. A la torre o campanario se accede por una escalera helicoidal sin barandilla, ya en el interior de la catedral.

Las campanas que disponía la catedral fuerón destruidas y fundidas en el año 1936, durante la guerra civil española. Finalizada la contienda se compró un nuevo juego de campanas de nueva fundición, de menor tamaño y de sonido no muy armonioso, que son las que dispone en la actualidad.

Los nombres de la mismas son: San Francisco de Sales, San Juan Bautista, San Enrique y Maria de los Llanos.

Desde un punto de vista constructivo, la gran sala de campanas, de mas de 10 metros de altura, está dividida, interiormente, por un balcón corrido, apoyado sobre viguetas de cemento, a la altura de las campanas, mientras que una escalera vertical helicoidal, también de piezas de cemento armado, permite acceder a ese balcón y alcanzar la terraza superior. A esa sala se accede por otra escalera helicoidal de cemento, ubicada en la parte norte del campanario y exterior al mismo, ya que la torre se encuentra ubicada sobre la puerta principal de acceso al templo. Esta primera escalera esta taladrada verticalmente por un agujero de unos 10 cm. de diametro por el que pasaba seguramente una sola cuerda para tocar algunas señales, problablemente con la campana mayor.

Texto: Marí Carmen Alvaro Muñoz y Francesc LLop i Bayo del Gremio de Campaners de Valecia

Interior Interior hacia el altar

Se trata de una iglesia de tres naves de igual altura, las laterales mas estrechas que la central y separadas por cuatro columnas estriadas renacentistas de cantería con capitel jónico, según trazas de Jerónimo Quijano y que sustituyerón a los antiguos pilares góticos. Las bóvedas de estilo gótico se desplomarón en el siglo XVI y fuerón sustituidas por las actuales barrocas del siglo XVII, realizadas por Gregorio Díaz de Palacios. Dispone de tres ábsides en linea con las naves de la catedral. La catedral quedó inacabada hasta el segundo par de columnas, para ser posteriormente terminada en pleno siglo XX, entre 1921 y 1960.

En el interior, los muros fuerón pintados por el padre Escribá, en 1958.

La sacristía cubierta por una sencilla techumbre y decorada con pinturas de estilo manierista que imitan bajorrelieves. Las mismas estan fechadas en el siglo XVI. Cinco grandes grisallas de dibujo grandioso en las que se representa a la Magdalena ungiendo los pies de Jesús, la Predicación de San Juan Bautista, la entrega de las llaves y la Conversión de San Pablo, entre otras. Se tratan de pinturas de autor desconocido.

A destacar una pila bautismal renacentista.

Capilla de la Virgen de los Llanos Capilla de la Virgen de los Llanos situada a la derecha del altar mayor y cubierta con bóveda de crucería con linterna. En la misma un retablo renacentista del siglo XVI, con cuatro grandes tablas: la Resurrección, la Oración del huerto, la Anunciación y el Nacimiento. Pinturas atribuidas al llamado Maestro de Albacete. La Virgen de los Llanos es la patrona de Albacete.

El retablo ofrece una notable arquitectura ochavada, para adaptarse a la capilla absidial para la que se hizo y donde hoy está; este ofrece un curioso cuerpo único en los extremos con senda columnas jónicas fajadas, remate en venera y frontón triangular y putti con guirnaldas, un lenguaje muy clásico relacionado con el retablo mayor de la capilla real de Granada y con la decoración externa de la capilla de los Juarentones de la Catedral de Murcia. Quizá esta obra podría vincularse a la producción artistica de Jerónimo Quijano , del que conocemos su actividad como escultor. No obstante, el interés de este retablo reside también en las tablas del llamado Maestro de Albacete.

Capilla del Nazareno cerrada por una reja del siglo XVI.

Camarin de la Virgen La imagen de la Virgen actual tiene incrustada en la cabeza, la cabecita original de la imagen, que según la leyenda, fué enterrada durante la razzia de Abén Osmín en 1446 y dos años mas tarde fué encontrada por un labrador mientras araba sus campos. Cada 27 de mayo, los fieles pueden acceder al camarin para contemplar la imagen de la Virgen con su cabecita incrustada.

Imagen de la Virgen de la Estrella del siglo XVIII, se encuentra en una capilla de la Catedral, fué titular y patrona de las antiguas casas consistoriales de Albacete. Es una imagen barroca de influencia italiana y que es propiedad del Ayuntamiento de Albacete.

mas informacion

http://www.fuenterrebollo.com/Heraldica-Piedra/albacete.html

Galeria de Imagenes de la Catedral de Albacete en España


Go to Top