Estilo arquitectónico     neoclásico – ecléctico

La Catedral Basílica de San José de Mayo es sede catedralicia de la Diócesis de San José de Mayo, Uruguay. Está situada en la plaza “Treinta y Tres”, plaza central de la ciudad de San José de Mayo, departamento de San José.

Esta obra es un exponente de los estilos arquitectónicos predominantes en el siglo XIX. Fue declarada monumento histórico el 2 de octubre de 1990.

Datos históricos

Al fundarse la población de San José en 1783 una humilde construcción de techo de paja sirvió como lugar de culto de la naciente comunidad.

El mismo fue prontamente elevado a la categoría de parroquia, dependiente de la obispado de Buenos Aires.

Comenzando el siglo XIX se construye y bendice el segundo templo contiguo a la antigua iglesia.

En 1955 se crea la Diócesis de San José del Uruguay -así la denominó la Bula de erección- el 15 de noviembre de 1955 por el Papa Pío XII, con la cual el templo pasa a ser sede catedralicia, recibiendo a su primer obispo Mons. Luis Baccino, el 8 de abril de 1956.

El 24 de abril de 1957 fue designada por la Santa Sede “Basílica Menor” y el 3 de septiembre del mismo año la Conferencia Episcopal del Uruguay la declara “Santuario Nacional de San José”.

Construcción y Aspectos Arquitectónicos

La construcción del actual templo comienza en septiembre de 1857 y finaliza en 1874, siendo bendecido el 24 de marzo del año siguiente.

El proyecto y dirección de la obra le fue confiado al maestro constructor catalán D.Antonio Fontgivell. Se trata de un hombre con una importante trayectoria en Uruguay a quien se debe también la planta baja del actual edificio de la Intendencia Municipal.

De estructura basilical, la nave central descansa sobre 8 columnas de mármol macizo de Carrara. El transporte de cada una de las ocho columnas desde el puerto de Montevideo hasta San José ocupó un mes. Para ello se construyeron zorras especiales con ruedas y ejes reforzados.

Su longitud es de 72 metros, desde la escalinata del atrio al presbiterio, el ancho 26 metros.

Se destacan las cúpulas recubiertas por azulejos franceses de Pas de Calais. Y en una de sus torres se encuentra un gran reloj artesanal.

Gracias al esfuerzo del pueblo maragato y de su párroco el Pbro. Norberto Betancur, San José cuenta con este reloj que es motivo de legítimo orgullo de sus pobladores. De procedencia suiza, sus esferas fueron hechas por la misma fábrica del Big Ben. Se encuentra en funcionamiento desde el 25 de agosto del año 1900.

Dentro del templo se destacan las arañas de cristal de Murano, las pinturas y las esculturas.

El altar mayor y los altos relieves pertenecen al escultor catalán Domingo Mora ( 1840-1911). El altar de la capilla del Santisímo Sacramento es obra de los hermanos Repetto ( originarios de Lavagna, Italia). El tallado de las puertas de entrada es obra de José Villar. Los frescos de las paredes y la “Gloria de San José” de la cúpula son obras del pintor italiano Lino Dinetto.

Las campanas de la catedral

Durante años circuló la versión que indicaba que la campana mayor de la catedral había sido armada para San José de Costa Rica y que por error terminó en San José de Mayo. Se comprobó luego que esta versión no tenía base. La campana fue fundida en Génova para los maragatos gracias a la gestión de Luis de Amilivia, quien también compró el reloj.

Las campanas (la mayor de más de 3 toneladas de peso) pueden escucharse a 15 kilómetros a la redonda marcando el ritmo de la vida maragata.

Capillas

* Capilla María Madre de la Iglesia

* Capilla Nuestra Señora del Carmen

* Capilla Nuestra Señora del Huerto

* Capilla Nuestra Señora de los Treinta y Tres

Diócesis de San José de Mayo

Comprende Departamentos de San José y Flores

http://catedralescatolicas.com/images/diocesis%20san%20jose%20uruguay.jpg

Mas Informacion

La construcción de la basílica catedral de San José de Mayo -contigua a la vieja iglesia, frente a la plaza central- comenzó en 1858. La obra es un exponente de los estilos arquitectónicos predominantes en el siglo XIX. Se destacan ocho columnas de mármol de Carrara y las cúpulas recubiertas por azulejos franceses de Pas de Calais. Sus campanas (la mayor pesa 3 ton) se escuchan a 15 km a la redonda. En una de sus torres se encuentra un gran reloj artesanal comprado en Europa y que funciona desde el 25 de agosto de 1900. Dentro del templo se destacan las arañas de cristal de Murano, las pinturas y las esculturas. Su presencia realza la plaza Treinta y Tres, en la que también se encuentran el club San José, el Teatro Macció, el viejo edificio del Banco San José y la Intendencia Municipal.

Proyecto y dirección de la obra : El proyecto y la dirección de la obra estuvieron en manos del maestro catalán Antonio Fongibel que la finalizó en 1874, 19 años después de iniciada.

Las ocho columnas de la catedral : El transporte de cada una de las ocho columnas desde el puerto de Montevideo hasta San José ocupó un mes. Para ello se construyeron zorras especiales con ruedas y ejes reforzados.

Las campanas de la catedral : Durante años circuló la versión que indicaba que la campana mayor de la catedral había sido armada para San José de Costa Rica y que por error terminó en San José de Mayo. Se comprobó luego que esta versión no tenía base. La campana fue fundida en Génova para los maragatos gracias a la gestión de Luis de Amilivia, quien también compró el reloj.

Luego de haber sido creada la Diócesis de San José del Uruguay -así la denominó la Bula de erección- el 15 de Noviembre de 1955 por el Papa Pío XII. El primer Obispo, Monseñor Luis Baccino toma posesión el 8 de Abril de 1956. Al año siguiente la Conferencia Episcopal del Uruguay (CEU), con fecha 3 de setiembre de 1957, declara a la Catedral SANTUARIO NACIONAL.

La Parroquia Catedral de San José confirmó la habilitación de una cuenta bancaria para poder colaborar con el proyecto de recuperación edilicia de la Basílica Catedral de San José. La misma está disponible en Banco Credit Uruguay y tiene el número 0318520.

Los promotores del emprendimiento enviaron en los últimos días algunas cartas con datos de la cuenta y solicitando la colaboración a determinados empresas y personas que ya habían manifestado su intención de colaborar con las obras.

El cura párroco Nelson González dijo que la primera etapa cumplida entre noviembre y diciembre busca sensibilizar a la población y a las autoridades de la temática mediante la difusión y el apoyo oficial de la Intendencia y del Ministerio de Transporte.

Además, se realizó una presentación del plan de trabajo ante organizaciones sociales como la Cámara del Pueblo para solicitar la distribución de afiches por los barrios de San José.

El Padre González confirmó que en el primer tri­mestre comenzarán las obras, lo que será “un aliciente para que la población se acerque a colaborar”.

La segunda etapa de la campaña está prevista para marzo y será “masiva” para profundizar el aporte de la población, por ejemplo, mediante la venta de bonos colaboración. La inversión global ronda los 500.000 dólares y el proyecto consta de varias etapas.


Únete al Facebook de la Diócesis

mas informacion

http://www.sanjosedemayo.diocesis.ws/

Galeria de Imagenes de la Catedral Basilica de San Jose de Meyo en Uruguay