Posts tagged Santa Cruz

Catedral de San Lorenzo (Bolivia)

0
Diócesis     Santa Cruz
Construcción     1770-1838
Estilo arquitectónico     Ecléctico, Barroco

La Catedral Metropolitana Basílica de San Lorenzo es el principal templo católico en la ciudad de Santa Cruz de la Sierra, Bolivia. Está situada en el centro de la ciudad, frente a la Plaza 24 de Septiembre.

Historia

La primera iglesia fue edificada por el mercedario Fray Diego de Porres en tiempos del Virrey Francisco de Toledo. En 1770, el Obispo Ramón de Herbosos reconstruyó la iglesia, encomendando al sacristán mayor don Antonio Lombardo la ejecución de las obras. En la época del Mariscal Andrés de Santa Cruz (1838), el viejo templo fue sustituido por una nueva iglesia de estilo ecléctico, proyectada por el arquitecto francés Felipe Bertrés. Es notable por sus bóvedas de madera y por la decoración pictórica que las cubre. En el altar mayor se conserva una parte del recubrimiento original de plata labrada de la misión jesuítica de San Pedro de Moxos. También se exhiben cuatro relieves escultóricos que provienen de la misma misión.

Galeria de Imagenes de la Catedral de San Lorenzo en Bolivia

Catedral Vieja de Cadiz (España)

0
Estilo arquitectónico     Barroco, Manierista

La Catedral Vieja de Cádiz, o Iglesia de Santa Cruz, situada en la ciudad de Cádiz (Andalucía, España) es una construcción que data de 1262-1263 y que fue reedificada en estilo manierista y barroco en el siglo XVIII.

Historia

Esta catedral fue edificada por orden del rey Alfonso X de Castilla, El Sabio, en época del Papa Urbano IV, aunque ha dispuesto de periodos intermitentes de culto. Se consideró catedral hasta 1838, cuando la catedral de la ciudad se trasladó a la Catedral Nueva. Desde esa fecha, 1838, es considerada únicamente iglesia.

Las dos catedrales existentes en Cádiz están ubicadas en diferentes distantes separadas por el Antiguo Palacio Episcopal y el Pasillo del Obispo.

Primera construcción cristiana (siglo XIII)

Según excavaciones realizadas en el subsuelo del Antiguo Palacio Episcopal, adyacente al templo de la Santa Cruz, se ha realizado la cronología histórica de la zona, dándose el hecho de que podría estar asentada en los terrenos de un primitivo templo paleocristiano y visigodo o del Teatro Romano de Gades (estudios definitivos realizados por Ramón Corzo no publicados a fecha de 2006).

Se tiene constancia de que el rey Alfonso X de Castilla, El Sabio, mandó construir una iglesia hacia el 1262-1263, sobre los restos de una mezquita árabe.

En el templo gótico y en la cubierta artesonada fueron realizadas algunas reformas en los siglos XV y XVI, hasta que en el año 1596 fue quemado por la escuadra anglo-holandesa comandada por el almirante Charles Howard y Robert Devereux, 2º conde de Essex, que atacó, invadió y saqueó Cádiz hasta que, incendiada, la abandonó, quedando este templo casi destruido. Únicamente se salvó el arco de ingreso y la bóveda de crucería de la capilla bautismal.


Construcción existente desde el siglo XVII

Tras la destrucción del templo anterior, hubo de ser reedificada en el siglo XVII, siendo la existente desde entonces.
En 1597 se encargan las obras de reconstrucción al maestro mayor del obispado Ginés Martín de Aranda, finalmente la construcción es un proyecto del ingeniero militar Cristóbal de Rojas, fue finalizado en 1602, siendo consagrada el 15 de junio de 1602, y abierta al culto el 29 de mayo de 1603.
Descripción

Interior

En la edificación del siglo XVII, se levantó de estilo manierista, y barroco.
Es de planta rectangular (de salón), con falso crucero y tres naves separadas por columnas de orden toscano y arcos peraltados de medio punto y bóvedas esquifadas. El crucero se cubre con una cúpula semiesférica sobre pechinas.

Exterior

El exterior de la cubierta es de azulejos de varios colores. El exterior de las bóvedas está recubierto con azulejos de varios colores de principios del siglo XVII.

El campanario está construido en el siglo XV, separado del resto de la iglesia, está cubierto con un chapitel de azulejos polícromos. Constituido en sus dos primeras plantas por un núcleo de escaleras, comunicándose en tercera planta con la casa de la Contaduría (sede del museo catedralicio) siendo de planta rectangular terminado en chapitel, recubierto también con azulejos.

Obras albergadas en su interior

A la izquierda del altar mayor se puede ver un escudo antiguo de Guipzcoa

y a la derecha el de Vizcaya, provenientes de la desaparecida Capilla de los Vizcaínos

En la segunda mital del siglo XVII, el enriquecimiento de la Catedral de Santa Cruz llegó cuando la población creció y la ciudad alcanzó una gran prosperidad con el comercio de las Indias.

* Retablo del altar mayor, obra de Alejandro de Saavedra
* La capilla de los Genoveses,
* La capilla de los Vizcaínos,
* La capilla de los reliquias,
* La torre del Sagrario (segunda mitad del siglo XVIII), obra de Torcuato Cayón,
* Cuadros e imágenes debidas al mecenazgo del obispo Alonso Vázquez de Toledo,
* Portada lateral de mármoles genoveses de Andreoli.

SÍNTESIS HISTÓRICA DE LA CATEDRAL DE CÁDIZ

La Iglesia Catedral gaditana, madre de todas las iglesias de la diócesis y símbolo parlante de toda la comunidad de fieles, unida a través de su obispo y su presbiterio a la Iglesia Universal, tiene una historia llena de vicisitudes. Son dos las Catedrales, la Vieja y la Nueva, separadas en su emplazamiento, pero unidas por el palacio episcopal antiguo y el Pasillo del Obispo.

Las excavaciones realizadas en el subsuelo de la casa episcopal, pendientes de publicación, han llevado la cronología de la zona y su entorno remontándola muchos siglos antes de lo hasta ahora conocido con el descubrimiento de restos fenicios, púnicos, romanos y visigodos. La Catedral Vieja de Santa Cruz podría estar asentada en la que sería la primitiva paleocristiana y visigoda, aunque hasta ahora no hemos podido examinar visualmente un fragmento de inscripción aparecida en su atrio y que se añade al grabado de una cruz bajo un arco en el interior de las galerías del Teatro Romano de Gades en la última campaña dirigida por d. Ramón Corzo.

Con lo expuesto se va consolidando la opinión de que Santa Cruz ocupaba el lugar de la mezquita musulmana, cuando Alfonso X la construía en 1.262 de obra admirable en expresión de la bula de Urbano IV. La iglesia gótica perduró con algunas reformas realizadas en los siglos XV y XVI hasta que fue quemada por la escuadra angloholandesa comandada por el almirante Howard y el conde de Essex, que atacó, invadió y saqueó Cádiz en 1.596 hasta que la abandonó, ya incendiada, a mediados del mes de julio.

Hubo que levantar la actual iglesia columnaria de orden toscano y de estilo manierista, obra conjunta del ingeniero militar Cristóbal de Rojas y del maestro mayor del obispado Ginés Martín de Aranda, que se consagró el 15 de junio de 1.602. El siglo XVII trajo el enriquecimiento de la Catedral de Santa Cruz con el retablo mayor de Alejandro de Saavedra, las capillas de los genoveses y de los vizcaínos, la capilla de las reliquias y cuadros e imágenes debidas al mecenazgo del obispo Fr. Alonso Vázquez de Toledo, y la portada lateral de mármoles genoveses de Andreoli. Fr. Gerónimo de la Concepción nos describe una catedral dotada de una dignidad acorde con su condición de primer templo de la diócesis. Pero la población creció y la ciudad alcanzó una gran prosperidad con el comercio de las Indias en la segunda mitad del citado siglo.

Cádiz logró el traslado, en 1.717, de la Casa de la Contratación y del Consulado de Cargadores de Sevilla. Había que dotar a la ciudad de un nuevo templo, y así, acorde con los nuevos tiempos y circunstancias, se puso la primera piedra en 1.722 con planos del maestro mayor Vicente Acero; había concebido una catedral que vino a ser el eslabón de las iglesias catedrales góticas y renacentistas españolas con las catedrales barrocas de América.

El ambicioso proyecto, iniciado y continuado con el cuartillo (el cuarto del uno por cien ) de los caudales venidos del Nuevo Mundo como pago de las mercancías enviadas a América por los comerciantes de Cádiz, hasta el año 1.796, en que se paralizaron las obras, dirigidas después de Vicente Acero, sucesivamente por Gaspar Cayón, Torcuato Cayón de la Vega, Miguel de Olivares y Manuel Machuca. Estos arquitectos trabajaron los estilos artísticos del barroco, el decorativo de la rocalla y rococó, el clasicista y el neoclásico.

La obra permaneció interrumpida hasta 1.832, en una época nada propicia para los grandes proyectos, en un siglo de revoluciones y decadencia del comercio, que afectaron sobre todo a Cádiz. Fr. Domingo de Silos Moreno cerró el templo no sin grandes gastos y desvelos y trasladó de Santa Cruz, la Catedral Vieja, a la Nueva, una vez consagrada el 28 de noviembre de 1.838, el culto catedralicio y la asistencia de los capitulares. Los obispos Arbolí y Arriete fueron completando en lo necesario lo que faltaba, pero el sagrario, el claustro y demás dependencias quedaron sin construir por falta de medios económicos y, sobre todo, por la ocupación de los solares, donde estaban previstos, por una vía pública y por un almacén de materiales de una empresa de construcción.

El Cabildo Catedralicio de Cádiz se fue configurando con el paso del tiempo. En el siglo XVIII había alcanzado su composición definitiva constando de seis dignidades (deán, arcediano de Cádiz, tesorero, chantre, maestrescuela y arcediano de Medina Sidonia), cuatro canonjías de oficio (doctoral, lectoral, magistral y penitenciario), seis canonjías simples, cuatro racioneros y ocho medios racioneros. el Concordato entre la Santa Sede y España (1.851) estableció para Cádiz las cinco dignidades, cuatro canónigos y dieciséis beneficiados.

El régimen del Cabildo Catedralicio fue evolucionando de la siguiente manera: Enmiendas de los estatutos del sínodo de D. Juan González (1.493), Estatutos de D. Pedro Fernández de Solis (1.493), Estatutos modernos de d. Antonio Zapata y Cisneros (1.589), Estatutos de d. Jaime Catalá y Albosa ( 1.882), Estatutos de D. Marcial López Criado (1.922) y los Estatutos de D. Antonio Dorado Soto, que están en vigor.

La Catedral Nueva estuvo sufriendo un proceso de degradación de sus piedras casi desde su apertura por haber permanecido sin cubrir en su totalidad, lo que obligó a clausurarla dos veces en las décadas de los setenta y ochenta. La restauración lenta y con intermitencia ha alcanzado un ritmo más regular y decidido en el pontificado de D. Antonio Ceballos Atienza con la conjunta colaboración de la Junta de Andalucía, el Ministerio de Cultura y el Obispado de Cádiz, esperándose la reanudación de las obras por el Ministerio de Fomento. Con lo restaurado y lo que se restaurará próximamente se tiene la esperanza de que no vuelva a cerrarse al culto una vez más la Catedral Nueva de Cádiz.

Un acontecimiento de singular relieve se produjo el lunes 8 de mayo de 2.000: La inauguración del Museo Catedralicio y de los Archivos Históricos y de Música en sus nuevas instalaciones de la Casa de Contaduría del Cabildo Catedralicio, en la Plaza de Fray Félix, s/n, por los Reyes Don Juan Carlos I y Doña Sofía. Se culminaba así un proceso largo de restauración del edificio, de instalación adecuada de los bienes de Arte Sacro y de los Archivos, con la colaboración del Ayuntamiento de Cádiz, el proyecto URBAN y la Junta de Andalucía.

mas informacion

http://www.obispadodecadizyceuta.org/

Galeria de Imagenes de la Catedral Vieja de Cadi en España

Catedral de Santa Cruz de Cadiz (España)

1
Construcción     1722-1838
Estilo arquitectónico     Barroco, rococó, neoclásico

La Catedral de Cádiz es la sede episcopal de la diócesis de Cádiz y Ceuta, en España. Se empezó a construir en 1722 y no se terminó hasta el 28 de noviembre de 1838.

Recibe el nombre de “Santa Cruz sobre el Mar” o “Santa Cruz sobre las Aguas”[1] aunque los gaditanos la denominan “Catedral Nueva” en contraposición a la Catedral Vieja (de la Santa Cruz), edificada en el siglo XVI sobre la antigua catedral gótica mandada construir por Alfonso X El Sabio.

Está situada en la Plaza de la Catedral y es visible desde casi cualquier punto de la ciudad. Tiene horario de visitas tanto para el interior del recinto como para la Torre del Poniente. La misma entrada a la catedral sirve para acceder al Museo Catedralicio, situado en la Plaza Fray Félix junto a la Catedral Vieja.

Historia

Se trata de un edificio religioso de grandes proporciones que se comenzó a construir según proyecto del arquitecto Vicente Acero en 1722. Acero dejó el proyecto en 1739 y se hizo cargo de las obras Gaspar Cayón, pasando en 1757 a su sobrino Torcuato Cayón. Tras su muerte en 1783, le sucede Miguel Olivares hasta 1790, fecha en la que empieza a dirigir la obra Manuel Machuca. Finalmente desde 1832 hasta su finalización las obras las dirige Juan Daura.

En los 116 años que tardó su construcción, se ve el cambio de estilo y los gustos de los distintos arquitectos, lo explica la mezcla de estilos, básicamente tres: barroco, rococó y neoclásico.

Los materiales que se emplearon fueron muy variados debido a las diferentes crisis económicas a las que tuvo que hacer frente la ciudad durante el período de construcción, así se puede observar mármol genovés para los diferentes altares y puertas, piedra caliza y piedra ostionera para los muros exteriores.

Fue el obispo Fray Domingo de Silos quien la bendijo en 1838. A causa del retraso de las obras, muchas partes del templo quedaron expuestas a los rigores del tiempo. Esto y la situación misma del edificio junto al mar ha provocado una enfermedad en la piedra que hace que ésta se vaya desmoronando poco a poco; es por ello por lo que las bóvedas del templo están cubiertas por redes que evitan que los cascotes caigan al suelo.
Características


Interior de la catedral

La portada es una conjunción de formas cóncavas y convexas, característico del estilo barroco. Las torres que se levantan a ambos lados de la portada culminan en forma de observatorio astronómico; es un hecho excepcional que la Catedral de Cádiz posea campanarios de tal altura, puesto que estaba prohíbido por los Borbones la construcción de tales estructuras, al constituir un blanco fácil para el enemigo.

Tiene planta de cruz latina y tres naves, quedando delimitado el espacio por conjuntos de columnas. El altar mayor consiste en un templete de estilo neoclásico dedicado a la Inmaculada Concepción. En todo el perímetro del templo se observan capillas (que en el momento de la construcción estaban dedicadas a albergar los talleres necesarios para la obra del templo) dedicadas a la figura del Ecce Homo (obra de “La Roldana”) o a los patronos de la ciudad; San Servando y San Germán, entre otros. Una de éstas capillas alberga la monumental Custodia de plata, obra de Enrique de Arfe, que contiene la Sagrada Forma en la festividad de Corpus Christi. Cabe destacar las dos figuras en mármol de San Pedro y San Pablo que se encuentran junto a la entrada de las dos puertas menores de la catedral. Sobre la puerta principal se encuentran sendas estatuas de los santos patronos de la ciudad de Cádiz, San Servando y San Germán.

Posee varias cúpulas, destacando dos; la cúpula mayor compuesta por un tambor y la propia cúpula se asienta sobre pechinas y en su exterior está cubierta de azulejos dorados que durante el día reflejan los rayos del Sol. Contigua a ésta se encuentra otra cúpula de menores dimensiones, situada sobre el altar mayor. Otra cúpula menor se sitúa sobre una sala dedicada a guardar diferentes reliquias y restos.

Bajo el altar mayor se encuentra la cripta, situada bajo el nivel del mar donde están enterrados personajes ilustres gaditanos como Manuel de Falla y José María Pemán. Un elemento interesante de la catedral es su coro; se sitúa en el centro, ante el altar mayor. Verdaderas obras de arte son la sillería del coro y los dos órganos que posee. La Catedral de Cádiz posee un extenso archivo musical de la antigua Capilla Musical, con obras de compositores como Padilla, García Fajer o Delgado. Actualmente existe una intención de recuperar del olvido todas estas obras que, en la mayoría de los casos, sólo se tocaron el día de su estreno para los oficios.

Santa Apostólica Iglesia Catedral de Cádiz

El traslado de la Casa de Contratación de Sevilla a Cádiz en 1717, fue el motivo del gran desarrollo económico de la ciudad, por lo que el Cabildo inició la construcción de una Catedral acorde con el esplendor de la ciudad, ya que la existente, mandada a construir por Alfonso X el Sabio sobre 1263, fue incendiadaen 1596 y se encontraba en muy mal estado después de varias reconstrucciones.

Las obras dieron comienzo en 1722 según proyecto del arquitecto Vicente Acero, el cual tras haber trabajado durante cinco años en la Catedral de Granada, deja ver en ésta la influencia de la anterior y la de Guadix.

Vicente Acero dimite y en 1739 se hace cargo de las obras Gaspar Cayón, pasando en 1757 a su sobrino Torcuato Cayón. Tras la muerte de éste en 1783, le sucede Miguel Olivareshasta 1790, fecha en que las dirige Manuel Machuca. Finalmente desde 1832 hasta 1838, en que se dan por finalizadas las obras, las dirige Juan Daura.

En todo este tiempo han transcurrido 116 años, a través de los cuales se ve el cambio de estilo y los gustos de los distintos arquitectos. La catedral se comienza en estilo Barroco, como su planta y el interior hasta el friso rococó y es terminada en estilo neoclásico, en su fachada, torres, cúpulas y el segundo cuerpo del interior, así como la mayoría de los retablos y el altar mayor.

Exterior de la Catedral.

La fachada principal está realizada con mucho movimiento a base de formas cóncavas y convexas. Posee tres pórticos. El central tiene dos cuerpos, de los cuales el primero posee cuatro columnas corintias de fuste profusamente decorado y columnas estriadas, el segundo cuerpo es un gran ventanal flanqueado por los Santos Patronos, San Germán y San Servando, del genovés Esteban Frucos realizados en el siglo XVII, que anteriormente estuvieron en el Catedral Vieja. Todo ello está rematado por un gran arco abocinado con frontón triangular, y sobre él se sitúa una escultura del Divino Salvador realizada en mármol de Carrara por Esteban Frucos.

Las dos portadas laterales están rematadas por complejos frontones y flanqueadas por dos torres de planta octogonal con tres cuerpos, el primero almohadillado, el segundo con vanos entre pilastras y frontones y el tercero con columnas, cerrado con casquete semiesférico.

La fachada principal está rematada con candelabros y tiene dos cuerpos; el primero está realizado en mármol y el segundo en piedra caliza.

La fachadas laterales son idénticas, en mármol y jaspe con las puertas de orden corintio, dedicadas una a San Germán y la otra a San Servando.

Las cubiertas son bóvedas vaídas con profusa decoración de orden clásico. El crucero, tiene una cúpula semiesférica sobre tambor, obra de Juan Daura, cuyo exterior es romo y está recubierta de cerámica amarilla y rodeada de imágenes de santos, atribuidas a discípulos de Cosme Velázquez.

Interior de la Catedral.

Es de planta de cruz latina con tres naves separadas mediante columnas corintias estriadas que sostienen un rico friso con decoración de rocallas y una compleja y movida cornisa; todo este cuerpo está recubierto de mármoles. El segundo está dentro del orden clásico, de pilastras adosadas, este cuerpo, al igual que las cubiertas están realizados en piedra caliza.

De este interior destaca la amplia y compleja girola donde se utilizan bóvedas triangulares y cuadradas y las dieciséis capillas repartidas en las naves laterales.

1. Capilla de San Pedro.- Posee un interesante retablo neoclásico en piedra y mármol; en la hornacina hay una imagen en mármol del titular de tamaño natural obra del genovés Esteban Frucos. Estuvo colocada en la portada de la antigua catedral. El retablo está rematado con frontón curvo y una pintura de San Pedro.

2. Capilla de la Asunción.- Su retablo de mármol italiano de estilo barroco y sustentado por columnas salomónicas, estápresidido por una imagen de la titular de estilo barroco de gran calidad.

En las hornacinas laterales se encuentran las imágenes de San Martín y San Fermín atribuidas a Ignacio Vergara; el pavimento forma un rico mosaico de mármoles de colores.

Esta capilla fue la primera que se abrió al culto antes de ser terminadas las obras. En Marzo de 1775 se celebró la primera misa.

3. Capilla de San Sebastián.- El altar esta presidido por un cuadro que representa el martirio del Santo, obra del genovés Andrea Ansaldi, pintado en 1621. Ante él una imagen del Ecce Homo, obra de la insigne imaginera Luisa Roldán fechada en 1684. En las hornacinas laterales se encuentran las imágenes de San Antonio y San Pascual Bailón obras de Ignacio Vergara.

4. Capilla de Santo Tomás de Villanueva.- En el altar podemos observar dos lienzos que representan al titular, obras de Antonio Quesada (el de abajo es copia de Murillo), e imagen del niño Jesús con hábito de la orden trinitaria. Las hornacinas laterales contienen imágenes de Santa Clara y San Fernando en mármol, realizadas en mármol por José Bover en 1856.

5. Capilla del Santo Ángel de la Guarda.- Con altar presidido por un lienzo del titular, y sobre el otro que representa a San Benito, ambos realizados por Joaquín Manuel Fernández Cruzado en 1838 y 1842, respectivamente. Sobre la mesa del altar hay una escultura de San Antonio de la escuela levantina del siglo XVIII. En las hornacinas laterales se encuentran imágenes de San Lorenzo y San Bernardo, esculturas italianas procedentes de la Capilla de los Genoveses de la Iglesia de Santa Cruz.

6. Capilla de Fray Diego José de Cádiz.- De retablo neoclásico con la imagen del titular en tamaño natural, obra de Diego García Alonso (1890). El ático del retablo está ocupado por un relieve en mármol de Santa Gertrudis y sobre ella hay una pequeña pintura del Santo Ángel de la Guarda.

7. Capilla de San Benito.- Con un altar presidido por un lienzo que representa al titular realizado por Carlos Blanco en 1838. En las hornacinas laterales encontramos imágenes de San Antonio y de la Virgen de Esperanza, de origen flamenco (s. XVII).

8 y 9. Capillas de San Servando y San Germán.- Presiden las mismas las esculturas de los Patronos de Cádiz: los hermanos Servando y Germán. Fueron realizados en 1687 por la escultora Sevillana Luisa Roldán “La Roldana”.

10. Capilla de Santa Teresa.- Presidida por un lienzo de Santa Teresa realizado por Cornelio Schut en 1668. Delante de ella se encuentra una imagen contemporánea de San Pío X y en las hornacinas laterales tallas del siglo XVIII de San francisco Javier y San Ignacio de Loyola.

11. Capilla del Sagrario.- Realizada en mármol y presidida por una Inmaculada Concepción de Ignacio Vergara (s. XVIII).

12. Capilla de San José.- El altar tiene un lienzo del titular y otro de San Antonio de Padua, obra del gaditano José García Chicano (1838). En la parte superior se encuentra una pintura de la Virgen del Carmen y a ambos lados imágenes en mármol del siglo XVII de San Jorge y San Juan Bautista.

13. Capilla de San Juan Bautista de la Salle.- Con retablo en mármol y la imagen contemporánea del titular. En las hornacinas laterales se sitúan las imágenes de la Virgen y San José, ambas de Victor de los Ríos obras del barroco sevillano del siglo XVIII..

14. Capilla del Corazón de Jesús.- Presidida por una escultura del titular en bronce, obra de Benlliure en 1935, que fue realizada para un monumento público. A ambos lados están las imágenes de San Francisco Javier y San Ignacio de Loyola del mediados del siglo XVIII.

15. Capilla de la Adoración de los Reyes.- Presidida por un lienzo de la Adoración atribuido a Pablo Legot yuna talla de Jesús Nazareno obra del italiano Pedro Campana, fechado a principios del siglo XVIII. En las hornacinas laterales se sitúan las imágenes barrocas de Santo Tomás y San Patrico.

16. Capilla de San Pablo.- Tiene un retablo neoclásico con la imagen de San Pablo realizada en mármol y de tamaño natural, obra de Estaban Frucos, realizada en 1672.

El Presbiterio.- Es de planta circular y en él se encuentra el altar mayor con forma de templete sustentado por columnas pareadas de estilo corintio, realizado en mármol de Carrara gris, jaspes rojos y capiteles en bronce, construido por Juan de la Vega según proyecto de Manuel Machuca. En el interior se encuentra el Sagrario, de estilo renacentista, ejecutado en bronce y plata por el tallista gaditano Juan Rosado a finales del siglo XIX y sobre él una imagen de la Inmaculada Concepción del siglo XVII atribuida a Francisco Villega.

Los púpitos son de estilo isabelino en bronce dorado obras de Juan de Vega.

El Coro.- Está situado en el segundo tramo de la nave central. La sillería, fechada en 1702, está realizada en maderas de cedro y caoba y son obra de Agustín Perea y sus hijos. Está compuesta por dos cuerpos: el primero con cuarenta asientos con espaldares altos separados por columnas salomónicas entre los que van tallas de santos y la parte superior tiene un gran entablamiento saliente, subdividido por medallones tallados con bustos de santos, todo ello rematado por una crestería de ángeles músicos. El segundo cuerpo está compuesto por veinticinco asientos, de un estilo más sencillo.

La Cripta.- Se construye entre 1732 y 1730 realizada en piedra ostionera. Contrasta el esplendor del mármol de la parte superior c on la sobriedad de este recinto.

De auténtica obra maestra de arquitectura debe catalogarse la bóveda vaída de la rotonda central. Aquí demostró Vicente Acero sus amplios conocimientos de cantería y de resistencia de materiales.

La cripta es el discurso de la piedra, donde destacan también los techos planos de las capillas.

Al fondo se encuentra la Capilla de los Obispos, donde descansan los prelados que han muerto en Cádiz desde la consagración de la Catedral Nueva. Preside el recinto el Cristo de Aguiniga, traido de América a principios del siglo XVII.

Digna de reseña es la imagen de la Virgen del Rosario, en mármol italiano, obra de Alejandro Algardi.
Se encuentran enterrados en la cripta dos ilustres gaditanos: el músico universal Manuel de Falla, y el poeta José María Pemán.

Galeria de Imagenes de la Catedral Nueva de Cadiz

Go to Top