Posts tagged Santa Maria

Catedral de Comayagua (Honduras)

0

Estilo Arquitectónico de Influencia Renacentista Colonial/Barroco-Americano

Iglesia Catedral de Comayagua

Fue inaugurada el 8 de diciembre de 1711, es la más grande y bella de todas la catedrales que se construyeron en Honduras en el Periodo Colonial, posee cuatro retablos o altares de talla en madera cubiertos con laminas de oro, algunos con pinturas exquisitas y otros con bellas imágenes.

De los cuatro sobresale el Altar Mayor, en cuyo centro señorea la bellísima imagen de la virgen de La Inmaculada Concepción patrona de la Ciudad, tallada por Francisco de Ocampo y obsequiada a la ciudad por el Rey Felipe III en 1620. Posee a sus pies un rico frontal de plata y oro de un metro de alto por tres de largo.

Al lado derecho se encuentra el retablo del señor de Salame con un Cristo Negro realizado en la tradición de Esquipulas. La Catedral posee tres naves y cinco cúpulas, una sola torre con ocho campanas, y en el tercer piso aloja al casi milenario reloj Moro.

Características

Planta de cruz latina de tres naves: Una central y dos laterales, todas cubiertas con bóvedas de cañón y cúpulas semiesféricas. Hacia uno de sus lados (el que da al jardín interior) se extiende una especie de brazo donde se encuentra la Capilla del Santísimo Sacramento y la Sacristía, también cubiertas con bóvedas de cañón y cúpulas semiesféricas (en la Capilla.).

Una sola torre de campanario de cuatro pisos ubicada en la parte lateral izquierda de la fachada principal Fachada principal básicamente plana con un remate mixtilíneo y una decoración colocada superpuesta semejando un bordado aunque no excesivamente cargado de ornamentos.

Las fachadas laterales y traseras son relativamente sencillas, con poca ornamentación. Lo mas llamativo de esas fachadas laterales son los contrafuertes bastantes masivos y equidistantes que soportan los esfuerzos horizontales provocados por las bóvedas de cañón de las naves.

De influencia Renacentista Colonial/Barroco-Americano. Actualmente se encuentra en remodelación y esta ubicada frente a la Plaza ¨León Alvarado¨, esta también reconstruida en el periodo 98-99 en donde se encuentra construida en forma de sombra la fachada frontal de la Catedral.
Después del terremoto de 1774 fue restaurado por el Arquitecto Ramírez.

Fachada Principal y Torre

La fachada principal de la Catedral de Comayagua terminada por el obispo Pérez carpintero en el año de 1704, pero fue inaugurada en el año de 1711. La fachada está compuesta en tres cuerpos y un remate mixtilíneo, según el ordenamiento renacentista, comprende una calle central y dos calles laterales, divididas por 14 columnas lisas, su decoración es netamente barroca, de una gran influencia inspirada en la flora y fauna locales.

A la derecha y como parte de la flecha se ve un alto remate terminado en una esfera, a la izquierda una torre campanario echada hacia enfrente de la fachada.

Torre y Reloj de la Catedral

Construida con muchos años de anterioridad a la fachada principal de la catedral. Existe un informa del Obispo Don Juan Merlo de la Fuente donde dice que manda a hacer la torre para el reloj que existe en la ciudad en el año de 1655.

La Torre esta compuesta de cuatro cuerpos, coronado con una cúpula de generación esférica, recubierta de ladrillos de cerámica vidriada en colores verdes y amarillos. Originalmente tuvo dos cuerpos de campanas, en el tercer cuerpo se encuentra la maquinaria de dicho reloj y al exterior se encuentra la carátula de este.

El reloj esta considerado uno de los mas antiguos de América en funcionamiento, se trata de un reloj árabe que en 1492 en la toma de Granada (España) le toco como botín de guerra al Duque de Consentaina, quien al ser nombrado Obispo de Comayagua uno de sus hijos Fray Jerónimo de Corella se lo obsequio para que lo pusiera en su catedral.

Cúpula original del reloj que se encuentra en exhibición en el Museo de Arqueología

Campanas de las torres

En el cuarto cuerpo hay 8 campanas. Anteriormente la torre contenía 16 campanas. Estas han sido tocadas por Don Salomón Chevez Flores durante mas de 40 años, las campanas en conjunto con el reloj marcan los cuartos de hora y la hora con el sonido de campanas diferentes.

Maquinaria del Reloj

Detalle de la maquinaria del reloj. En el tercer cuerpo se encuentra la maquinaria del reloj. El reloj esta considerado uno de los mas antiguos de América en funcionamiento, se trata de un reloj árabe que en 1492 en la toma de Granada (España) le toco como botín de guerra al Duque de Consentaina, quien al ser nombrado Obispo de Comayagua uno de sus hijos Fray Jerónimo de Corella se lo obsequio para que lo pusiera en su catedral. El señor Blass de Reyes le ha estado dando mantenimiento al reloj durante más de 40 años.

El detalle de la maquinaria del reloj que funciona a base de pesas y que marca los cuartos de hora y la hora con el sonido de campanas diferentes.

Fachada Principal

Terminada por el obispo Pérez Carpintero entre 1704 y 1708 inaugurada en 1711. su ordenamiento e s de tipo renacentista con una calle central, dos calles laterales y un remate mixtilíneo, dividida por 14 columnas toscanas lisas.

Segundo Cuerpo de la Catedral

Dividida por una calle central y dos calle laterales, separada por cuatro columnas, el segundo cuerpo se separa del primero y del tercer cuerpo por cornisas horizontales.

Las dos calles laterales cada una se hornacina de remate triangular se encuentran las estatuas de San Gregorio a la izquierda San Ambrosio a la derecha que completan con los cuatro doctores de la iglesia Católica.

La decoración de estas calles es a base de 18 Rosetones, repartidos 6 en cada calle y que fue un homenaje del arquitecto a los 18 pueblos indígenas tributarios que trabajaron en la construcción de la fachada.

En la calle central se encuentra un óculo circular adornado en la parte superior con el símbolo papal de la basílica de San Pedro en Roma, lo que le da a esta catedral la categoría de basílica, en los fustes de las cuatro columnas se encuentran los otros cuatro símbolos de la Inmaculada Concepción: la fuente, El Templo Salomónico, el Pozo y el Espejo.

La representación de los 8 símbolos de la Inmaculada Concepción en la fachada le confiere a la catedral de Comayagua un carácter de sumo interés, pues es rarísimo encontrar estos símbolos en la decoración de las fachadas de los demás templos de América.

Tercer Cuerpo de la Catedral

Dividida por una calle central y dos calle laterales, separada por cuatro columnas, el tercer cuerpo esta separado del segundo cuerpo y del remate por cornisas horizontales.

En la calle central contiene tres nichos donde están colocadas 3 imágenes; La de Maria al centro, San Juan a la derecha y San José a la izquierda. La decoración es a base de lunas, estrellas, soles y relieves de argamasa, en cada una de las calles laterales contiene un ovalo muy simple, dentro de ellos se encuentran dos tipos de palmeras que abundan en el valle.

Remate de la Catedral

Dividida por una calle central y dos calles laterales, separada por cuatro columnas, separada del tercer cuerpo por cornisas horizontales. La calle central esta adornada con un nicho que contiene a Jesús con vestiduras pontificales, con la mano extendida bendice la ciudad, a sus lados dos óvalos con dos tipos de palmeras están adornadas con ramazones que cubren las dos calles. En el remate una cornisa mixtilínea, adornada con cinco jarrones con frutas del valle.

Bóvedas y Cúpulas del Exterior de la Catedral

La catedral tiene tres naves con bóvedas de cañón corrido, coronadas por cúpulas de generación esférica, salvo la cúpula mayor, que esta construida sobre un tambor octagonal más alto. La cúpula mayor esta revestida de ladrillos de cerámica vidriada en colores verdes y amarillos.

Remata la cúpula una linternilla que le da más esbeltez a la cúpula.

Puerta Lateral

Compuesta de dos cuerpos, adornado con cuatro columnas salomónicas revestida con cuatro ramazones de uvas, en las pechinas del primer cuerpo dos Ángeles turiferarios sostienen un escudo. El segundo cuerpo alberga una de las cinco ventanas que por ese sector iluminan el interior de la catedral. Su decoración es inusual en este tipo de construcción. En el capitel de las dos columnas del primer cuerpo se encuentran unos fruteros.

Cuerpo Interior de la Catedral

El cuerpo de la catedral es de planta de cruz latina. Comprendida por tres naves con bóvedas de cañón corrido coronadas en la parte posterior por tres cúpulas esféricas, siendo la central mas ancha y mas alta que las laterales. Diez ventanas laterales dejan pasar la luz exterior. La catedral tiene cinco cuerpos divididos por diez pilastras cruciformes que forman arcos formeros.

Originalmente estas tres bóvedas en su intradós tenían una decoración similar a la que se ve en la sacristía y en el sagrario, para el terremoto de 1774 estas bóvedas se hundieron y al ser reconstruidas por los arquitectos Mariona Estrada y Manuel Ramírez no se hicieron en los intradós de las bóvedas la decoración anterior. En cada una de las pilastras se encontraban originalmente y que llego hasta 1960 una serie de altares de talla dorada.

Púlpito

Construido en la misma época en la que construyeron los retablos de la catedral, es de estilo barroco salomónico, talla dorada con excepción de la escalera, que representa unas ramazones que nunca fueron pintadas o perdieron su color original.

Cúpula Central

La cúpula central es más grande y alta que las otras dos cúpulas, esta construida sobre una planta de tambor octagonal (con ventanas de arco de medio punto) que descansa sobre un cubo presbiterio. Rodeada de una artística baranda con típicos remates, su intradós aun conservan parte de su antigua yesería, esta cúpula fue construida por el Obispo Pérez Carpintero entre 1704 y 1708.

Información Cortesía: Alcaldía de Comayagua http://www.municomayagua.com/comayagua

Galeria de Imagenes de la Catedral de Comayagua en Honduras

Catedral de Teruel (España)

0
Construcción     1171-1587
Estilo arquitectónico     Mudéjar

La Catedral de Santa María de Mediavilla de Teruel, es una de las construcciones más características del mudéjar en España, y una de las escasas catedrales, junto con la de Tarazona, construida en este estilo.

La torre, techudumbre y el cimborrio son Patrimonio de la Humanidad desde 1986.

Historia

La Catedral de Teruel tiene su origen en la iglesia de Santa María de Mediavilla, que comenzó a edificarse en estilo románico en 1171 y se concluyó con la erección de la torre mudéjar en 1257. En la segunda mitad del siglo XIII, el alarife morisco Juzaff, reestructura la antigua obra románica y dota al edificio de tres naves mudéjares de mampostería y ladrillo, que mejoran y elevan la estructura románica del siglo XII.

En el mismo estilo gótico-mudéjar, ya en el siglo XIV se sustituyeron los ábsides románicos por otros, como se puede apreciar en la cabecera de la capilla mayor. Se redujo con ello a la mitad el número de soportes, lo que dio una mayor luminosidad y espaciosidad a las naves de arcos apuntados. También los muros fueron recrecidos. En 1423, ya con el aspecto mudéjar con que, en lo fundamental, conocemos el templo actualmente, el pontífice aragonés Benedicto XIII, el llamado «Papa Luna» la elevó al rango de Colegiata.

Ya en estilo plateresco-mudéjar, fue construido en 1538 el cimborrio de la nave central, obra de Martín de Montalbán. Fue edificado de planta octogonal sobre trompas y presenta en su exterior ventanas ajimezadas con decoraciones platerescas. Más tarde, en 1587, con la creación de la diócesis de Teruel, fue promovida a Catedral y consagrada como tal. Por último en 1909 se aborda la edificación de la fachada en estilo neomudéjar, obra de Pablo Monguió.
La fábrica primitiva de la catedral

Ya desde la fundación de la ciudad por el monarca Alfonso II de Aragón en 1171, la Iglesia de Santa María de Mediavilla tenía una posición privilegiada, adscrita a la diócesis de Zaragoza y situada en el centro de la ciudad. La primitiva iglesia data del último cuarto del siglo XII y fue construida de nueva obra románica en el centro de la antigua medina de la ciudad árabe.

Hacia el año 1200 se iniciaría la primera etapa constructiva de la fábrica de la iglesia de tres naves con las dimensiones en planta del templo actual. Esta etapa concluyó con la edificación en 1257 de la torre mudéjar. Los primitivos muros románicos eran tres metros más bajos en altura que los que hoy podemos observar.


La torre

La torre mudéjar, comienza a erigirse en 1257 y en su cuerpo inferior se abrió un paso en forma de bóveda de cañón apuntado para uso de los transeúntes. Es una de las torres mudéjares más antiguas de España. Es de planta cuadrada y posee tres cuerpos profusamente decorados con azulejos y cerámica vidriada. Remata en una linterna octogonal del siglo XVII.
La reforma mudéjar

Tras el satisfactorio resultado artístico del campanario mudéjar, se abordará en la segunda mitad del siglo XIII, bajo la dirección del morisco Juzaff, el recrecimiento de las naves en altura (en la línea del gótico de elevar los templos), la construcción de nuevos ábsides mudéjares y la cubrición de las naves con techumbres de este mismo estilo.

Fachada, torre, portada y cimborrio.

La primera fábrica había desarrollado un proceso constructivo en el que las obras avanzaron desde los ábsides, en la cabecera del templo, hasta la torre mudéjar, en los pies del mismo; ahora, siguiendo el sentido inverso, las obras retornarán desde las naves hacia la cabecera.

En efecto, una vez sobreelevada la altura de las tres naves y potenciada su iluminación, y dispuesta la nueva techumbre mudéjar sobre la nave central, sin duda la primitiva cabecera quedó enana y desproporcionada en relación con las nuevas naves.

Por todo ello hubo que abordar la construcción de un crucero y de tres nuevos ábsides, cuyas obras concluyeron con el desmontaje de las cimbras y con el enlucido y pintado de los mismos en 1335, según una relación de cuentas conservada en el archivo de la catedral. El director de estas últimas obras de enlucido fue el maestro moro, procedente de Coglor, Yuçaf de Huzmel.


La techumbre de la nave central

Una de las maravillas que acoge es la techumbre de la catedral, con armadura de par y nudillo, y función estructural (lo que no es habitual). Casi todos los techos mudéjares son artesonados, esto es, elementos meramente decorativos. En este caso se trata de un cubrimiento en techumbre, cuyo armazón sostiene la parte superior de la nave y consolida la estructura. Se la ha llamado la «capilla sixtina» del arte mudéjar, por su gran valor arquitectónico y pictórico.

Techumbre de la catedral.

Mide 32 metros de longitud y data del siglo XIV. En sus casetones hallamos motivos históricos, religiosos, costumbristas. Oficiales, artesanos, personajes históricos, seres fantásticos. Toda una galería de tipos humanos, una extensa variedad en la imaginería pictórica, que se conservó en perfecto estado debido a que fue cubierta por un falso techo neoclásico en el siglo XVIII, que dejó la pintura mudéjar a salvo de las inclemencias del tiempo.

Algún desperfecto sufrió en los bombardeos de la Guerra Civil, pero fue restaurada (aunque con imágenes no muy afortunadas, que delatan su procedencia moderna) y lo que contemplamos, con esa pequeña excepción, es una extraordinaria obra pictórica del siglo XIV.

* Caza del jabalí, techumbre mudéjar de la Catedral de Teruel
* Descripción pormenorizada de las pinturas de la techumbre

Cimborrio mudéjar de la catedral de Teruel.

El cimborrio. Mudéjar y Renacimiento

El cimborrio fue trazado en 1537 por el maestro Juan Lucas «Botero», que había sido el artífice del cimborrio sobre trompas mudéjar de la Seo de Zaragoza y del de la Catedral de Tarazona.

Fue llevado a cabo en 1538 por el maestro de obras Martín de Montalbán. Este cimborrio conseguía iluminar el nuevo retablo mayor (1536), obra maestra del renacimiento del escultor Gabriel Yoly.
Construcciones recientes

Alrededor del año 1700, la cabecera gótica se modifica para realizar una girola. Asimismo (y como dijimos) se modificó la ornamentación para adecuarla a los gustos neoclásicos, ocultando tras el falso techo del XVIII la techumbre original mudéjar, lo que permitió que se conservara la pintura.

En 1909 se construye la enorme portada meridional historicista, que combina una estructura neorrománica de arquivoltas de medio punto con una decoración típicamente neomudéjar. Fue planeada por el arquitecto modernista Pablo Monguió Segura. El pórtico se cierra con una reja de Matías Abad, que se inspira en la del coro del interior de la catedral, obra de forja del siglo XV del maestro Cañamache.

Patrimonio de la Humanidad

Portada neomudéjar (1909).

La torre, techumbre y cimborrio de la Catedral de Teruel fueron declarados, junto con el conjunto monumental mudéjar de la ciudad, Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1986. La descripción de su importancia figura así consignada:

El desarrollo en el siglo XII del arte Mudéjar en Aragón es consecuencia de las condiciones políticas, sociales y culturales particulares que prevalecieron en España después de la Reconquista. Este arte, influido por la tradición islámica, refleja también los varios estilos europeos contemporáneos, particularmente el gótico. Presente hasta el inicio del siglo XVII, está caracterizado por un uso extremadamente refinado e inventivo del ladrillo y de azulejos esmaltados en arquitectura, especialmente en los campanarios de iglesias.


Declaración del Mudéjar Aragonés en la página oficial de la UNESCO.

La justificación de la declaración está sustentada en el criterio IV de la misma organización:
Criterio IV. Por ser un ejemplo excepcional de un tipo de edificio, conjunto arquitectónico o tecnológico o paisaje que ilustra un periodo significativo en la historia humana.
Criterios de selección (UNESCO, Patrimonio de la Humanidad).

mas informacion

http://www.aragonmudejar.com/teruel/pag_catedral/catedral00.htm

Galeria de Imagenes de la Catedral de Teruel en España

Catedral de Monzon (España)

0
Construcción     siglo XII
Estilo arquitectónico     Románico

La catedral de Santa María del Romeral de Monzón es un templo católico situado en la ciudad de Monzón, en la provincia de Huesca, España. Es sede catedralicia de la diócesis de Barbastro-Monzón junto con la catedral de Barbastro. Está declarada monumento histórico-artístico.

Historia

Fue construida entre finales del siglo XII y principios del siglo XIII, sobre una iglesia anterior, consagrada en 1098. A lo largo de la Edad Media acogió en varias ocasiones a las cortes del reino y de la corona de Aragón. Durante el siglo XVII se llevarón a cabo una serie de actuaciones en el templo, perdiéndose el claustro románico y construyéndose la cripta y el campanario actuales, en estilos barroco y mudéjar. En 1904 se reformó la torre dotándola de un nuevo reloj.
Características

La estructura del templo está formada por tres naves coronadas por bóvedas de cañón terminadas en tres respectivos ábsides. Dos de los ábsides son típicamente barrocos, presentando la característica forma semicircular. El otro de ellos, el del Evangelio, fue reformado posteriormente, siendo sustituido por una capilla gótica. Los capiteles que se conservan muesran una decoración típicamente cisterciense, prescindiendo de representaciones de figuras humanas.

El campanario cuenta con ocho campanas, dos de ellas anteriores a la guerra civil (una de 1904 y otra de 1930), una de 1940 y otras cinco de 1999.

Galeria de Imagenes de la Catedral de Monzon en España

Catedral de Barbastro (España)

0
Construcción     1517-1533
Estilo arquitectónico     Gótico tardío, Renacimiento

La Catedral de Santa María de la Asunción de Barbastro (Huesca) se construyó en estilo gótico entre los años 1517 y 1533. Es de tipo salón, con tres naves de igual altura con bóvedas de crucería estrellada sustentadas por seis esbeltas columnas fasciculadas. El retablo mayor está realizado en alabastro y madera policromada, trabajando en parte de su basamento Damián Forment, el mejor maestro escultor de su tiempo en la Corona de Aragón.

Descripción

La actual Catedral de Barbastro se construyó entre los años 1517 y 1533 y fue financiada por el Concejo de la Ciudad con el objetivo de edificar un magnífico edificio que contribuyera a recuperar para la ciudad la categoría de sede episcopal que había perdido en 1149. Esta condición la recuperó en 1573.

Anteriormente existió en el mismo lugar otro edificio consagrado en el año 1101 por el primer obispo de Barbastro, San Poncio, tras la conquista de la ciudad por el rey de Aragón Pedro I, construido a su vez en el solar que anteriormente había ocupado la mezquita mayor musulmana.

En una inscripción que recorre los muros de la iglesia, a la altura del arranque de las bóvedas, se puede leer: toda hermosa eres, amiga mía, y en ti no hay defecto (···) Señor, tu casa está perfectamente construida sobre roca firme.

Si bien los elementos formales son góticos, la concepción del espacio interior está mucho más próximo a la nueva estética del renacimiento. La planta es de tipo salón con tres naves de igual altura sustentadas por seis esbeltas columnas fasciculadas de unos quince metros que continuan en arcos y nervios formando bóvedas de crucería estrellada sin cúpula ni crucero. Intervinieron los arquitectos Juan de Segura y Juan de Sariñena.

El retablo mayor dedicado a la Asunción de la Virgen está realizado en alabastro, material abundante en Aragón, y madera policromada. Parte del basamento es obra de Damián Forment, el mejor maestro escultor que hubo en la Corona de Aragón en el siglo XVI, y que fue el introductor en estas tierras de los nuevas formas renacentistas. Su discípulo Juan de Liceyre completó el conjunto con escenas dedicadas a la Pasión y Muerte de Cristo: la Oración en el huerto, Prendimiento, Ecce Homo, Cristo camino del Calvario y la Piedad. En 1560 se finalizaría esta parte del retablo, que quedaría incompleto hasta que, entre 1600 y 1602, se acometiera la realización de los cuerpos superiores. Un equipo integrado por Orliens, Martínez de Calatayud, y Armendia concluiría la obra, ya en un estilo sumamente distinto, y moderado, que responde a la nueva estética romanista. A ambos lados del altar mayor se levantan otros dos retablos dedicados a San Ramón, obispo de Barbastro en el siglo XVII, y a San Pedro Apóstol realizado en siglo XVIII por el escultor barbastrense Antonio Malo.

Entre los siglos XVII y XVIII, familias nobles de la ciudad, obispos, personajes relevantes de la curia y diversas cofradías, ampliarían las capillas de la Seo dotándolas de magníficas portadas. De todas ellas destacan las dos abiertas a los pies (la del Santo Cristo de los Milagros y la antigua capilla de San Carlos Borromeo), ambas construidas en la primera mitad del siglo XVIII en estilo barroco.

La sillería del coro, obra renacentista de los escultores Jorge Comón y Juan Jubero, se encuentra actualmente repartida entre el presbiterio y la capilla de la Dormición.

En el exterior, junto a la puerta oriental se halla la torre campanario, exenta de planta poligonal y posiblemente erigida sobre los cimientos del antiguo alminar. Es una atalaya desde la que se domina toda la población y auténtico símbolo de la ciudad. Presenta tres fases constructivas: la obra medieval, formada por los dos cuerpos inferiores; la reforma del siglo XVII llevada a cabo por Pedro de Ruesta y la reforma del capitel, ya en el siglo XVIII.

El Museo Diocesano reune obras de arte medievales.

Galeria de Imagenes de la Catedral de Barbastro en España

Catedral de Ciudad Rodrigo (España)

0
Construcción     Siglo XII-siglo XIV
Estilo arquitectónico     Románico de transición; gótico

La Catedral de Santa María de Ciudad Rodrigo (provincia de Salamanca) fue construida entre el siglo XII y el siglo XIV, promovida por los reyes leoneses y castellano-leoneses. Pertenece al llamado “grupo de salamanca”, junto con la Catedral vieja de Salamanca, la Catedral de Zamora y la Colegiata de Toro (Zamora). Su estilo se ha tildado de románico de transición, habiendo autores que aseguran que es el primer ejemplo del gótico leonés y castellano.

Las portadas

Catedral de Santa María de Ciudad Rodrigo

La magnánima entrada oficial es la Oeste, llamado “Pórtico del Perdón”. A imagen del Pórtico de la Gloria del Maestro Mateo, y en la línea del pórtico de transición de la Colegiata de Toro. En el crucero se abren dos portadas: la llamada de las cadenas, con puerta de arco románico con cuatro hieráticas figuras románicas de El Salvador, San Juan, San Pedro, San Pablo y Santiago Peregrino, coronada por un friso con doce figuras góticas del Antiguo Testamento, y la de Amayuelas, que toma el nombre del antiguo palacio que se erguía junto a ella, hoy desaparecido, con interesante arco polilobulado que recuerda a la de la fábrica parroquial de La Magdalena en Zamora.
Las capillas
Capilla mayor

La actual capilla mayor fue levantada por el arquitecto de la Catedral de Salamanca Rodrigo Gil de Hontañón en tiempos del obispo Juan Pardo Tavera (que llegaría a ser Cardenal), cuyas armas ostenta la fachada de la construcción. Albergó un buen retablo flamenco, obra de Fernando Gallego, hoy en la Universidad de Tucson, en Arizona, que presidía una hermosa imagen de la Virgen con niño, en alabastro, hoy en la Capilla del Santísimo. En la actualidad, tras perder el segundo retablo -de plata- durante la Guerra de la Independencia, la capilla está ornamentada por sendos cuadros barrocos de San Sebastián y San Jerónimo penitente, una Asunción de Juan Pascual de Mena procedente del Monasterio de Santa María de la Caridad a las afueras de la ciudad, San Pedro y San Pablo, probablemente también de Mena y que presidían la entrada al coro catedralicio y la cátedra del obispo, amen de otros cuadros de menor interés. Fue desprovista de sus rejas para adaptarla a la liturgia exigida por el Concilio Vaticano II en tiempos del obispo Demetrio Mansilla Reoyo y trasladadas a la Capilla del Pilar.

Asunción, de Juan Pascual de Mena, procedente del Monasterio de La Caridad

Capilla del Cristo de Oriente

Absidiolo románico del lado de la epístola. Primera capilla funeraria de la nobiliaria familia de los Pacheco. Varios monumentos funerarios de esta estirpe. El retablo mayor, en estuco, alberga la talla que da el nombre a la capilla, del siglo XVI.
Capilla de la Virgen de la Faja

Absidiolo románico del lado del evangelio. Antigua capilla funeraria de los Garci-López de Chaves. Hoy con retablo barroco que alberga un lienzo de La virgen de la Faja (o Virgen de Belén) procedente del Seminario diocesano, obra del Madrileño Francisco Javier Ramos en 1764, y una modesta escultura de San Bartolomé en el ático.
Capilla del Santísimo

Estilo gótico. Primitiva capilla de San Blas, donde se celebraron los primeros cabildos. Alberga el monumento funerario del obispo Manuel López de Arana. Retablo barroco, con una imagen de San Blas en el ático, y una interesante escultura en alabastro de Virgen con niño, del siglo XVI, que presidió el antiguo Retablo mayor de tablas pintadas.
Capilla de los Dolores o de la Soledad

Imitación al gótico del siglo XVIII para parecerse a la anterior. Obra de Larra y Churriguera. Retablo churrigueresco con la imagen de Nuestra señora de los Dolores (barroca) en el centro, flanqueada por San Francisco de Asís y San Diego de Alcalá.
Capilla del Pilar

Capilla barroca. Se erigió en tiempos del obispo aragonés Clemente Comenge. Buen retablo barroco obra del ensamblador salmantino Miguel Martínez de la Quintana con las imágenes de San Juan Nepomuceno, San Pedro de Arbués y en el ático San Clemente, patrono del fundador. Además de éste está enterrado aquí el obispo de Ciudad Rodrigo y eminente historiador Demetrio Mansilla Reoyo, que se encargó del aggiornamiento del edificio tras el Concilio Vaticano II, a pesar de sus tendencias conservadoras.
Otros monumentos funerarios

* Sepulcro de Obispo medieval. Estatua yacente en piedra de obispo medieval. La tradición dice que es don Domingo, uno de los primeros obispos civitatenses, cuya elección dio lugar al célebre dicho “obispo por obispo séalo don Domingo”.
* Altar de alabastro o de la quinta angustia. Obra cumbre del escultor afincado en Ciudad Rodrigo Lucas Mitata. Monumento funerario de Juana Pérez Piñero y Hernando Chaves de Robles.
* Sepulcro de Fernandez de Gata y Caraveo. También obra de Lucas Mitata.
* Altar de San Miguel. Buena pintura barroca del triunfo del arcángel sobre el demonio.
* Sepulcro de Don Pedro Díaz, “el obispo que resucitó”. Sepulcro de Don Pedro Díaz, obispo medieval que, durante su sepelio en la catedral, se levantó del sarcófago para, según los datos documentales de la época, confesar sus pecados antes de volver a morir. Se trasladó aquí desde el otro crucero y se realizó el retablo barroco que lo alberga, con una interesante pintura, que, si no lo es por la técnica, sí lo es por su iconografía, pues muestra la capilla mayor de la época, con el retablo de Fernando Gallego cubriéndolo.

El coro

Tallado a finales del siglo XV por Rodrigo Alemán en estilo plateresco, con grandes influencias del gótico del norte de Europa.

Arquitectura

Catedral de Santa María de Ciudad Rodrigo

Las puertas de la catedral son cuatro. En el crucero, en el lado de la epístola se abre la puerta de las cadenas (llamada así por haber presentado cadenas que delimitaban su atrio). Consta de un hermoso friso gótico con doce figuras del antiguo testamento y un tímpano en el que en la Edad Moderna se colocaron cuatro figuras románicas: de izquierda a derecha San Juan, San Pedro, Cristo Pantocrátor, San Pablo y Santiago peregrino. En el otro crucero se abre la Puerta de Amayuelas, con hermoso arco polilobulado. A los pies de la nave principal el Pórtico del Perdón, al estilo del Pórtico de la gloria de Santiago, con un románico arcaico contine decenas de frisos historiados centrándose en los misterios marianos. Las ventanas del triforio son excepcionales, a decir de Gómez Moreno “las mejores del románico”, con tres ventanas reales y sólo una abierta al exterior, símbolo de la trinidad. La torre fue elevada por Juan de Sagarvinaga a finales del siglo XVIII en estilo neoclásico, tras el derrumbe de la segunda torre durante el terremoto de Lisboa. (La catedral había tenido otra, que fue desmochada tras la guerra de las comunidades).
El claustro

En el claustro trabajaron los arquitectos Benito Sánchez (siglo XIV, al que se deben más partes de la construcción) y Pedro de Güemes (siglo XVI).
El museo diocesano y catedralicio

Fue inaugurado en 1992 en tiempo del obispo Antonio Ceballos Atienza. Se está trabajando en la remodelación de todo el museo gracias a la incentiva del Deán don Rafael García Cuadrado (1941-2008). Contendrá piezas muy interesantes, como un báculo medieval de la escuela de Limoges, breviario de Isabel la Católica, Cristo de Marfil hispano-filipino, cristo gótico, Santa Catalina de Alejandria (s. XVI), Cristo atado a la Columna de Luis de Morales, así como una interesante colección arqueológica.

* De junio a diciembre de 2006 se celebró en esta catedral una de las exposiciones del ciclo Las Edades del Hombre.

Galeria de Imagenes de la Cateral de Ciudad Rodrigo en España


Catedral de Orihuela (España)

0

Construcción     Siglo XIII-siglo XVIII
Estilo arquitectónico     Gótico, Renacentista, Barroco

La Santa Iglesia Catedral de El Salvador y Santa María de la Ciudad de Orihuela es el templo más importante de la diócesis de Orihuela-Alicante. En la actualidad sólo está consagrada al Salvador del mundo desde que así lo hiciera el obispo Esteve.

Fue construida sobre la antigua mezquita aljama o principal de la Orihuela islámica (Madinat Uryula), inicialmente como iglesia parroquial. En 1281, Alfonso X el sabio, estableció que la iglesia del Salvador, debía ser la mayor de la villa teniendo primacía sobre las otras dos parroquias de la villa, las iglesias de las Santas Justa y Rufina y Santiago, concediéndole el rango superior de arciprestal.

En 1413, Benedicto XIII, erigió la iglesia del Salvador de arciprestal a colegial, categoría que era necesaria para que una iglesia pudiese ser promovida a la catedralía. El 3 de mayo de 1510 el papa Julio II decretó la elevación de la Colegiata del Salvador al rango de Catedral, la creación del Obispado de Orihuela y su unión canónica con el de Cartagena bajo la autoridad de un solo Obispo, “sub uno pastore”, según las recomendaciones de Fernando el Católico.

El prelado sería don Martín Ferrández de Angulo.

Esta medida fue anulada posteriormente por León X y Clemente VII, atendiendo a las suplicas del rey Carlos I. Habrá que esperar hasta 1564 cuando el papa Pío IV separe definitivamente Orihuela de la diócesis de Cartagena, creando su propio obispado a petición del rey Felipe II, en cumplimiento del acuerdo adoptado en las Cortes de Monzón de 1563.

Morfología

Su construcción data, en origen, del siglos XIII y XIV, correspondiendo a esta etapa parte de la torre, portada de las cadenas, las naves de boveda gótica simple, que componían la estructura interna del monumento, siendo la nave central mas elevada que las laterales y la girola y capillas entre los contrafuertes.

En el interior se puede apreciar el arranque de las naves de estilo gótico, estructura que se rompen por la construcción del crucero y altar mayor (siglo XV), a esta época también corresponde otra de las portadas principales del monumento, la Portada del Loreto. En el siglo XVI, se amplia la zona norte, creando la portada y capillas entre los contrafuertes de estilo renacentisas. En el siglo XVIII se produce una segunda ampliación, realizando la capilla de la comunión, sacristía y anteaula y aula capitular. En el exterior casi no hay las ventanas, ni los rosetones característicos del estilo gótico, se trata de una superficie de sillares lisa que dan al conjunto un aspecto compacto, la cubierta es de trespoles (terrazas).
La Torre


Torre de la catedral.

La Torre es la zona más antigua de la Catedral. Comenzó su construcción a finales del siglo XIII y fue en el siglo XIV cuando se amplió tanto en altura como en anchura. Se trata de una construcción de sillares, de planta cuadrangular que mantiene en uno de sus cuerpos la esfera del reloj sobre una balconada (siglo XVIII). El interior consta de cuatro cuerpos cubiertos por bóvedas de crucería simple y separados exteriormente por unas molduras corridas. En sus distintas plantas alberga: una prisión, hecho este atestigüado en unas curiosas inscripciones realizadas por los presos, la maquinaria antigua del reloj (siglo XVIII), la sala de las campanas litúrgicas, y en la cuarta y ultima planta se mantiene la campana de las horas (siglo XVI) y el timbre (siglo XVIII). A las diferentes plantas se accede por el interior del monumento gracias a una escalera de caracol de sillería gótica. En ella se puede observar el paso del tiempo en la construcción, pues en la sala de prisión y en el primer cuerpo de la escalera, en las claves hay sendos escudos del obispo de Cartagena.
Portadas

La Catedral de Orihuela consta de tres portadas principales que dan acceso al monumento y de un Claustro exterior por el que también se puede acceder al templo:

* La Puerta de las Cadenas.

Se trata de la portada más antigua, del siglo XIV, de estilo gótico con influencia mudéjar que se puede aprecir gracias al arco polilobulado que mantiene, se encuentra carente de tímpano y parteluz pero mantiene unos capiteles-impostas de decoración figurativa.

Esta portada recibe el nombre de puerta de las cadenas por existir en su plaza unas cadenas que rodean la zona denominada antigüamente Lonjeta; zona donde se reunía, en el medievo, el Consell.

* La Puerta de Loreto.

De mediados del siglo XV, en estilo gótico arcaizante, rebajado por un arco carpanel renacentista ubicado tras la desaparición del parteluz en el siglo XVI. En sus arquivoltas, se ncuentran a modo de decoración ángeles cantores y músicos. La portada del Loreto recibe su nombre por dar acceso a la capilla del Loreto; una capilla propiedad de la Catedral de Orihuela pero que se encuentra extramuros de la misma.

* La Puerta de la Anunciación.

Ubicada en la parte norte, se trata de una obra de estilo renacentista, realizada por el arquitecto Juan Inglés (S. XVI. Mantiene una disposición arquitectónica en forma de arco de triunfo, en cuyas enjutas aparece representada la escena de la Anunciación: momento en el que el arcángel San Gabriel anuncia a la Virgen María que va a ser madre de Jesus. El entablamento del arco está sostenido por columnas pareadas con capitel corintio, entre las cuales se distribuyen dos hornacinas.

Puerta de las Cadenas.

Puerta de Loreto.

Puerta de la Anunciación.

Capillas

* Capilla de Santa Bárbara. Presidida por una gran imágene barroca de santa Bárbara, es además capilla baptisterial, al tener en ella la pila bautismal, realizada en mármol blanco en el S. XVIII. En la misma capilla destaca un lienzo del S. XVI de escuela italiana de la Virgen del Populo. La capilla fue reformada en el siglo XVI y su bóveda se encuentra decorada por un arco acasetonado.

* Capilla de la Soledad. Capilla reformada en el S. XVI, cuya bóveda está decorada por casetones. Está presidida por la Imagen de la Soledad, obra de José Sánchez Lozano.

* Capilla de la Inmaculada. Capilla gótica con bóveda de crucería, posee un hermoso y gran ventanal gótico, muy vertical. Está presidida por la imagen de la Inamaculada Concepción, obra de José Sánchez Lozano.

* Capilla del Cristo del Calvario. Capilla gótica, presidida por el Cristo del Calvario, obra del valenciano Enrique Galarza Moreno. En ella se encuentra la actual cripata de los obispos. Destaca el rosetón que ilumina la capilla y parte de la girola. A su lado se encuentra el acceso a la Sacristía Mayor.

* Capilla de la Comunión. Capilla de grandes dimensiones, mandada edificar por el Obispo Gómez de Terán en el S. XVIII de conformidad con el estilo neoclásico. Tiene forma ovalada y se accede a ella a través de la Girola de la Catedral, pasando por una reja de estilo gótico. Esta capilla posee tres altares, el Mayor, dedicado a la eucaristía, y uno lateral a cada lado (a la Virgen del Pilar y a las Almas del Purgatorio, estando decorado este último por un lienzo de gran formato del gran pintor madrileño Eduardo Vicente. A sus pies tiene un busto de la Dolorosa de Francisco Salzillo. La capilla mayor posee un tabernáculo neoclásico del S. XVIII, en el que se enucentra una cruz de plata, bellísima muestra de Orfebrería del S. XVI, salida del Taller de Miguel de Vera. La bóveda de la Capilla converge en una cúpula de media naranja sobre tambor.

* Capilla del Rosario. Capilla barroca del S. XVII-XVIII dedicada a la Virgen del Rosario, cuya cofradía (la más antigua de Orihuela, datada del S. XIII hasta su desaparición en 1970) tenía sede en ella, estando a sus pies el vaso de los cofrades del Rosario (lugar de enterramiento de los cofrades). Se trata de una capilla barroca de profusa decoración, con un retablo que cubre toda la capilla, realizado entre los siglos XVII y XVIII por Bartolomé Perales y su hijo. Lo preside la Virgen del Rosario, obra del S. XVIII. Presenta una gran calle central que acoge a la Virgen y calles laterales de menor tamaño con relieves que muestran los misterios del Rosario. El ático exhibe, como era habitual, un Crucificado de gran tamaño del S. XIV, de factura gótica, que se sitúa entre la Virgen y San Juan, mientras que San Pedro y San Pablo flanquean la escena que se completa con las esculturas de los apóstoles en los ejes exteriores de la capilla. Es altar Privilegiado Perpetuo.

* Capilla de Santa Catalina. Capilla gótica, por medio de la cual se accede a la Sala Capitular. Posee un gran retablo de estilo Gótico, dedicado a la Santa y a su martirio. Dicho retablo fue encargado por la Familia Despardes, para la Capilla que poseía en la Catedral (actual capilla del Sagrado Corazón). Prueba de ello es que en partes del guardapolvo campea el escudo de la familia.

* Capilla de Ntro. Padre Jesús del Loreto. Capilla de estilo gótico, dedicada a Nuestro Padre Jesús Nazareno, cuya imagen preside la Capilla y es una imagen del S. XVII de talla completa (pese a ir vestida). El Nazareno se encuentra en actitud de caer al suelo.

* Capilla del Sagrado Corazón. Capilla de estilo gótico, dedicada al Sagrado Corazón de Jesús. Anteriormente era la Capilla de la familia del Cardenal Desprades. Con la desaparición de esta, su patronazgo pasó a la Familia del Duque de Pinohermoso. Posee una bella reja de estilo renacentista, realizada en la primera mitad del S. XVI. Toda ella se encuentra coronada por un frontón triangula, en cuyo interior luce las armas de la Familia Desparades.

* Capilla de San José. Obra de factura gótica. Presidida por la imagen de San José, cuya peana está atribuida a José Vergara.

* Capilla de San Pedro. Posee un gran lienzo dedicado al santo obra del S. XVIII del pintor murciano José Campos. a su derecha se encuentra un gran lienzo de Eduardo Vicente de la Cristo curando a los Leprosos. Al otro lado de la puerta de las cadenas hay otro del Bautismo de Cristo del mismo autor madrileño.

Las capillas de la Catedral son un notable muestrario pictórico con algunas obras de gran valor artístico. Destaca el retablo de Santa Catalina (siglo XV) y en la capilla de Santa Bárbara el cuadro de la Virgen del Pópulo, obra de influencia italiana del siglo XVI, así como obras de autores como José Sánchez Lozano, Galarza, Francisco Salzillo, Eduardo Vicente, etc.
Capilla Mayor

La Capilla Mayor se encuentra situada en el centro del templo entre el Crucero y la Girola. A diferencia del resto del templo que tiene bóveda de crucería, la capilla mayor posee una bella boveda estrellada realizada en el S. XV-XVI. La capilla posee un conjunto de rejería de estilo gótico, que circunda toda la capilla, con la excepción de la Reja principal, obra renacentista del S. XVI diseñada por el arquitecto Jerónimo Quijano y que fue realizada por los rejeros franceses de Cartagena Savanán. La obra está concebida como un retablo plateresco que se encuentra en tres calles y cuatro pisos de altura y ático. En la Calle Central encontrams el medallón de la anunciación de la Virgen (principio de la vida terrenal de Cristo) y en el ático encontramos el Calvario (final de la Vida Terrenal de Cristo).

En dicha Capilla Mayor predicó San Vicente Ferrer en su visita a la ciudad en enero de 1411 (entre otros lugares de la ciudad).

En ella se han sucedido la construcción de retablos, conociéndose la existencia de uno en el S. XVII de estilo barroco, encargándosele su sustitución a Nicolás de Bussy a finales del S. XVII (hecho que se desconoce que se realizara). En el s. XVIII se sustituye el retablo que había por uno de talla y escultura de Jacinto Perales.

En el S. XIX el obispo herrero modifica toda la Capilla mayor, tapando los arcos ojivales, para transformarlos en arcos de medio punto, y tapando la bóveda , con el fin de transformarla al neoclásicismo. Decora el retablo con un óleo de Vicente López Portaña dedicado a la Resurrección de Cristo y la capilla con cuatro obras de este autor entre ellas la Oración en el huerto (cuyo boceto se encuentra en el Museo Diocesano de Orihuela). En la guerra todo esto es destruido y se restaura en 1942 con el fin de devolver el aspecto gótico original, volviendo a resurgir las arquerías góticas. Además son quitados los bancos de forja y bronce destinados a los miembros del Cabildo Catedral (que se conservan en el Museo Diocesano). Todavía permanecen en la parte exterior los bancos destinados al Cabildo de la Ciudad, realizados en el S. XVIII en forja y bronce.
Interior

La zona de los pies del templo, hasta el crucero, está formada por una nave central de mayor altura y dos naves laterales a ésta. La iluminación se consigue aquí mediante el rosetón de fachada y los ventanales situados en la parte alta que aprovechan la diferencia de alturas entre las naves. Las pilastaras, sobre basamento, están compuestas por columnas adosasdas y la cubierta es de bóvedas de crucería simple, sus claves presentan las cuatro barras de Aragón y el escudo de Pedro IV. Las capillas laterales, originalmente del estilo gótico, son sustituidas en la zona norta, junto a la torre, por otras renacentistas con bóveda de medio cañón decorada con casetones.
El crucero


Crucero y rejería del interior de la catedral.

Se debe a una reforma realizada a principios del siglo XVI con el fin de ampliar el templo. Fue realizada según las trazas de Pere Compte. Mediante la supresión de dos pilares delanteros a la capilla mayor y la construcción de dos arcos formeros, apoyados en pilares, y un arco fajón, apoyado en los contrafuertes, se consigue un espacio transversal a las naves y de mayor altura deshaciendo en ese tramo las tres naves del templo para crear una ilusión de planta y nave única.

La bóveda consta de seis paños con arcos. En la unión de los nervios fueron dispuestos en el S. XVIII siete floronos tallados en madera policromados y dorados. Los nervios son de tipología torsa simulando palmeras, similares a los que utilizó Compte en la Lonja de Valencia (Patrimonio de la Humanidad)

En el crucero se encuentra la vía sacra, obra de forja del S. XVIII de estilo barroco que une la Capilla Mayor y el Coro.
La cabecera

Presenta una planta rectangular marcada por los muros de cierre de las capillas laterales y la Antigua Aula Capitular, que muestra al exterior un ventanal de estilo gótico florido. La Capilla Mayor de planta hexagonal irregular, cubierta por una bóveda estrellada se data en la segunda mitad del siglo XV. La girola presenta un interesante juego de bóvedas irregulares, de planta trapezoidal unas y pentagonales otras, para poder así cubrir el espacio, comprendido entre la Capilla Mayor y las capillas existentes en los laterales y la cabecera del templo, se data a principios del siglo XVI.

En ella se ecnutra el pasillo de unión con el tramo de la antesacristía, donde se puede observar la rueda de campanas, muchas de ellas de estilo gótico, así como una reja que separa el templo de la entrada a la sacristía, obra de forja barroca del siglo XVIII.
Girola

Se construye en el siglo XVI dentro del programa de reformas del cabildo con el fin de ampliar la catedral. Se realiza en estilo gótico con una bella bóveda de crucería que recorre toda la parte trasera de la capilla Mayor.

El claustro


Jardín y claustro de la catedral.
Columnas del claustro.

El claustro es original de 1377, restaurado en el Renacimiento, hacia 1560, por Hernando Véliz con arcos carpaneles. Transportado en 1942 desde el antiguo Convento de la Merced y reconstruido en el solar del antiguo fosar de la Catedral.
Coro

Está unido a la Capilla Mayor por la Vía Sacra, obra de forja del S. XVIII.

El coro fue realizado por el escultor valenciano Juan Bautista Borja. Fue encargado por el Obispo napolitano Castilblanc y fue realizado entre 1716 y 1719.

Fue realizado en madera nogal en su color. Se trata de un conjunto de talla de gusto barroco clasicista donde se sucenden las líneas rectas con la talla profusa. Cuenta con 45 sitiales destinados a Canónigos, Privilegiados y presbíteros. Así mismo, cuenta con la Silla episcopalicia en el centro del segundo piso.

En los respaldos de todos los asientos se suceden relieves que narran historias bíblicas como la toma de Jerusalén, etc. Sobre la silla episcopalicia se encuentra el conjunto de Cristo Salvador del Mundo.

El coro posee un fascitol del S. XVIII y un atril gótico de 1492.

Todo el coro se encuentra cerrado por una reja renacentista que luce en su parte exterior el escudo de Carlos V mientras que en la interior luce el escudo de la Corona de Aragón. La reja fue realizada por los Franceses Savanan y diseñada por Jerónimo Quijano.
Sacristía
Antesacristía

Se trata de la zona a través de la cual se accede a la Sacristía desde el templo. En ella se encuentra la fuente de la Catedral. Se trata d e una bellísima obra barroca realizada en el siglo XVIII en mármol rojo de delicada traza y ejecución.

En ella cuelgan diversos lienzos de la época barroca como San Cristóbal (con un hermoso marco de talla dorada y decoración profusa), la Inmaculada, etc.

A través de una gran puerta de madera tallada se da acceso a la Sacristía.
Sacristía Mayor

Estancia de planta hexagonal decorada con una hermosa cajonera y mobiliario del S. XVIII, realizada en nogal, con profusa decoración. Fue realizada por el tallista Barroco José de Ganga, quien trabajó con Francisco Salzillo en diversos retablos en la ciudad de Murcia. En la parte central se encuentra un gran armario que es el relicario de la Catedral de Orihuela, decorado con Casetones y dorado en oro fino. Conserva reliquias de numerosos santos y son una interesante muestra de orfebrería de diferentes siglos.

Una de las puertas da acceso al vestidor de canónigos, compuesta por mobiliario del S. XVIII decorada por varios lienzos de diversos siglos desde el barroco hasta el S. XX.

Otra de las puertas da acceso a la antigua Sala Capitular.

Otra de las puertas da acceso al vestidor del Obispo, decorado con un mosaico de azulejería valenciana del S. XVII y un óleo de san Rafael del S. XVIII. A través de él se accede al Claustro.
Otros elementos
Rejería del Templo

La Catedral posee un amplio conjunto de rejería desde el S. XV. Las rejas de estilo gótico y renacentista hacen de la Catedral uno de los grandes conjuntos rejeros del Levante Español. Destacan la rejería gótica de la Capilla mayor, la reja gótica de la Capilla de la Comunión, la reja renacentista de la Capilla del Sagrado Corazón, la reja renacentista del coro, y la reja plateresca de la capilla Mayor.

Además destacan la reja plateresca de la Sala Capitular y la reja barroca de la antesacristía.
Órgano Barroco


Fotografía del órgano de la catedral.

Gran órgano barroco, transformado en romántico. Fue realizado por Nicolás de Salanova y Martín de Userralade en Valencia en el año 1733. Tiene más de 72 registros, cadereta y gran trompetería de batalla. Todos los tubos son de estaño. A finales del S. XVIII fue transformado el intrumento en romántico.

En el cúspide, el escudo cuatribarrado de la Corona de Aragón. La caja del órgano se trata de una bella obra de talla y escultura de oro fino decorada con policromía. Se trata de uno de lo pocos órganos de Europa, cuya parte inferior se encuentra pintada.
Sala Capitular

Obra del Siglo XVIII con portada plateresca y reja de forja del S. XVI. A través de ella se accede a la antesala y a la sala Capitular. Enla actualidad está destinada a Museo de arte sacro.
Sacristía Menor

Obra del S. XVIII adornada con mobiliario barroco tallado en la época de construcción de la sacristía. Se utiliza como Sacristía dela Capilla de la Comunión a la que tiene acceso directo.
Museo Catedralicio de Arte Sacro

Como cualquier edificio de este estilo, la Catedral de Orihuela ha ido haciendo acopio de numerosas obras de arte para la decoración del primer templo de la diócesis o para la realizción de forma muy solemne de los cultos del Obispo en dicha Catedral. Prueba de ello es que pese al pequeño tamaño de la Catedral de Orihuela, reúne en su edificio obras de grandísimos maestros venidos desde todos los reinos españoles y algunos extranjeros (Holanda, Francia, Italia, Génova, etc.). Esto ha dado a lugar a que la Catedral de Orihuela se convierta en la mayor pinacoteca religiosa de la Comunidad Valencia, ostentando obras muy diversas. Entre ellas cuenta con:

* Pintura: Obras de Velázquez, Vicente López Portaña, el Holandés Mathías Stommer, José de Ribera, Valdés Leal, el italiano Paolo de San Leocadio, Luis de Morales el Divino, Juan de Juanes, Bernardo López Piquer, Luis López Piquer, Pedro de Orrente, Nicolás de Villacis, Alonso Sánchez Coello, Jerónimo Jacinto Espinosa. Posee un icono ruso del S. XVII.

* Escultura: Obras de Francisco Salzillo y José Vergara. y numerosas obras de talla como el arca del Monumento de Jueves santo del S. XVI o restos de retablos de la catedral de los S. XVI al XVIII.

* Orfebrería: Numerosas obras de Orfebrería de talleres como el del genovés Hércules Gargano, Miguel de Vera, Ruvira, Martínez, el toledano Domínguez, Zapatti, etc. Destacan la Pluma de Plata de San Juan de Ribera, el arca del Monumento de Jueves santo de gran tamaño, obra de Luis Perales (S. XVIII), la custodia procesional del Toledano Dominguez (S. XVIII). Además se muestra el collar del Rector de la Universidad de Orihuela, obra de Ruvira, del S. XVIII.

* Textiles: Posee un importantísimo conjunto de textiles litúrgicos desde el S. XV hasta la atualidad, habiendo muestras de talleres de Orihuela, Madrid, Valencia y talleres extranjeros. Destacan la Casulla Renacentista, la Casulla del Obispo Gallo, el terno del Cardenal Bonaparte, etc.

* Forja: se muestran diversos objetos como los bancos del Cabildo Catedral (S. XVIII), casco del Ejército de Carlos V, etc.

* Libros: Posee más de 50 libros cantorales, un incunable (S. XV) y la Biblia del Papa Calixto III (S. XV).

Galeria de Imagenes de la Catedral de Orihuela en España


Catedral de Ciudadela (España)

0
Construcción     1300-1365
Estilo arquitectónico     Gótico, neoclásico

La Iglesia Catedral de Santa María se encuentra en la ciudad de Ciudadela de Menorca, perteneciendo a la Diócesis de Menorca. Se trata de un templo de estilo gótico catalán y construido entre los siglos XIII y XIV por expresa orden de Alfonso III de Aragón tras la conquista de la isla a los musulmanes.

La catedral fue construida sobre una antigua mezquita, hecho que se puede observar al contemplar los arcos del antiguo minarete en su campanario.

Aunque Alfonso III ordenó su construcción tan sólo 45 días después de la toma de la ciudad en 1287, no se comenzó a levantar hasta 1300, ya bajo reinado de Juan II, y se terminó en 1362. Ha sufrido repetidos saqueos y reconstrucciones, entre ellos los de los turcos en el siglo XVII en el que quemaron el templo, o durante la Guerra Civil Española cuando se destruyeron o esquilmaron todos sus ornamentos, cuadros y joyas. La fachada es de estilo neoclásico y fue construida en 1813 por orden del obispo Juano.

El templo cuenta con una nave de bóveda de crucería flanqueada por seis capillas y terminada en el altar mayor que cuenta con un baldaquino de 15 metros de altura. Tras el altar mayor se encuentra un ábside de forma pentagonal a cuyos lados está situado el coro y la sede episcopal de mármol, bendecida por Pío XII.

La parte más destacada de la misma es la capilla barroca de les Ànimes (de las Almas) del siglo XVIII. Recibió el título de basílica en 1953, concedido por Pío XII.

Galeria de Imagenes de la Catedral de Ciudadela en España


Concatedral de Castellon (España)

0

Construcción     1940-1999
Estilo arquitectónico     Gótico, Neogótico

La Concatedral de Santa María, también llamada iglesia de Santa María la Mayor en Castellón de la Plana (España) es un templo de estilo gótico con posteriores intervenciones historicistas y en estilo neogótico. Esta situada en la Plaza Mayor, junto al Ayuntamiento y la torre campanario independiente conocida como El Fadrí.

Se inicia la construcción del templo a finales del siglo XIII. Destruido por un incendio, se reanudan las obras a mediados del siglo XIV, siendo ampliadas a principios del siglo XV por el maestro de obras Miguel García de Segorbe, y siendo consagrado el templo en 1549.

La planta era de una sola nave dividida en cinco tramos, ábside pentagonal con dos capillas laterales y una central para el coro, así como capillas entre los contrafuertes, cubriéndose con bóvedas de crucería sobre los tramos y con bóveda estrellada sobre el ábside.

El templo contaba con tres portadas: dos laterales, situadas en el tercer tramo de la nave, y otra en la fachada principal, siendo estas junto con algunas claves, los únicos elementos conservados en su reconstrucción.

En 1662, con trazas de Juan Ibañez, se construye la capilla de la Comunión de planta de cruz griega y cubierta con cúpula en el centro y bóvedas de medio cañón en brazos, la cual abría en el tramo de los pies del lado de la Epístola.

Tras la demolición, sufrida en 1936 se inicia la reconstrucción a partir de un proyecto de Vicente Traver Tomás basado en las trazas del templo desaparecido. El proyecto empezó a realizarse, por Vicente Traver, en 1939, tres años después de que el Ayuntamiento, en plena guerra civil tomase la decisión de derrocar la antigua iglesia arciprestal y que se ejecutara la orden

Altar Mayor

El templo actual que ocupa una manzana completa tiene planta de cruz latina con tres naves y un ábside pentagonal. La nave central se remarca con pilares octogonales, de los que arrancan los arcos fajones. Las naves se cubren con bóveda de crucería, siendo la de la cabecera de media estrella y el crucero, con cimborrio, cubre también con bóveda estrellada.

Galeria de Imagenes de la Catedral de Santa María (Castellón)


Catedral de Siguenza-Guadalajara (España)

0
Construcción     1144-1326
Estilo arquitectónico     Románico, gótico

La Catedral de Sigüenza tiene su origen en enero de 1124, cuando el obispo Don Bernardo de Agén (1121-1152), reconquista la ciudad con objeto de contrarrestar la influencia del obispado de Osma, en tiempos del reinado de Doña Urraca (hija de Alfonso VI). Fue nombrado obispo en 1121 (antes de la conquista del lugar), por el Arzobispo de Toledo, Bernard de Sedirac, de la orden de Cluny, continuando la influencia de esta orden monástica introducida en el Reino de Castilla por Alfonso VI y Alfonso I de Aragón, esposo de la reina castellana.

Actualmente sigue sin demostrarse con seguridad la localización de la primitiva catedral, aunque tenemos dos hipótesis:

* La primera se basa en un documento de 1138, en el que el rey Alfonso VII otorga una donación del terreno donde ha sido fundada.
* La segunda que, según un documento de 1144, Don Bernardo reedifica con doble muro y Torre una primitiva Catedral, posiblemente sobre los restos de una antigua iglesia visigoda o mozárabe.

Este obispo consiguió de Alfonso VII (1126-1157), privilegios y donaciones, con los que acrecentar la nueva población, unificando los dos poblados: el superior en torno al castillo y el inferior, el mozárabe, en torno al cauce del Henares.

La Catedral

Periodos de la construcción

Comenzó la construcción en el siglo XII en 1124, con el obispo Bernardo de Agén, aunque fueron los siguientes obispos, los que más impulsaron su construcción. Las obras continuaron hasta el siglo XVI, aunque la ornamentación duró dos siglos más hasta el XVIII. También se tienen que tener en cuenta las obras de restauración que se llevaron a cabo tras la guerra civil, en 1939.

Se compone de una planta en cruz latina, de tres naves, amplio transepto, capilla mayor rodeada de girola o deambulatorio, cimborrio o linterna, sobre el crucero, dos torres gemelas en la fachada occidental. El claustro, al norte. Aunque las obras comenzaron en estilo románico, en su conjunto es un buen ejemplo de arquitectura de estilo cisterciense, transición al gótico. Siempre destacara esta Catedral, por el aspecto de fortaleza, con sus torres gemelas almenadas.
Etapas y obispos constructores

Con el obispo Don Pedro de Leucate (1152-1156), sobrino del anterior, comienzan las obras de la nueva Catedral. Adopta el plan de cabecera benedictina.[1] La construcción comenzó, con la capilla mayor y capillas absidiales y las dos torres de la fachada, creadas con miras defensivas.

La obra esta realizada, a base de arenisca roja, del periodo Triásico inferior.

En la prelatura de Don Cerebruno (1156-1167), se da un gran impulso a las obras, cerrando las naves y haciendo las tres puertas románicas, de la fachada principal.

Con el cuarto obispo D Joscelino Adelida (1168-1171), al llegar la construcción al crucero y a su nave transversal, en 1169, queda abierta al culto, de esto da fe, un crismón[2] en el tímpano de la puerta de la torre del Gallo, indicando que la obras habrían llegado a esta parte del transepto.

Trompa románica

Las obras fueron iniciadas en el estilo románico exuberante de Cluny, pero rápidamente se impondría la austeridad del Cister, reduciendo el tamaño del Coro y los capiteles, no van a ser historiados, (animales, escenas bíblicas, etc), sino de tema vegetal.

En paralelo con las obras de la iglesia, (las cinco capillas absidiales), comienza la construcción de un Claustro, donde se irán edificando las dependencias, para la comunidad.

En la época del obispo Don Arderico (1178-1184), primer obispo de origen español, el cabildo se trasladó, a las dependencias habitables del Claustro.

Fray Martín de Finojosa (1185-1192), monje cisterciense y abad de Santa María de Huerta, influyo lógicamente en el estilo de la construcción, cambiando el estilo románico, por el protogótico.

Ya a caballo del siglo XIII, el obispo Don Rodrigo (1192-1221), tiene el afán de hacer |gótica la Catedral, elevando las bóvedas, sobre el románico primitivo (posiblemente con tejado de madera).

Durante el siglo XIV, queda terminada la obra inicial, del edificio, ya con la planta, gótica, que podemos ver hoy día.

Componentes externos

* El Atrio. Construido en 1536, después de destruir la muralla, que se situaba delante de la Catedral. Consta de 21 columnas de piedra caliza, rematadas por leones cincelados por Francisco de Baeza (1503-1542) y mide 48 x 24 metros. En 1783 se labraron las rejas y las dos puertas, en el lado norte del Atrio, se halla la Contaduría del Cabildo, con tres ventanas platerescas.

Portada principal

* Fachada oeste y portada principal. Es románica, aunque con añadidos posteriores neoclásicos y barrocos. Forma tres cuerpos, que corresponden a las tres naves del edificio, divididas por dos recios contrafuertes.
o En el cuerpo central: Medallón en bajorrelieve barroco y rosetón románico de doce radios. A ambos lados, sobre las puertas laterales, sendos ventanales románicos, con arcos de medio punto, indicando el comienzo románico de la construcción. Sobre estos ventanales y sobre el rosetón, tres arcos apuntados, ojivales, que indican la altura de las naves, muestran la transición al gótico de la obra.
o Puertas: Las tres de la portada principal, son románicas, arco de medio punto y bocina muy abierta. Las hojas de madera o batientes son de 1625.
o Torres y campanas: A ambos lados de la fachada principal, se elevan las dos torres de piedra arenisca, de cuatro cuerpos. La torre de la derecha, llamada de Las Campanas, tiene una altura de 40,5 metros, con una escalera interior de 140 escalones, su último cuerpo fue añadido en el siglo XIV, por el Cardenal Pedro Gómez Barroso (1348-1361), que también hizo recubrir de piedra de sillería la obra inicial, hecha en mampostería. La torre de la izquierda, llamada de Don Fadrique tiene una altura de 41,7 metros y se terminó en el siglo XVI. Estas torres, que inicialmente estuvieron aisladas, se construyeron con miras defensivas y más tarde se unieron a la muralla.
o Balaustrada: Las dos torres se comunican, por una balaustrada de piedra, mandada construir en 1725.

Fachada sur.

* Fachada sur: En la nave central (más alta), se puede observar los ventanales ojivales, separados por columnas o contrafuertes, con los aleros, apoyados sobre canecillos,[3] con formas de animales, alternando con metopas, decoradas con motivos vegetales. Los ventanales de la nave lateral (inferior), muestran la transición románico-ojival, con aleros, con cornisa de arquillos ciegos. Más hacia levante, encontramos la Puerta del Mercado, antiguamente de La Cadena, que da a la Plaza Mayor, de estilo románico, del siglo XII, esta puerta esta cubierta, por un pórtico cerrado de estilo neoclásico, construido en el siglo XVIII, en 1797, por el arquitecto Bernasconi. Sobre la portada, hay un rosetón románico de transición al gótico, del siglo XIII. La torre del Gallo, es del comienzo del siglo XIV, hacia 1300, y en sus orígenes fue atalaya militar, ha sufrido varias restauraciones a lo largo de los años. Sobre la nave central, vemos La Linterna o cimborrio, de la época de la posguerra española.
* Fachada norte: Es análoga a la sur, con un rosetón diferente; en esta fachada, la torre equivalente a la Torre del Gallo, se halla sobre la sacristía de Santa Librada, en el brazo del transepto, la altura de esta torre, es la de la nave central y esta sin acabar.
* Fachada este: donde se ve, la Girola, que sustituyó, a las cinco capillas, absidiales. La Linterna y los altos ventanales góticos, en el presbiterio.

Componentes internos

Planta actual.

La Catedral, se compone, actualmente, de una planta de cruz latina, con tres naves, amplio transepto y cabecera con un gran ábside, que contiene la capilla mayor y rodeada por la girola o deambulatorio.

Tiene 80 metros de largo por 31 metros de ancho, de un extremo a otro del crucero, y 28 m, de longitud, en las otras naves. La nave central, de algo más de 10 metros de ancha, tiene 28 m de altura, las laterales 21 m.

Las naves están separadas, por enormes pilares, a los que se adosan columnas, que rematan en una primera línea de capiteles unidos, todos ellos de tema vegetal, donde se apoyan los arcos fajones[4] y los arcos formeros.[5] De los capiteles arrancan los nervios pétreos, que forman las bóvedas ojivales de crucería, en general son de crucería simple (con dos nervios diagonales), aunque hay, dos bóvedas sexpartitas, a los lados del crucero o incluso octopartita, en la linterna.
Nave izquierda o del Evangelio

Capilla de la Anunciación.

* Parroquia de San Pedro: Primera capilla que encontramos, a la izquierda, es obra del siglo XV, construida en tiempos del obispo D Fernando Luján (1449-1465), en 1455, su portada es plateresca, realizada por Francisco de Baeza. La reja es gótico-plateresca de Juan Francés de 1533.
* Puerta de San Valero: Con pilastras[6] renacentistas, arabescos mudéjares y arcos de estilo gótico, aunque es de principios del siglo XVI, labrada por Domingo Hergueta. Esta puerta da entrada al Claustro, donde se halla la capilla de S Valero, la más antigua, dentro de la catedral, con planta románica y verja gótica.
* Altar de San Martín: Retablo barroco de 1668.
* Capilla de la Anunciación o de la Purísima: Fundada en 1515 por el Provisor D Fernando Montemayor, que sustituyo a Cisneros, la fachada es una mezcla de estilos, la parte baja es plateresca, el centro mudéjar, con la decoración geométrica de líneas entrecruzadas, formando figuras estrelladas y poligonales (lacería) y el friso que le sigue también de lacería, rematado por una cornisa, muy decorada de tipo musulmán, con una figura de león, en cada extremo. La reja es gótico|gótica, de Juan Francés, con barrotes retorcidos y temas renacentistas.
* Capilla San Marcos:La fachada es gótica, el intradós,[7] es gótico plateresco.
* Altar S Juan Bautista:formado por arco plateresco de Francisco de Baeza (1530), con un retablo barroco del siglo XVIII.

Transepto izquierda: zona del plateresco

Portadas platerescas.

Portadas platerescas.

En el transepto encontramos cuatro piezas fundamentales del plateresco de la Catedral, y son:

* Sacristía Moderna o de Sta Librada: con portada plateresca de Francisco de Baeza, pilastras (véase nota-6) planas, sobre pedestales, con jambas y dintel con adornos vegetales tallados. Tiene un gran friso y frontón, con las armas de D Fadrique de Portugal.
* Puerta del Pórfido (y del Jaspe): de comienzos del siglo XVI, su decoración es de estilo plateresco, con pilastras lisas y una serie de frisos. Da paso al Claustro, donde se halla la Puerta de Jaspe de 1507, en mármol amarillo y rojo; es la parte renacentista más antigua de la Catedral.
* Altar y retablo de Sta Librada: Una de las mejores obras del plateresco, trazada por Alonso Covarrubias y realizada bajo la dirección de Francisco de Baeza. El retablo, labrado en piedra caliza, consta de tres cuerpos; tiene decoración manierista y se mezclan escenas de la vida de la santa con temas mitológicos (los trabajos de Hércules).
* Mausoleo de D Fadrique de Portugal: Realizada en la misma época y por el mismo autor que la anterior, consta también de tres cuerpos, con un zócalo de gran ornamentación y una cartela con una inscripción funeraria. Le flanquean varias columnas y pilastras; está coronado por un calvario.

Girola

Bóveda de las Cabezas

Capilla Espíritu Santo

También llamada deambulatorio, fue añadida a la Catedral, a finales del siglo XVI y se acabó en 1606. A lo largo de la girola, observamos bóvedas de medio cañón, con arcos perpiaños.[8]

* Sacristía menor: Era una, de las antiguas capillas absidiales, originales del siglo XII, portada barroca de 1688, con altas bóvedas góticas.
* Sepulcro de D Bernardo de Agén: Estatua yacente de mármol de estilo gótico, esculpida por Martín de Lande en 1449, bajo arco escarzano.
* Sacristía mayor o de Las Cabezas: En 1532, Alonso de Covarrubias hizo el diseño, trazando los planos, en la ejecución intervienen Francisco de Baeza y Martín de Vandoma 1554. La portada es renacentista, plateresca de 1573, en piedra, con columnas adosadas sobre altos pedestales y con varias hornacinas, la puerta es de nogal, con tallas del plateresco. El interior, la bóveda de medio cañón, formada por cuatro secciones divididas por arcos perpiaños, tiene 304 cabezas grandes y 2000 pequeñas.
* Capilla del Espíritu Santo: Por medio de una portada muy ornamentada y una reja plateresca de hierro forjado, obra de Hernando de Arenas, de 1561, se entra en la capilla de factura plateresca, los muros culminan, en una cúpula semiesferica sobre pechinas, que soportan una linterna majestuosa, obra de Martín de Vandoma.
* Altar de S Ildefonso: Arquitectura del siglo XVII, de línea renacentista. Retablo del mismo siglo.
* Altar de S Felipe Neri:Arquitectura renacentista, de corte herreriano.
* Capilla del Cristo de la Misericordia: Fue antiguo sagrario o sacristía mayor, con portada plateresca, con arco de medio punto y un frontón triangular renacentista, muy recargado, construida en 1498 por Miguel de Aleas y Fernando de la Quejigas. La reja es del siglo XVII, labrada por Domingo Zialceta en 1649. En el interior, bóveda gótica tardía, retablo barroco moderado, con altar del mismo siglo.

Crucero

Bóvedas del crucero y presbiterio

Es el espacio en que se cruzan dos naves perpendiculares. Este espacio de planta rectangular, está delimitado por cuatro pilares, tres de ellos recubiertos por varias columnas en haz, con cuatro estatuas adosadas, del siglo XIV.

El crucero da paso, al frente. al presbiterio, pasando bajo un magnifico arco toral[10] sostenido por haces de columnas, donde se sitúa la capilla mayor. Hacia atrás, el crucero da paso al coro. En el transepto, los laterales del crucero, están cubiertos por bóvedas sexpartitas y acaban los dos, con un rosetón.

La bóveda central, de planta cuadrada, está dividida, por nervios, en ocho partes, dejando espacio para ocho ventanales ojivales, formando la Linterna.
Presbiterio y Capilla Mayor

Se acede a este recinto, al fondo de la nave principal, por una reja plateresca de hierro forjado del siglo XVII, realizada por Domingo de Zialceta.

* Presbiterio: La parte inicial del presbiterio, de planta cuadrada y cubierta con una bóveda sexpartita, deja espacio para cuatro ventanales de estilo ojival, en las fachadas norte y sur. En el muro de la Epístola, enterramiento gótico-borgoñón, del Cardenal de San Eustaquio (1424-1434); a los lados estatuas de S Pedro y S Pablo y por encima de éstas unos pináculos que terminan en una hilera de arcos ciegos y de estilo gótico, el nicho, con la estatua yacente, está dentro de un arco con forma de quilla invertida, arco conopial.[11]
* Capilla Mayor: En el ábside, de planta poligonal, cubierto por una bóveda dividida en nueve partes, con siete ventanales de arcos apuntados, orientados hacia el este.

Púlpito del evangelio.

*
o Altar Mayor: Retablo renacentista en madera policromada, con tres cuerpos de diferentes órdenes, jónico, corintio y compuesto,[12] obra de Giraldo de Merlo del siglo XVII, esta es una de las obras maestras de este escultor, parecida al del Monasterio de Guadalupe, aunque inferior al de la Catedral de Cuenca; antiguamente, alrededor del altar estaba el Coro, que hacia 1490 se transladaría a su situación actual. Es posible que antiguamente, encima de este antiguo Coro, hubiera una tribuna o Triforio, pues tras el altar se observan algunos ventanales tapiados en el muro.
o Púlpito de la epístola: Realizado en alabastro y trazado por Rodrigo Alemán en 1496, fue mandado poner por el Cardenal Mendoza; lo soporta una columna de sección octogonal y capitel corintio.
o Púlpito del evangelio: También en alabastro, es quizá la mejor obra de Martín de Vandoma, fechada en 1572. Nacido en Sigüenza, podemos encontrar muchas de sus obras en la Catedral. Su columna es cilíndrica con fuste estriado y capitel jónico-corintio, la caja es octogonal con imágenes de la pasión.

Coro

Situado en el centro de la nave principal, fue construida por iniciativa del cardenal D Pedro González de Mendoza (1467-1495), anteriormente estaba en la capilla mayor.

Se entra en el recinto, por una reja renacentista de hierro forjado del siglo XVII, la planta es rectangular, compuesta por ochenta y cuatro asientos, situados en dos filas, la segunda más elevada, la sillería es de nogal, con los respaldos, con ornamentación de estilo gótico, con celosías que no se repiten; sobre los asientos de la sillería alta, hay un dosel corrido, en gótico florido. Coronando la sillería superior y sobre el dosel corrido, se extienden dos tribunas, donde se encuentra el órgano churrigueresco, con una balaustrada plateresca.
Transepto derecha

Sepulcro del Doncel.

* Capilla del Doncel (de los Arce) o de S Juan y Sta Catalina: Nos encontramos esta capilla en el lado sur del transepto y es un verdadero museo de obras de la estatuaria castellana, de los siglos XV y XVI. Fue una de las capillas absidiales, la portada es plateresca con muchos elementos góticos, de Francisco de Baeza, siendo la reja de Juan Francés de entre 1526 a 1532. En el interior hay varios enterramientos, destacando en el centro del panteón el mausoleo, de estilo renacimiento, de los padres del Doncel, Fernando de Arce y Catalina de Sosa, sostenido por leones y con efigies yacentes de ambos, la cabeza de ella sobre un cojín, la de él sobre laureles, indicando que murió guerreando. Destaca también, en el muro, el sepulcro plateresco de Fernando de Arce, obispo de Canarias y hermano del Doncel. Pero la obra maestra de esta capilla y quizás de la Catedral, es el enterramiento de Martín Vázquez de Arce, el Doncel de Sigüenza, en gótico flamígero obra de Sebastián de Almonacid; bajo una hornacina en arco de medio punto, se halla el sepulcro con la estatua semiyacente del Doncel recostado, en alabastro. La parte inferior de la hornacina,[13] contiene la siguiente inscripción:
Aquí yaze Martín Vasques de Arce – cauallero de la Orden de Sanctiago – que mataron los moros socorriendo – el muy ilustre señor duque del Infantadgo su señor – a cierta gente de Jahén a la Acequia – Gorda en la vega de Granada – cobró en la hora su cuerpo Fernando de Arce su padre – y sepultólo en esta su capilla – ano MCCCCLXXXVI. Este ano se tomaron la ciudad de Lora. – Las villas de Illora, Moclin y Monte frío – por cercos en que padre e hijo se hallaron.
Anónimo

* Retablo sur del transepto: Se compone de varias de las tablas realizadas entre el siglo XV y XVI, para el retablo, mandado construir, por la familia de la Cerda, hacia 1440. Pintadas en un estilo fusión del gótico, con la pintura de Siena.
* Puerta del Mercado o de las Cadenas: Por la que se sale a la Plaza Mayor. Se llamó de la Cadena, porque allí se situaba el tribunal del provisor o alcalde y una cadena separaba el tribunal, del pueblo. El interior tiene aire románico, con un rosetón de gran belleza.
* Retablo de Ntra Sra de la Leche: Este retablo está adosado, al pilar delantero derecho del coro, la imagen es de alabastro, de 1514, obra de Miguel de Aleas; el retablo, realizado en estilo plateresco, es de Francisco de Baeza, las columnas, que enmarcan la media cúpula avenerada, también son de alabastro, terminando con un friso y un frontón, con el escudo del Cabildo.

Nave derecha o de la epístola

Altar de Ntra Sra La Mayor.

Vista del Claustro.

* Altar de Ntra Sra de las Nieves: Altar de estilo barroco de 1718. A su derecha está el sepulcro de Pedro García de la Cornudilla de 1462, muy deteriorado.
* Altar de Sta Ana: Con retablo barroco, de 1676.

Trascoro

* Altar Ntra Sra La Mayor: Gran retablo barroco, con seis grandes columnas salomónicas de mármol plomizo y cuatro rosáceas, realizado por Juan de Lobera y terminado en 1688. La imagen de la Virgen, es una talla románica, en madera de ciprés, del siglo XII. Es la patrona de Sigüenza.

Claustro

Crucería gótico mudéjar.

Se inició la reedificación en 1505, por iniciativa del obispo y cardenal Bernardino López de Carvajal (1495-1511), con ayuda del Cardenal Cisneros, que fue capellán mayor de la Catedral en tiempos del obispo Pedro González de Mendoza, el cardenal Mendoza, para sustituir el inicial, que tendría el techo de madera.

Es de estilo gótico tardío, con elementos renacentistas, mide casi 40 metros, cada una de las cuatro galerías, con siete ventanas ojivales, por lado, caladas con celosías y protegidas, estas, por rejas góticas.

Las bóvedas del claustro son de crucería sexpartita, con algunas claves[14] labradas y con policromía; los arcos de las bóvedas no se apoyan en columnas. Está situado al lado norte de la Catedral.

* Capilla de San Valero: Es la capilla más antigua y se encuentra en la nave de comunicación junto a la puerta del mismo nombre, que da paso a la Catedral. Es de planta románica, con verja de estilo gótico.

* Capilla de la Concepción: La capilla más interesante del Claustro, terminada en 1509 en estilo gótico flamígero. Su portada se abre, entre dos pilastras muy decoradas y termina en un friso, decorado con una Virgen, debajo del cual un arco escorzano, muy decorado. En el interior, destacan las dos tribunas con balaustres y decoración plateresca y especialmente, la bóveda de crucería gótico-mudéjar, de nervaduras múltiples de terceletes, con las dovelas clave, con decoración polícroma; en los muros quedan restos de pinturas iniciales, con arcadas platerescas, recreando a través de ellas un jardín, todo muy desgastado por el paso del tiempo.

La Catedral de Sigüenza, toda oliveña y rosa a la hora del amanecer, parece sobre la tierra quebrada, tormentosa, un bajel secular que llega bogando hacia mi…
José Ortega y Gasset

Bibliografía

* Felipe-Gil Peces y Rata (1997). La Fortis Seguntina: La Catedral de Sigüenza. Barcelona, Ed. Escudo de Oro, S.A. ISBN 84-378-1910-5.
* María del Carmen Muñoz Párraga (1987). La Catedral de Sigüenza (Las fábricas románica y gótica. Guadalajara, Ed. Publicaciones del Cabildo se SICB de Sigüenza.
* Fernández Madrid, Mª Teresa (1990). El Mecenazgo de los Mendoza en Guadalajara. Madrid, Marques de Santillana. Diputación de Guadalajara. ISBN 84-87164-03-X.

Galeria de Imagenes de la Catedral de Singuenza en España

Concatedral de Guadalajara (España)

0
Construcción     Siglos XIII y XIV
Estilo arquitectónico     Mudéjar

La concatedral de Santa María de la Fuente la Mayor o, simplemente, de Santa María es una iglesia mudéjar de Guadalajara (España) y una de las sedes episcopales de la Diócesis de Sigüenza-Guadalajara junto con la Catedral de Santa María de Sigüenza. Fue construida durante el siglo XIV sobre una mezquita del XIII.

Su interior está formado por tres naves que enlazan a tres pórticos: el central, solucionado en arco de herradura y los dos laterales, en arco túmido. El campanario está recubierto de ladrillo y cuenta con ocho campanas: una del siglo XVIII, dos del XIX y las otras cinco del XX.

En el interior destaca el retablo mayor de Francisco Mir, en estilo renacentista manierista.

Descripción
Exterior

Conserva de la primitiva construcción gran parte del exterior del templo. En la fachada que da a la plaza de Santa María se encuentra la puerta principal de ingreso al centro. Sobre el muro meridional se encuentra otra puerta apareciendo un tercer ingreso, hoy condenado, en el muro de la antigua sacristía, que se adhería a este costado del templo. Estas puertas constituyen unos magníficos ejemplos de estilo mudéjar, y se forman con arcos de herradura apuntados de tradición siria. De ladrillo visto, en toda su estructura, el arco propiamente dicho se forma con resaltes de ladrillo en disposición radiada, contorneándose por una hilada de ladrillo que a trechos forma lazadas sencillas, incluyendo en el interior de ellas fragmentos cerámicos de color verde. Se flanquean de aplanadas pilastras, y en el alfiz muestran, la occidental, una decoración en resaltes de ladrillos dispuestos en radiación convergente hacia el centro de la puerta, mientras que repiten la misma disposición que la portada, marcando una imposta del mismo material. La puerta de la antigua sacristía repite la estructura de la principal.

Se circuyen los muros de sur y poniente por una porticada sostenida por altas columnas que rematan en capiteles de estilo Renacimiento alcarreño, puesta en los comienzos del siglo XVI. El resto de los muros del templo se forman por hiladas de ladrillo entre el mampuesto, con enfoscados de diversos tipos. Sobre el crucero resalta una linterna, cuadrada, también de ladrillo, puesta a comienzos del siglo XVII
Torre


Torre de la concatedral

La torre se adosa al muro meridional, cerca de la cabecera del templo. Existen indicios de que antiguamente estuvo aislada del resto del templo. Es de planta cuadrada, con gruesos muros de mampostería revestidos de ladrillo, horadadas solamente, en sus dos cuerpos inferiores, por estrechas saeteras que iluminan una interesante escalera que asciende hasta el cuerpo de las campanas, en que estas aparecen cobijadas por arcos de medio punto, muy elevados, enmarcados por líneas de ladrillo profusamente decoradas a base de juegos y combinaciones con este material. Rematando este cuerpo existe una cornisa también de ladrillo y encima otro cuerpo, más moderno, del siglo XVI, que remata en chapitel de estilo madrileño.
Interior

De tres naves, separadas por fuertes pilastras y arcos de medio punto, con acentuado crucero cubierto de cúpula con linterna, y presbiterio elevado. La techumbre de la nave es de escayola, y sobre ella se conserva, invisible, un artesonado primitivo mudéjar. A los pies del templo, coro alto.

Se abren capillas a los dos lados. En la nave de la epístola, se encuentra la capilla de los Figueroa y Torres, ocupando el lugar de la antigua sacristía. Contiene los enterramientos de esta noble familia, con buen altar en mármol, obra del siglo XIX, y varias lápidas sepulcrales. En la cabecera de esta nave, se abre la capilla de la Visitación, fundada en 1480 por don Alonso Yáñez de Mendoza, familiar del cardenal Mendoza. Solo se conserva de lo primitivo la estatua yacente, en alabastro, que la representa revestido con hábitos religiosos y manos orantes. Lo demás es añadido del siglo XVIII, en que un descendiente puso hornacina de gusto neoclásico conteniendo el escudo de Yáñez timbrado de capelo.

En la nave del evangelio se pueden ver empotradas dos lápidas sepulcrales, con escudos, pertenecientes a Juan Sánchez Hurtado, comisario de la Inquisición y cura de Santa María en 1636, y a Manuel de Albornoz y Sotomayor, también cura de la iglesia, a cuya costa se hizo el altar mayor, en el primer cuarto del siglo XVII. Se ve en ese muro un lienzo representando a la Virgen de la Varga. Se abre la capilla del Santísimo, fundada por la familia Guzmán a principios del siglo XVI, en la que fueron enterrándose todos sus miembros hasta el pasado siglo XIX. Sobre la puerta de entrada, se ven polícromas las armas de Guzmán, y en el interior de la capilla aparecen también varios grandes escudos de esta familia con sus diversos entronques, y esta leyenda que corre por el friso:
Esta capilla de Nuestra Señora de la Paz y Misericordia fue fundada por el M.N. Cavº don Luís Guzmán y María de Guzmán su muger SSres. de la Villa de Alvolleque Lugar de Enterramiento y descanso y sus suzesores en su casa y Mayorazgos, y se an de poder enterrar en ella los dhos patronos y todos sus hijos y descendientes y demás personas que los dhos patronos quisieran señalando ellos el entierro a cada uno y se han de traer y depositar aquí todos los huesos de la capilla mayor.

En la nave central, al pie del presbiterio, se ven varias lápidas o fragmentos recogidos de los muchos que ocuparon antiguamente el templo.

En el presbiterio se puede admirar un frontal de altar, y un púlpito con abundante decoración plateresca, policromados. En la pared del evangelio, aparece el enterramiento de don Juan Morales, natural de Guadalajara. Bajo moderno arcosolio, aparece la estatua orante, arrodillada sobre un almohadón, del donante, que se cubre la cabeza con bonete de finales del siglo XV. Ante él, buena escena en medio relieve: la Resurreción, con cuatro figuras y un paisaje. Sobre el grupo, escudo del personaje.

El fondo del presbiterio es ocupado por un magnífico retablo, obra del primer tercio del siglo XVII, de autor desconocido. Se estructura en dos cuerpos y tres calles, estando ocupados sus espacios expositivos por magníficas escenas de talla en relieve representando pasajes de la Vida de la Virgen, así: la Natividad, la Epifanía y otras, presididas todas al centro por una representación magnífica de la Asunción de María, y en lo alto un Calvario. Es obra renacentista bien policromada y tratada en sus tallas y aspectos estructurales con mesura y elegancia.

Enlaces Relacionados

http://www.catedralescatolicas.com/?p=246

Galeria de Imagenes de la Concatedral de Guadalajara en España

Go to Top